_
_
_
_
Mercado

La Bolsa se vuelve complaciente: la volatilidad cae a mínimos prepandemia

El pacto sobre el techo de deuda en EE UU instala al mercado en una calma chicha a la espera de los bancos centrales

Evolución del índice Vix desde 2020
Carlos Cortinas Cano
Gema Escribano

La calma impera en los mercados. Superado el temor a un impago de EE UU los inversores respiran aliviados. El acuerdo entre republicanos y demócratas fue celebrado por las Bolsas en las dos primeras sesiones de junio, pero transcurrida la alegría los leves movimientos que imperaban durante el mes de mayo vuelven a primera línea. A la espera de nuevas pistas, que se aguardan para la semana próxima, sobre los tipos de interés, la volatilidad se mantiene bajo estricto control. El Vix, conocido en la jerga como el índice del miedo, desciende a los 13,55 puntos, mínimos de febrero de 2020, antes del estallido de la pandemia.

Juan José Fernández Figares, director de inversiones de Link Gestión, señala que el hecho de que este indicador se sitúe por debajo de su media histórica de 20 puntos es una señal de que los inversores, tras la elevada tensión a la que han estado sometidos en los últimos tres meses, “están sensiblemente más relajados”. Después de los sobresaltos generados por las turbulencias bancarias o las tensiones políticas los mercados parecen haberse calmado y han entrado en una fase de consolidación.

Aunque Figares considera que es complicado determinar si esta tranquilidad se mantendrá durante un largo periodo de tiempo, en las últimas sesiones han aumentado las voces que piden cautela. David Ardura, director de inversiones de Finaccess Value, cree que existe un exceso de complacencia mientras firmas como Morgan Stanley van un paso más allá y pronostican caídas en el entorno del 10% para el S&P 500 y la Bolsa europea.

La ralentización económica es la gran preocupación. Una semana después de que Alemania confirmara que entró en recesión en el primer trimestre, ayer le llegó el turno a la zona euro. EE UU de momento ha logrado esquivar el golpe, pero según lo recogido en las actas de la pasada reunión, la Reserva Federal fija el cuarto trimestre para este escenario. El panorama se vuelve más sombrío después de que los últimos datos macroeconómicos publicados por China demuestren cómo la recuperación derivada de la reapertura va perdiendo fuerza día a día, algo que ya se está dejando sentir en las firmas del lujo. El sector es uno de los más alcistas en lo que va de año pero desde los máximos anuales corrige un 6,6%.

Mabrouk Chetouane, responsable de estrategia de mercado para Natixis IM, señala que los sólidos resultados empresariales y las expectativas de que los bancos centrales dejen de subir los tipos de interés empiezan a tener los días contados. Con los pilares sobre los que se han sostenido las ganancias de las Bolsas debilitándose poco a poco, desde la firma esperan que la volatilidad aumente en los próximos meses, desde los mínimos prepandemia actuales.

Chetouane ve poco probable que los resultados en los próximos trimestres sean tan espectaculares como lo fueron en el inicio de año. Esta idea es compartida por los analistas de Muzinich que creen que, en un entorno de elevada inflación, la capacidad de las compañías para mantener los márgenes empieza a languidecer.

A esto se suman las dudas que persisten sobre la política monetaria. Aunque en las últimas semanas los inversores han empezado a poner en precio una pausa al proceso de normalización monetaria, desde Natixis consideran que es posible que los bancos centrales se vean abocados a endurecer el tono y eleven los tipos más allá de lo esperado hace unos meses. “La persistencia del crecimiento de los precios subyacentes es un riesgo que los bancos centrales no pueden descuidar”, remarca Chetouane. Con las instituciones responsables del precio del dinero endureciendo el mensaje en los últimos días, el ansiado aterrizaje suave podría peligrar. Esto implicaría pérdidas para los activos de riesgo.

Pero la política monetaria no es el único acontecimiento que puede perturbar la paz. Como ya se demostró en marzo con la caída de Silicon Valley Bank y el rescate in extremis de Credit Suisse, la estabilidad financiera ha empezado a tambalearse. Aunque los analistas descartan un efecto contagio como el vivido en 2008, los inversores se mantienen en alerta especialmente en EE UU. La relajación de las exigencias regulatorias durante la Administración Trump y la inacción del Gobierno de Biden han revelado las vulnerabilidades a las que se enfrentan las entidades de menor tamaño, ahora que la Reserva Federal ha retirado liquidez del mercado y las tasas han aumentado a la mayor velocidad desde la década de 1980.

Como último factor que podría elevar la volatilidad, se encuentran las tensiones geopolíticas. El recrudecimiento de la guerra en Ucrania podría revivir los fantasmas vividos en marzo de 2022.

Lejos de los máximos de marzo de 2020

Pandemia.  El estallido de la pandemia y la paralización de la economía provocó fuertes caídas en las Bolsas. La incertidumbre que generaba un escenario desconocido para los inversores disparó al índice Vix a máximos históricos. El 16 de marzo, coincidiendo con el primer día hábil desde la declaración del estado de alarma en España, el índice del miedo se disparó hasta los 82,69 puntos, récord. El índice del miedo se mantuvo alto en los momentos más duros de la pandemia, un periodo negro para las Bolsas y las cuentas de las empresas. Solo la batería de medidas desplegada por los bancos centrales para apoyar la recuperación logró insuflar algo de confianza al mercado.
Marzo de 2022. El estallido de la guerra Ucrania y el aumento de los precios de la energía provocó que, en marzo del año pasado, coincidiendo el fin de los tipos cero en EE UU, el índice del miedo subiera a los 36,45 puntos, niveles de principios de 2021.
Marzo de 2023. La caída de Silicon Valley Bank y la agitación que experimentó la banca regional estadounidense llevó al Vix a repuntar a los 26,52 puntos


Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Gema Escribano
Periodista económica, con 13 años de experiencia como redactora. Formó parte de la web de Cinco Días desde 2010 hasta 2017 cuando pasó a integrar la sección de Mercados. Especializada en información bursátil y mercado de deuda. Estudió periodismo en Universidad Carlos III.

Más información

Archivado En

_
_