_
_
_
_

La riqueza de las familias resiste: sube un 6,1% en el segundo trimestre y la deuda baja al 49,9%

El Banco de España constata que empresas y hogares continúan sorteando los efectos de la inflación

CINCO DÍAS
Edificio del Banco de España en Madrid.
Edificio del Banco de España en Madrid.Pablo Monge

La riqueza financiera neta de las familias españolas e instituciones sin fines de lucro al servicio de los hogares (ISFLSH) se situó en 2,05 billones de euros en el segundo trimestre, lo que supone un aumento del 6,1% en tasa interanual y consolida esa cifra por encima de los dos billones que ya rebasó en el primer trimestre. Según las cuentas financieras publicadas por el Banco de España este martes, este aumento se traduce en una moderación de la deuda de los hogares hasta el 49,9% del PIB, frente al 55,6% de un año antes y confirma que la inflación que empezó a dispararse a finales de 2021 y se agudizó con la guerra de Ucrania no ha bastado para restar en la cuenta final.

La cifra de los activos financieros netos de las familias a cierre del segundo trimestre equivale al 199,5% del PIB, ratio que fue 10,6 puntos inferior a la de un año antes, sobre todo por el aumento que experimentó el PIB.

El saldo total de activos financieros (dinero en efectivo, acciones, depósitos y valores en renta) de los hogares e ISFLSH alcanzó en el segundo trimestre niveles máximos de 2,81 billones de euros, un 3,9% más que un año antes, informa Ep.

Este aumento reflejó una revalorización positiva de 80.700 millones de euros, además de una adquisición neta de activos financieros que fue de 25.000 millones de euros en los últimos cuatro trimestres.

En cuanto a la distribución por componentes al final del período, el grueso de los activos financieros de los hogares se mantuvo en efectivo y depósitos (el 38% del total), seguido de participaciones en el capital (31%), participaciones en fondos de inversión (15%) y seguros y fondos de pensiones (12%).

Las participaciones en el capital fue el instrumento que más incrementó su peso en los activos financieros de los hogares (en 1 punto porcentual con respecto a un año antes), debido a su revalorización, mientras que el peso del efectivo y los depósitos cayó 2 puntos porcentuales.

Por su parte, la deuda consolidada de las empresas y de los hogares e ISFLSH alcanzó los 1,643 billones de euros en el segundo trimestre del ejercicio, un 2,3% menos en comparación interanual. En términos del PIB, la ratio indica una moderación “significativa” del endeudamiento hasta el 116,5%, frente al 130,4% de junio de 2022.

Solo la deuda consolidada de las sociedades no financieras se redujo desde los 964.700 millones de euros en el segundo trimestre de 2022 a los 939.400 millones en junio de 2023. En términos del PIB la ratio disminuyó desde el 74,8% en junio de 2022 hasta el 66,6% a mediados de 2023 (si se incluyese la deuda interempresarial, la ratio en junio de 2023 sería un 85%, frente a 97,2% un año antes).

De su lado, la deuda de los hogares e ISFLSH se redujo de 717.100 millones en junio de 2022 a 703.200 millones a mediados de 2023. La ratio sobre el PIB disminuyó hasta el 49,9% en el segundo trimestre de 2023, desde el 55,6% de un año antes.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_