El nuevo cártel africano del cacao ganaría más procesando el grano

Costa de Marfil y Ghana suman dos tercios de la producción, y han fijado un precio conjunto de 2.600 dólares por tonelada

Trabajadores recogiendo granos de cacao en Duekoue (Costa de Marfil).
Trabajadores recogiendo granos de cacao en Duekoue (Costa de Marfil).

Costa de Marfil y Ghana han dado un gran paso esta semana hacia la creación del primer cártel mundial del cacao. Con casi dos tercios de la oferta mundial –mucho más que la cuota de la OPEP en lo suyo–, podría ser una noticia amarga para los amantes del chocolate. Pero si realmente quisieran probar las riquezas del cacao, les iría mejor centrarse en el procesamiento del grano.

La pareja, que este año debería cultivar 3 millones de toneladas de los 4,8 millones globales, lleva años hablando de usar su influencia para subir los ingresos de los agricultores. Pero las discusiones sobre todo, desde las fronteras marítimas hasta el colonialismo –Ghana fue pionera de la independencia; Costa de Marfil sigue muy cerca de Francia– dificultaban la acción colectiva. Por eso fijar un precio mínimo conjunto de 2.600 dólares por tonelada parece tan sabroso.

El acuerdo podría romperse, por lo que los precios solo subieron modestamente. Los futuros de referencia del cacao alcanzaron un máximo de 11 meses de 2.552 dólares la tonelada en Nueva York el miércoles, pero luego han bajado a 2.499. Dicho esto, los agricultores todavía tienen motivos para sonreír. El cacao alcanzó los 3.000 dólares durante la mayor parte del período 2014-16, antes de llegar a casi la mitad debido a las abundantes cosechas marfileñas.

Pero si realmente quisieran ayudar, Costa de Marfil y Ghana deberían centrarse en el procesamiento del grano, y no limitarse a su cultivo. De los 100.000 millones de dólares que se gastan anualmente en chocolate, el Banco Africano de Desarrollo considera que el continente solo se queda 5.000 millones. Al igual que con otras materias primas como diamantes o petróleo, el trabajo intensivo en mano de obra se realiza otros lugares.

Desarrollar un sector de procesamiento requiere mucha inversión y experiencia, pero Indonesia es el ejemplo. En 2010, el 80% de sus 500.000 toneladas exportadas eran granos, según Fitch Solutions. En 2017, esa proporción había caído al 5% al dispararse la producción de manteca, pasta y polvo de cacao. Hacer un cambio similar en África Occidental sería realmente dulce.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Normas