_
_
_
_
_

Europa prepara el trampolín para reactivar las salidas a Bolsa

Ultima una normativa para agilizar el proceso de salto al parqué y aumentar la protección del inversor. Las perspectivas de OPV son mejores para 2024

Salidas a Bolsa
Salidas a BolsaBelén Trincado Aznar

Pocos estrenos en Bolsa y de baja cuantía. Así ha sido el mercado primario en 2023 a escala mundial. Con las economías tocadas por la pandemia, el alza de tipos y de la inflación y los conflictos geopolíticos, las compañías han mirado con cierto recelo los mercados. Especialmente crítica ha sido la situación en Europa, donde los niveles de financiación captados en las salidas a Bolsa eran de 85.845 millones de euros a noviembre. Se trata de uno de los más bajos de los últimos años y supone un 70% menos que lo canalizado en 2021, según datos de BME. En este periodo, el volumen global de OPV había caído un 5%, y el importe, un 32%, de acuerdo a las cifras de EY.

España ha sido uno de los peores países. En 2023 no se ha producido ninguna incorporación a la Bolsa, siendo la última la de Opdenergy, en julio de 2022; todos los debuts los ha recogido BME Growth, el segmento de cotización para pymes.

La situación parece que comenzará a revertir este ejercicio, dado que las condiciones de mercado comienzan a mejorar. En el caso de España, por ejemplo, Rosa María Orozco, socia responsable del área de capital markets y OPV de EY, considera que “actualmente se dan las circunstancias óptimas, con buenas oportunidades para las empresas que se plantean salir a cotizar. Además, el entorno financiero actual, con los tipos de interés tan elevados, hace que otras alternativas de financiación sean mucho más costosas que hace unos años, cuando podían obtener financiación para el crecimiento a unos tipos muy bajos sin tener que arriesgar su capital”.

Luis Cid, CEO de Opdenergy, en el toque de campana del estreno en Bolsa de la compañía, el pasado julio de 2022.
Luis Cid, CEO de Opdenergy, en el toque de campana del estreno en Bolsa de la compañía, el pasado julio de 2022.Juan Lazaro (CINCODIAS)

El presidente de BME, Jos Dijssel­hof, aseguraba recientemente en una entrevista a este periódico que “el horizonte de salidas para este año es el mejor en mucho tiempo”. También aludió a “la necesidad de tomar medidas para promover y facilitar las OPV”. Sobre este asunto está trabajando Europa con la Listing Act, una normativa que busca “hacer que los mercados públicos de capitales sean más atractivos para las empresas de la UE y facilitar el acceso de las pymes al capital”.

En concreto, pone el foco en tres aspectos: “Reducir la carga regulatoria, asegurar la protección del inversor e integridad del mercado y aportar a los emisores incentivos para listar valores. Todo ello, en el marco del desarrollo y potenciación de la Unión de Mercados de Capitales”, explican desde BME.

Sobre la Listing Act, el pasado mes de diciembre el Parlamento Europeo anunció que “se estaban llevando a cabo negociaciones interinstitucionales para acordar una versión final de los textos”.

Nueva ley de los mercados

De forma paralela, el Gobierno español está poniendo las bases para incrementar la competitividad de la plaza financiera del país. Así, la nueva ley de los mercado de valores aprobada a principios de 2023 en el Congreso de los Diputados establece “medidas para incentivar la capacidad de financiación no bancaria de las empresas y aumentar la protección de los inversores”.

Con este fin, se han simplificado algunos procedimientos y se han eliminado cargas administrativas en beneficio de los inversores. Por ejemplo, se aligera el proceso de emisión de valores de renta fija, se reducen las tasas de la Comisión Nacional del Mercado de Valores que tienen que abonar los emisores y se propone la eliminación de determinadas obligaciones de información en el proceso de compensación y liquidación de valores. También aborda nuevos horizontes de inversión, como los criptoactivos, bajo el paraguas de la seguridad y la garantía operativa.

Las pequeñas compañías aceleran su aterrizaje en el mercado español

El segmento de cotización para medianas y pequeñas compañías, BME Growth, está pasando por su etapa dorada, en contra de lo que sucede con la Bolsa tradicional en cuanto a nuevas salidas. Un total de siete empresas de las denominadas en expansión dieron el salto a este parqué en 2023, pasando de un total de 56 a 63. Desde el mínimo de actividad, que coincide con el inicio de la pandemia en marzo de 2020, la valoración conjunta de este perfil de compañías ha crecido un 334% (6.683 millones), hasta superar los 8.600 millones de euros.

Solo en 2023 la capitalización ha crecido un 45% y el volumen de contratación, el 25%. Entre salidas a Bolsa y ampliaciones, la plataforma BME Growth canalizó hasta noviembre de 2023 cerca de 500 millones de nueva financiación, y desde su nacimiento en 2009, unos 7.000 millones.

En BME Growth también cotiza un número importante de socimis; el pasado ejercicio tres nuevas debutaron. La regulación es algo más laxa para todas las empresas que están presentes en esta división. A pesar del desarrollo que sigue este mercado, el potencial para recibir pymes en la Bolsa sigue siendo elevado. Por ello, BME lanzó el pasado año BME Scaleup, un mercado dirigido a “compañías con un modelo de negocio probado, en fase de crecimiento acelerado durante al menos tres años y con una facturación mínima de un millón de euros y una inversión de al menos esa cantidad”.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_