_
_
_
_

Más cultura financiera desde el colegio: ¿qué impacto tiene a nivel personal, económico y social?

Los alumnos españoles de 15 años se sitúan por debajo de la media de la OCDE en conocimientos financieros

skynesher (Getty Images)

Los españoles volvemos a suspender en educación financiera. En concreto, son los alumnos españoles de 15 años los que se encuentran por debajo de la media del resto de países de la OCDE en conocimientos financieros.

España, según el último informe PISA 2022 (Volumen IV) publicado la semana pasada, ha perdido cuatro puntos en el ranking respecto a la edición del año 2018, cuando logró su mayor puntuación, 429 puntos. Ahora, nuestro país tiene el puesto número 12 del ranking de competencias financieras. Con 486 puntos, se encuentra por debajo de la media del resto de países de la OCDE, que está en 489 puntos, y lejos de las primera posiciones que obtiene Bélgica (527 puntos) o Dinamarca (519). En el lado contrario de la tabla están Malasia (406), Arabia Saudí (412) y Brasil (416).

¿Qué implicaciones tienen estas cifras? ¿Qué significa que los alumnos españoles cada vez tengan menos cultura financiera? En el informe explican que, en la actualidad, son muchos los jóvenes de 15 años que en el día a día ya se enfrentan a decisiones financieras y ponen el foco en el comportamiento que estos pueden tener en el futuro y cómo lo que están aprendiendo ahora les puede marcar cuando lleguen a la edad adulta y se enfrenten a otro tipo de decisiones de mayor envergadura, como puede ser interpretar una nómina, hacer la declaración de la renta, ahorrar e invertir parte de su salario o comprarse su primera vivienda.

“Es probable que se enfrenten a una complejidad y unos riesgos cada vez mayores en el mercado financiero a medida que se adentren en la edad adulta. Dado que un mejor conocimiento y comprensión de los conceptos y riesgos financieros podría ayudar a mejorar la toma de decisiones financieras entre adultos y jóvenes, la alfabetización financiera se reconoce hoy en día en todo el mundo como una habilidad esencial para la vida”, explican en el informe.

¿Somos conscientes de esta realidad? ¿Estamos educando a los estudiantes teniendo en cuenta esa premisa? Y, más importante aún, ¿entendemos los adultos que tener cultura financiera es básico para tomar decisiones de forma consciente e informada? En este blog hemos hablado en muchas ocasiones de lo importante que es formarse en finanzas y aprender ciertos conceptos económicos desde que somos pequeños para poder entenderlos e interiorizarlos de manera que nos ayuden a comprender mejor el contexto económico en el que nos encontramos y cómo este nos puede afectar. Pero no solo eso.

Cómo ayuda tener cultura financiera a cumplir con los propósitos personales

Las decisiones financieras trascienden la parte económica y tienen mucho más que ver con decisiones y objetivos personales. Más allá de ciertos conceptos técnicos que pueden ayudar a entender, por ejemplo, el efecto que tiene a largo plazo la inflación sobre nuestro bolsillo si no invertimos nuestro dinero o qué es el riesgo a la hora de invertir en ciertos productos financieros, tener educación financiera es fundamental para el día a día y para el futuro y es indispensable para que las personas tengan una buena relación con su dinero.

Comprender que el dinero, por sí mismo, no es un fin, sino que es el medio que ayuda a conseguir lo que es importante para cada uno de nosotros es el primer paso para que las personas pueden cumplir sus objetivos y sean conscientes del impacto y de las consecuencias futuras de las decisiones de consumo, ahorro e inversión que están tomando en el presente.

¿Qué quiere decir esto? Tener más cultura financiera contribuye a que las personas tengan los conocimientos y las habilidades necesarias para tomar buenas decisiones, decisiones que les van a hacer tener una vida plena, progresar y conseguir todo aquello que siempre han querido. Ya sea a nivel profesional, formándose y consiguiendo el trabajo de sus sueños; a nivel empresarial, emprendiendo y creando la empresa con la que llevaban un tiempo fantaseando o creando una familia.

Todo este crecimiento y progreso a nivel personal contribuye al desarrollo social, al enriquecimiento y al progreso económico de los países. De hecho, del informe PISA se desprende que son los países más desarrollados y con mayor renta per cápita los que, en general, más estudiantes con mayores competencias financieras tienen.

“Los estudiantes con ventajas socioeconómicas obtuvieron mejores resultados en la evaluación de alfabetización financiera PISA 2022 que los estudiantes desfavorecidos en 87 puntos en promedio en los países y economías de la OCDE, lo que representa más de un nivel de competencia”, destacan en el informe. En el caso de España, la diferencia entre los estudiantes más favorecidos y los menos se sitúa en 73 puntos, una de las distancias más bajas de los 20 países del informe. Con menos brecha están: Arabia Saudí con 59, Canadá e Italia con 68 los dos y Dinamarca, con 71.

¿Es entonces el nivel socioeconómico lo que marca el conocimiento financiero de los estudiantes o es al revés y es el nivel de cultura financiera lo que ayuda a que los países crezcan más y sean más prósperos? A la espera de ver los resultados de los próximos años y si hay cambios significativos, podemos asumir la segunda parte y ayudar a fomentarla para que las personas, desde que sean pequeñas, aprendan conceptos financieros que les ayuden en sus relaciones, proyectos y planes que lleven a cabo a lo largo de toda su vida.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_