_
_
_
_
_

El ICO despunta como comprador de deuda de grandes empresas e invierte más de 300 millones de euros este año

Participa en las colocaciones en mercado con peticiones que llegan a superar 100 millones

Principales emisores de deuda corporativa en España en 2024
Belén Trincado Aznar
Nuria Salobral

El Instituto de Crédito Oficial (ICO) no solo concede préstamos a las empresas españolas. También las financia con la adquisición de su deuda en las emisiones públicas que realiza, en una actividad que no se limita a las pymes o a las compañías que emiten en el Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF) sino también a las grandes corporaciones españolas. En el primer trimestre del año, el ICO ha participado en cinco colocaciones de bonos y ha adquirido 303 millones de euros, con lo que se sitúa como un actor cada vez más relevante en estas operaciones de deuda, según reconocen fuentes financieras.

Las empresas españolas ya apenas cuentan con la participación del BCE en sus emisiones. El banco central se está replegando del mercado de capitales y su presencia en las colocaciones de bonos es casi testimonial. Aún conserva, eso sí, un volumen de deuda corporativa española que ronda los 28.000 millones de euros, que irá en descenso a medida que lleguen los vencimientos. La actividad del ICO en el mercado primario está muy lejos se emular al banco central: su deuda corporativa en balance era al cierre del primer trimestre de 1.256 millones de euros, adquiridos a través de 25 operaciones. Pero su actividad está teniendo un peso destacado en las recientes colocaciones de deuda de las grandes empresas españolas, con peticiones por un importe significativo.

“Hemos visto al ICO en emisiones corporativas recientes, no en todas pero sí con presencia más frecuente de lo habitual, y con volúmenes importantes, de entorno a los 100 o 150 millones de euros”, señalan desde un banco colocador. Fuentes del ICO señalan que la institución comenzó su programa de compras de bonos corporativos de empresas españolas en 2018, que amplió en 2019 con la adquisición de bonos emitidos por pymes en el mercado MARF. “Esta actividad se complementó y reforzó con el programa de compra de pagarés, aprobado en 2020, y que gracias a los avales del Estado, contribuyó a que las empresas de mediana capitalización mantuvieran el acceso a los mercados”, señalan.

El papel del ICO en las emisiones de deuda corporativa de las grandes empresas españolas no puede ser protagonista. La institución tampoco puede participar en emisiones cuyos fondos vayan destinados a refinanciaciones. Así, su compra de bonos no puede suponer más del 15% del total de la emisión -un porcentaje que se eleva al 20% en las colocaciones en el MARF- y tampoco superar la cuantía que adquiera el mayor comprador de dicha emisión. “Se da preferencia a aquellas empresas certificadas como emisores responsables o que coticen en índices de sostenibilidad, favoreciendo las actividades y proyectos que mejoren el comportamiento ambiental”, explican fuentes del ICO, donde también dan prioridad a emisores con rating de grado de inversión. La calificación financiera en todo caso no podrá ser inferior a BB-. En sus tiempos de máxima actividad compradora, el BCE podía llegar a copar el 40% de una colocación de deuda, que debía tener siempre la calificación financiera de grado de inversión. Solo con el lanzamiento de su programa de compras extraordinario a raíz de la pandemia -PEPP por sus siglas en inglés- el BCE se concedió licencia para adquirir deuda empresarial con un rating inferior.

El ICO no da el detalle de sus compras de bonos corporativos pero en lo que va de año el emisor español más activo en el mercado de capitales ha sido Telefónica. La operadora, de la que la SEPI posee ya más el 9% del capital, ha lanzado al mercado un total de 2.850 millones de euros, según datos de Dealogic. Le siguen Adif, que ha realizado dos emisiones por un importe global de 2.092 millones de euros; Cepsa, con 747 millones de euros e Iberdrola, con 700 millones de euros. También han emitido deuda este año Enagás (600 millones), Cirsa (653 millones), Amadeus (500 millones) y Redeia (497 millones).

El papel del ICO en la financiación de las empresas españolas a través de la compra de bonos se verá reforzado con el despliegue de la segunda fase del Plan de Recuperación, en la que el organismo tiene asignada la gestión de 40.000 millones de euros en préstamos. Y la forma de canalizarlos hacia el tejido empresarial español será a través de cuatro instrumentos financieros, entre los que se encuentra la compra de bonos emitidos en mercados regulados. Así, el ICO podrá por ejemplo adquirir bonos corporativos dentro de la asignación del programa ICO Verde, dotado con 22.000 millones de euros.

El ICO es también actor activo en el MARF, el mercado alternativo de renta fija al que pueden acudir las pymes en busca de financiación y que permite la colocación de emisiones de pequeño importe y con menores requisitos. Al margen de la compra de bonos corporativos de grandes empresas, el ICO adquiere en el MARF tanto pagarés como bonos lanzados por pymes, con un rating mínimo de BB- concedido por al menos una agencia de rating. A cierre del primer trimestre de este año, el saldo vivo de pagarés MARF en balance del ICO se situaba en 434 millones de euros procedentes de 145 operaciones. El saldo vivo de bonos del MARF representa 84 millones de euros, de 11 operaciones.

La presencia del ICO en operaciones de financiación a empresas tiene también a menudo un efecto arrastre que atrae a más inversores privados. Recientemente, el organismo destinó 15 millones de euros al fondo de biometano que ha lanzado Mapfre. La aseguradora prevé captar hasta 100 millones de euros en una primera fase para la construcción y desarrollo de entre 20 y 25 plantas de biometano en un plazo de cinco años. El ICO también se ha incorporado al préstamo sindicado anunciado por Making Science, compañía especializada en tecnología y marketing digital, para potenciar su crecimiento internacional.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Para seguir leyendo este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_

Sobre la firma

Nuria Salobral
Es jefa de la sección de Inversión en el fin de semana y redactora especializada en temas financieros y política monetaria. Trabaja en Cinco Días desde 2006, donde ha cubierto la quiebra de Lehman Brothers, el rescate a la banca española o las decisiones del BCE. Nacida en Madrid, es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Archivado En

_
_