_
_
_
_

BME baraja lanzar derivados con vencimiento a un día para el Ibex 35

Casi la mitad de los derivados sobre el S&P 500 tienen una duración inferior a 24 horas. Los inversores, institucionales y minoristas, los utilizan para cubrir sus carteras ante la volatilidad del mercado, pero también para especular

Laura Salces
Operadores en la Bolsa de Nueva York.
Operadores en la Bolsa de Nueva York.ANGELA WEISS ( AFP )

El mercado de derivados se ha transformado desde el estallido de la pandemia. El aumento de las turbulencias geopolíticas ha impulsado el auge de las llamadas opciones con vencimiento a un día (0DTE, zero days to expiration, en inglés), un tipo de derivado financiero que vence en el mismo día en el que se compra y que permite a los inversores tomar posiciones específicas a muy corto plazo sobre índices bursátiles o fondos cotizados (ETF).

Se trata de un tipo de opción que otorga a su comprador el derecho, que no la obligación, de comprar o vender un activo subyacente a un precio determinado antes de su fecha de vencimiento -ese mismo día-, y con el que los inversores buscan recoger o anticiparse al impacto de la publicación de datos macroeconómicos, resultados corporativos o reuniones de los bancos centrales. Su utilización se ha disparado en Wall Street (sobre todo, por contratos sobre el S&P 500) y en Europa están ya operativas sobre el Euro Stoxx 50 y el Dax alemán y BME baraja comercializarlas sobre el Ibex 35.

En Estados Unidos las opciones con vencimiento semanal están operativas desde hace años, si bien no fue hasta el inicio de la guerra entre Rusia y Ucrania cuando CBOE lanzó opciones para todos los días y su utilización se disparó. En la actualidad suponen el 45% de todas las operaciones de opciones sobre el S&P 500, convirtiéndose en el tipo de derivado más utilizado sobre el principal índice estadounidense y transformando de forma drástica el mercado de derivados, donde hace solo una década el instrumento más utilizado eran los derivados a un mes.

Su crecimiento en la Bolsa estadounidense se debe, fundamentalmente, “al inversor retail, que tienen un perfil mucho más sofisticado que el europeo”, según reconoce un experto en derivados. Un interés que, en algunos casos tiene más que ver con la simple especulación al calor de los brokers gratuitos como Robinhood y que ha generado cierta inquietud entre los reguladores estadounidenses y la banca de inversión. El uso de estas opciones sobre el S&P 500 entre los pequeños inversores oscila entre el 5% que estima JP Morgan y hasta el 40% que llega a citar CBOE Global Markets.

En el mercado europeo este tipo de derivado está disponible sobre el índice Euro Stoxx 50, el alemán Dax y el holandés Aex; MEFF, el mercado español de derivados de BME explora su lanzamiento sobre el Ibex 35. Así lo reconoce Clotilde Salmerón, directora general de MEFF, que apunta que como en otros países de nuestro entorno están analizando el lanzamiento de estos activos. Si bien, reconoce que en este momento no hay aún una gran demanda, pero que cuentan con la capacidad para lanzar este tipo de opciones, dado que MEFF ya tiene opciones sobre el Ibex 35 mensuales, trimestrales, anuales y flexibles.

El mercado europeo más avezado es el holandés, en manos de Euronext, que en 2008 ya lanzó las opciones con vencimiento diario. Un derivado que en la actualidad representa ya el 25% de todas las opciones sobre el índice Aex, junto a las opciones con vencimiento mensuales y semanales. También los ofrece Eurex, la Bolsa de derivados de Deutsche Börse, que en agosto del año pasado los lanzó ligados al Euro Stoxx 50 y al Dax, como una alternativa regulada y transparente a los denominados mercados en la sombra, OTC en la jerga, que permiten a los inversores cubrir tanto el cierre de las Bolsas asiáticas como el comienzo de la jornada en Wall Street. Su lanzamiento se debió, según explicó Eurex, a la creciente demanda institucional de opciones con vencimiento a corto plazo, dado que “los inversores buscan reaccionar con rapidez y precisión ante acontecimientos específicos del mercado”.

En el caso de las opciones de vencimiento diario sobre el Euro Stoxx 50, Eurex ha negociado hasta finales de marzo un total de 2,1 millones de contratos, con una media de 14.300 contratos diarios, y que son utilizados de forma activa, según Eurex, por 58 firmas.

Desde la firma de inversión Optiver destacan que el fuerte repunte de la utilización de las opciones con vencimiento se debe al mayor interés de los inversores institucionales por cubrir sus carteras ante posibles shocks. Según datos de CBOE, los institucionales suponen entre el 60% y el 70% de las opciones a un día sobre el S&P 500. Pero más allá del crecimiento entre los grandes inversores, en EE UU su fuerte crecimiento se debe al auge de su utilización entre los pequeños inversores, lo que ha hecho saltar las alarmas entre la gran banca de inversión por su impacto en la creación de eventos con fuertes ventas bursátiles (mini crash) que impacten en todo el mercado.

Posibles pérdidas

La utilización de opciones sobre índices es una alternativa para cubrir las carteras de los inversores pero no está exenta de riesgos. Un informe realizado por investigadores de la Universidad de Muenster, en Alemania, cifra en 350.000 dólares diarios lo perdido cada día por los inversores retail en opciones diarias sobre el S&P 500 desde el año 2022. Los investigadores llegan a apuntar que “el hambre de activos similares a la lotería conduce a grandes pérdidas agregadas” y añaden que “si se implan las opciones con vencimiento diario a compañías concretas, las pérdidas potenciales a las que se enfrentan los inversores minoristas se multiplican”.

El Banco de Basilea (BIS) apuntaba en su último informe trimestral que su fuerte crecimiento en los últimos años se debía a que “ofrecen ganancias similares a las de una lotería con rendimientos extremadamente altos, aunque muy poco probables, lo que atrae a ciertos inversores”. Además, alertaba, se trata de un producto financiero relativamente barato que “permite a los inversores acumular un apalancamiento muy alto”, de ahí que se puedan obtener de media “pérdidas anualizadas del -32.000%, pero en raras ocasiones genera rentabilidades extremadamente altas, de hasta el 79.000%”.

Las posibles pérdidas entre los pequeños inversores por la utilización de derivados financieros ha llevado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) a prohibir la publicidad de contratos financieros por diferencias (CFD), un instrumento financiero que permite operaciones con un elevado apalancamiento, sin tener que poseer por tanto el activo subyacente. Una decisión motivada por las elevadas pérdidas que provocan entre los pequeños inversores este tipo de productos.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Laura Salces
Es jefa de sección de Mercados/Inversión de Cinco Días, donde ha ejercido la mayor parte de su trayectoria profesional. Entre 2017 y 2020 coordinó también la sección de Economía y previamente estuvo especializada en empresas turísticas.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_