_
_
_
_

PacWest vuelve a caer con fuerza tras revelar la salida del 10% de los depósitos

La banca regional de Estados Unidos apenas se mueve en Bolsa

Una oficina de PacWest en Los Angeles.
Una oficina de PacWest en Los Angeles.David McNew (Getty Images)
Denisse López

Vuelven los temores con PacWest Bancorp. Este jueves cayó en Bolsa un 22,7% al cierre, tras reconocer públicamente la pérdida del 9,5% de los depósitos en la primera semana de mayo. Según la entidad, “las noticias aumentaron los temores de sus clientes sobre la seguridad de sus depósitos”; en ese periodo se publicaron informes que sugerían que el banco estaba sopesando opciones estratégicas a raíz de la venta de First Republic a JPMorgan. Distintos medios estadounidenses aseguraron que la entidad, con sede en Beverly Hills, estaba incluso contemplando una posible venta o un aumento de capital.

Según PacWest, la mayor salida de los depósitos ocurrió en los dos días posteriores al 3 de mayo, cuando se publicó la noticia. Hasta el 2 de mayo tenía 28.000 millones de dólares en depósitos, pero en los días siguientes cayó casi un 10%. El banco financió esta salida de depósitos con la liquidez disponible en su balance. Al 10 de mayo, esta era de 15.000 millones y los depósitos no asegurados ascendían a 5.200 millones.

El aumento de las tasas de interés redujo el valor de los bonos que muchos prestamistas regionales compraron cuando las tasas eran bajas y un aumento en las retiradas de los clientes obligó a algunos de ellos a vender esos activos con pérdidas. PacWest también ha dicho que tiene la intención de completar sus ventas de activos estratégicos previamente anunciados este trimestre para mejorar la liquidez y los índices de capital. Según ha dicho, está en conversaciones con varios inversores potenciales.

La entidad lidera este jueves la caída de los bancos regionales, cuyo índice apenas se reduce el 1%. Sin embargo, el miedo a ver un efecto arrastre ha llevado a Western Alliance, que también ha estado en la mira, a precisar que sus depósitos han crecido desde el comienzo del trimestre. Según el banco con sede en Phoenix, aumentaron 1.800 millones este trimestre hasta alcanzar los 49.400 millones.

La banca regional estadounidense ha estado bajo presión desde el colapso de Silicon Valley Bank (SVB) en marzo. Los inversores están preocupados por una serie de salidas de depósitos de estas entidades y su estabilidad general. Este tipo de bancos están menos supervisados que los grandes, por lo que tienen mayor riesgo de tener problemas financieros ante una gestión deficiente. La crisis de SVB empezó cuando la entidad no pudo competir con otras firmas por los depósitos de sus clientes, casi todos empresas o inversores en el sector tecnológico. Las subidas de tipos provocaron que algunos clientes se fueran a otras entidades en busca de más rentabilidad.

El banco se vio obligado a vender deuda para devolver el dinero a los depositantes, momento en el que afloraron las pérdidas que las mismas subidas de tipos provocaron en la cartera de deuda. La noticia alimentó nuevas huidas de depositantes y la entidad apenas duró en pie unos días. Ya entonces el contagio se extendió a otras entidades, como Signature Bank y First Republic.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Denisse López
Es redactora de la sección de Economía de EL PAÍS y CINCO DÍAS. Escribe habitualmente de macroeconomía y coyuntura. Se incorporó a esta casa en 2022, después de haber trabajado en distintos medios digitales en México. Estudió Relaciones Internacionales en la Universidad Nacional Autónoma de México, y el Máster de Periodismo UAM-El País.

Más información

Archivado En

_
_