_
_
_
_

La CNMV saca los colores a la banca por no preguntar a sus clientes si prefieren las inversiones sostenibles

El supervisor financiero llama a mejorar los procedimientos y a explicar mejor esta cuestión

Edificio de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
KIKE PARA.
Edificio de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). KIKE PARA.KIKE PARA
Miguel Moreno Mendieta

El compromiso de los bancos con la inversión sostenible deja mucho que desear. Así lo considera la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que ha reprochado al sector financiero que no esté preguntando a su clientela si quieren invertir teniendo en cuenta, además de la pura rentabilidad, con criterios medioambientales, sociales y de buen gobierno.

Una normativa europea obliga desde 2022 a las entidades que distribuyen productos de inversión (que en España son fundamentalmente bancos) a que consulten a los particulares por sus preferencias en cuento a la inversión sostenible. Un año y medio después, la CNMV ha hecho una consulta para ver cómo se está aplicando y los resultados no han sido satisfactorios.

El supervisor ha advertido a la banca “que el porcentaje de clientes sobre el que han recabado esta información es bajo”, en más de la mitad de los casos. Por eso les han transmitido que “tienen culminar el proceso y solicitar esa información a todos sus clientes”.

Para ello, el organismo ha pedido expresamente a las entidades financieras que “animen a los clientes a contactar con la entidad para proporcionar la información sobre las preferencias de sostenibilidad” y les exige que no den de alta a nuevos clientes “si no han proporcionado esta información”.

El objetivo de recabar estos datos es que tales preferencias se trasladen después a la hora de recomendar o asesorar productos. Es decir, que si un cliente quiere invertir en Bolsa y tiene preocupación por cuestiones medioambientales, el banco debe ofrecerle un fondo que invierta bajo estos criterios.

Incidencia

De acuerdo con los datos proporcionados por las entidades a la CNMV, un 23% de los clientes a quienes sí que se les ha preguntado por este tema, se han mostrado favorables a invertir bajo estos criterios de sostenibilidad. Es un nivel similar al de otros países europeos. En Estados Unidos, en cambio, esta cuestión está fuertemente politizada por el frontal rechazo de Donald Trump y el partido republicano. Eso ha llevado a las gestoras a tener un perfil muy bajo en este tema.

Otra de las recomendaciones por parte del supervisor español es que los bancos ofrezcan ejemplos en cada una de las preguntas sobre sostenibilidad “para facilitar la comprensión al inversor minorista”. También considera una buena práctica elaborar un anexo a la documentación precontractual con explicaciones sobre conceptos relacionados con la sostenibilidad.

En general, la percepción del organismo dirigido por Rodrigo Buenaventura es que cuando los bancos preguntan por este tema lo hacen de una forma muy superficial. “Hay varias entidades que no recaban información sobre todos los aspectos que recoge la normativa o preguntan de forma confusa. A todas ellas se les ha instado a ajustar sus procedimientos”, explica la CNMV en un comunicado.

La Unión Europea es la región dónde más lejos se ha ido en el desarrollo de inversión con criterios medioambientales, sociales y de buen gobierno (ESG, por sus siglas en inglés). Los países nórdicos llevan décadas utilizando este tipo de criterios y gestoras como Robeco (Países Bajos) o La Financere Responsable (Francia) tienen este enfoque desde su origen.

Aunque el origen está en el sector privado, la normativa comunitaria ha sido responsable de su extensión. Desde hace un lustro, Bruselas ha empujado este tipo de inversiones, pidiendo a las firmas que se clarifique en cada fondo de inversión el grado de compromiso medioambiental, para evitar prácticas de ecopostureo.

Entre las gestoras de fondos de inversión españolas, los fondos de inversión ESG se han ido expandiendo. A diciembre de 2023, el patrimonio de este tipo de productos alcanzó los 118.256 millones de euros, lo que representaba el 34% del total. Dos años antes representaban tan solo el 20% del total.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Para seguir leyendo este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_

Sobre la firma

Miguel Moreno Mendieta
(Madrid, 1979) es licenciado en Derecho y Economía por la Universidad Carlos III. También cursó el Máster de Periodismo de El País. Se incorporó al periódico Cinco Días en 2006, tras pasar por la web de El País y Mi cartera de Inversión. Escribe sobre el sector financiero, con un foco especial en fondos de inversión y los seguros.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_