_
_
_
_

El español que creó los ‘turbo-fondos’ que pueden triplicar la subida de Nvidia

José Carlos González ha fundado dos compañías dedicadas a los fondos cotizados 

Una persona consulta su cartera de inversiones.
Una persona consulta su cartera de inversiones.AzmanJaka (Getty Images)
Miguel Moreno Mendieta

Los fondos cotizados (ETF, en inglés) son la tecnología de moda en la industria de la gestión de activos. Combinan lo mejor de las acciones (negociación diaria, máxima liquidez...) con lo mejor de los fondos de inversión. Y un español, José Carlos González, se ha situado en el centro de esta industria. Tras fundar –y luego vender– Global X, una firma especializada en ETF que ya gestiona 50.000 millones de dólares, hace dos años puso en marcha Leverage Shares, una empresa que ha lanzado fondos y productos cotizados que permiten invertir en Nvidia y multiplicar por tres la revalorización que obtiene la compañía.

Global X fue fundada en 2008 por los españoles Bruno del Ama y José Carlos González. Ocho años después entró en su accionariado el gigante JP Morgan, que más tarde vendió la firma a uno de los líderes asiáticos de la gestión de activos, la coreana Mirae Asset Management, por cerca de 500 millones de dólares. El ADN español se mantiene en la compañía por medio de su consejero delegado, Luis Berruga.

Uno de los dos fundadores de Global X, José Carlos González, siguió viviendo en Estados Unidos y manteniendo el gusanillo de la inversión. Tras unos años de espera, volvió a saltar al ruedo financiero en 2017 con la fundación de Levarage Shares.

José Carlos González, cofundador de Leverage Shares.
José Carlos González, cofundador de Leverage Shares.

En esta ocasión, decidió poner el foco no en los ETF puros (que suelen dedicarse a replicar la evolución de índices bursátiles) sino en los ETP (productos cotizados, en inglés) una categoría más amplia, que le ha permitido ofrecer más de 150 productos, a cada cual más original.

El producto estrella de la casa son los ETP que permiten multiplicar por dos, por tres o por cinco la revalorización de una compañía, utilizando como subyacentes derivados financieros. Así, su ETP Nvidia x3 ha permitido a sus dueños incrementar su inversión un 1.240% en lo que va de año. También tienen este tipo de turbo-fondos de acciones de Apple, de Ferrari, de Microsoft...

En una vuelta de tuerca a estos ETP, Leverage Shares también permite comprar productos que convierten los desplomes bursátiles de las compañías en ganancias multiplicadas por tres. Es decir, que una caída del 10% la transforman en un incremento del 30% (aproximado). En este caso, lo hacen tomando posiciones cortas.

Ignacio Vacchiano, jefe de ventas de Leverage Shares en España y Portugal, explica que este tipo de vehículos de inversión “es muy interesante tanto para clientes institucionales que quiere realizar apuestas tácticas en sus carteras como para pequeños inversores que empiezan a apasionarse por la Bolsa”.

Recuerda, además, que en este tipo de productos el riesgo está tasado. “Lo más que te puede pasar es que pierdas lo invertido, no como ocurre en otros formatos de inversión, en los que se puede perder más dinero del que has puesto”. Con todo, se trata de productos donde la volatilidad de la cotización puede muy alta, sobre todo cuando están apalancados.

Los ETP de Leverage Shares ya están disponibles en las plataformas de negociación de valores de Banco Santander y Singular Bank. Otras entidades también han empezado a interesarse por ellos. Por ahora, el volumen de activos gestionados por la firma está en algo más de 700 millones de dólares.

La tecnología de moda

El auge de los ETF y los ETP parece imparable. Esta tecnología arrancó hace 52 años como una forma de replicar el índice S&P 500 de la Bolsa de Estados Unidos de forma barata. Poco a poco fue ampliando el patrimonio gestionado y el tipo de activos que cubre. Surgieron ETF de otros índices bursátiles, ETF que replican la evolución del mercado de bonos, ETF sectoriales y temáticos. La última tendencia son los ETF activos, en los que sí que hay un gestor que compra y vende acciones, pero en lugar de un fondo convencional utiliza un ETF con negociación diaria.

En el caso de Leverage Shares, además de los ETP de acciones apalancados, también tiene otros que replican simplemente la evolución de una acción. ¿Por qué comprar un ETP de Tesla en lugar de comprar una acción de Tesla? La clave es el precio. Una sola acción cuesta 212 dólares ahora, mientras que en el ETP se puede comprar una fracción de esa acción e invertir solo 2 euros.

El próximo paso de la firma será el lanzamiento en Europa de una nueva gama de ETC (materias primas cotizadas, en inglés) que replican la evolución del precio del petróleo, del cobre... Leverage Shares presentará esta nueva gama en un acto por todo lo alto en Londres, en una semana.

En España, los ETF y derivados han tenido menos desarrollo porque su fiscalidad se equipara a la de las acciones: cuando se venden hay que tributar por los rendimientos obtenidos. En cambio, en el caso de los fondos de inversión convencionales, el partícipe puede pasar de un vehículo a otro sin tener que pagar nada en concepto de impuestos, algo único en Europa.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Miguel Moreno Mendieta
(Madrid, 1979) es licenciado en Derecho y Economía por la Universidad Carlos III. También cursó el Máster de Periodismo de El País. Se incorporó al periódico Cinco Días en 2006, tras pasar por la web de El País y Mi cartera de Inversión. Escribe sobre el sector financiero, con un foco especial en fondos de inversión y los seguros.

Más información

Archivado En

_
_