_
_
_
_
Divisa

El euro saca partido de la sacudida financiera en EE UU y rebota el 15% desde mínimos

La divisa se aprecia el 4,5% en el último mes y medio y reconquista los 1,1 dólares

El euro ronda máximos de 12 meses
Carlos Cortinas Cano
Gema Escribano

El euro recupera parte del brillo perdido. Después de un inicio de año errático, el mejor comportamiento de la economía europea y la crisis financiera desatada por la banca regional de EE UU están sirviendo para apuntalar la remontada de la divisa europea. Desde los mínimos de 20 años registrados el pasado septiembre, cuando se desfondó a los 0,959 dólares, el euro rebota un 14,9%.

Una parte sustancial de esta recuperación se ha registrado en el último mes y medio. Desde que a comienzos de marzo la quiebra de Silicon Valley Bank hiciera saltar las alertas, el euro sube un 4,5%, recupera los 1,1 dólares y se encamina a revalidar máximos de 12 meses. “Abril destaca por la intensidad en la que esta recuperación se ha evidenciado tras el nerviosismo de marzo”, señala María Marcos, analista de Monex Europe.

Aunque son muchas las razones que apoyan la subida de la divisa europea, desde Axa IM destacan que el aumento de los temores de recesión y la percepción de riesgo sistémico no se ha visto acompañado por la búsqueda de refugio en el dólar. Esta vez el billete verde se ha debilitado, un reflejo de que la economía estadounidense está en una posición del ciclo más madura y de que gran parte del nerviosismo ha obedecido a la fragilidad de sus bancos regionales. Es decir, si los riesgos financieros y económicos giran en torno a la primera economía del mundo, los inversores prefieren trasladar sus fondos a otras divisas. Una tendencia que se ha visto amplificada en las últimas jornadas por la caída de First Republic. El desplome de la entidad y la posibilidad de que se quede sin la red de seguridad de hacer uso de los préstamos prometidos por la Reserva Federal si le rebajan la calificación ha llevado a los inversores a poner en precio una rebaja de los tipos al otro lado del Atlántico.

La política monetaria jugó un papel muy importante en las ganancias registradas por el dólar en 2022. Sin embargo, ahora es el euro el que saca partido de la divergencia de posturas de la Fed y el BCE. Mientras el banco central de EE UU ha aminorado el ritmo y encadena ya tres subidas de 25 puntos básicos, las declaraciones efectuadas en las últimas semanas por miembros del BCE evidencian que la institución se mantendrá firme y podría volver a elevar las tasas en 50 puntos básicos la próxima semana. El mercado y las últimas proyecciones dadas a conocer por la Fed dejan la puerta abierta a una pausa del endurecimiento monetario en EE UU en el segundo semestre. Los operadores solo descuentan una subida de 25 puntos básicos en lo que queda de año.

Esto contrasta con el tono más agresivo que viene mostrando el BCE. “Los mercados están subestimando la determinación del BCE de subir los tipos por encima del 4%”, señala Yusuke Miyairi, estratega de divisas de Nomura. Desde la firma de análisis no consideran desproporcionada la posibilidad de que Lagarde fije la tasa terminal en el 4,25% en julio, por encima del 3,6% previsto. La persistencia de la inflación, especialmente la de la tasa subyacente, y el retraso que aún acumula la eurozona en lo que a endurecimiento monetario se refiere justifican esta mayor agresividad.

El tercer pilar de la remontada del euro se debe a los buenos datos macro. Las expectativas de que la economía europea entrase en recesión por una eventual crisis energética no se han cumplido. “Los datos de crecimiento de la zona del euro respaldan el aumento de los flujos de capital hacia la región. Asimismo su superávit ha vuelto a niveles previos a la pandemia”, sostiene Miyairi. En Axa IM señalan que el ciclo económico en la zona euro es más joven a medida que las expectativas de crecimiento y demanda se recuperan.

Morgan Stanley se muestra optimista

Euro. El departamento de análisis de Morgan Stanley empieza a mejorar su perspectiva por el euro y aconseja tomar posición a largo plazo ante las expectativas de que siga subiendo. Desde la entidad consideran que las turbulencias del mes pasado en el sector bancario en EE UU han llevado a los gestores a ajustar el riesgo de duración en la zona euro.
Margen para subir. Los expertos de Nomura se muestran optimistas y creen que el rally podría prolongarse. El departamento de análisis de la entidad ve al euro en los 1,14 dólares en el segundo trimestre y en los 1,16 a cierre de año. Es decir, le otorgan un potencial del 3,4% y 5,2%, respectivamente. La reapertura de la economía China es visto como un catalizador para los activos europeos y entre estos se incluye al euro. La recuperación de China está generando las mayores sorpresas de los últimos 17 años. Aunque estos datos ayudan al PIB mundial, el Viejo Continente es una de las regiones más beneficiadas por su mayor exposición.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Gema Escribano
Periodista económica, con 13 años de experiencia como redactora. Formó parte de la web de Cinco Días desde 2010 hasta 2017 cuando pasó a integrar la sección de Mercados. Especializada en información bursátil y mercado de deuda. Estudió periodismo en Universidad Carlos III.

Más información

Archivado En

_
_