_
_
_
_

Sindicatos y patronal llegan a un acuerdo para desconvocar la huelga en la Liga F

La máxima competición del fútbol femenino tendrá esta temporada un salario mínimo de 21.000 euros y subirá en tres años hasta 23.500 euros

Julián Martín
La presidenta de la Liga Profesional de Fútbol Femenino (LPFF), Beatriz Álvarez.
La presidenta de la Liga Profesional de Fútbol Femenino (LPFF), Beatriz Álvarez.Rodrigo Jimenez (EFE)

Volverá a rodar el balón de la Liga F este fin de semana. Tras el parón de la primera jornada y cinco reuniones que tuvieron su culmen en la madrugada del miércoles al jueves, los sindicatos han aceptado la propuesta que fija el sueldo mínimo para esta temporada en 21.000 euros. Además, en la campaña siguiente, el salario base experimentará una subida a 22.500 euros y en la 25-26 llegará a 23.500 euros.

Hay que recordar que la última propuesta de la patronal fue de 20.000 euros con un aumento hasta los 25.000 en 2026. Los sindicatos pedían que el mínimo partiese de los 23.000 euros y llegara a los 30.000 en el mismo periodo de tiempo. ¿Qué ha pasado para que, tras una jornada de paro, los 3.000 euros que separaban a ambas partes se hayan quedado en 1.000? Las variables, que en función del crecimiento de los ingresos comerciales de la competición, pueden subir las cantidades firmadas para los tres próximos años a 23.000, 25.000 y 28.000 euros.

El convenio colectivo que hasta esta madrugada seguía vigente pagaba a las futbolistas que menos cobraban 16.000 euros anuales —poco más de los 1.080 euros mensuales que supone el salario mínimo interprofesional— y una parcialidad del 75%. Respecto a la jornada parcial, a diferencia de cuando se firmó el convenio en 2020, la categoría ahora sí es profesional. Por tanto, los sindicatos califican de “obviedad” que la Liga F elimine este concepto. “Con la legislación actual, sería económicamente más costoso pagar a las jugadoras por horas que por un salario a tiempo completo”, añaden.

En el comunicado conjunto emitido por la parte sindical (Futpro, AFE, Futbolistas ON, CCOO y UGT), se concreta que el acuerdo solo se ajusta al salario mínimo y que ha sido “aceptado por las jugadoras en un ejercicio de responsabilidad con los aficionados y este deporte”. El grueso del acuerdo propuesto por los mediadores del SIMA (Sistema Interconfederal de Mediación y Arbitraje) fue rechazado por los sindicatos al considerarlo insuficiente, “por lo que las futbolistas representan para este deporte y sus respectivas empresas”.

El comunicado de las entidades que representan a las trabajadoras acaba así: “Ahora toca trabajar para avanzar en puntos tan importantes como maternidad, protocolo de acoso, lista de compensación y otros que consideramos igual de importantes para el correcto desarrollo de la actividad de nuestras futbolistas”.

Por su parte, la patronal ha vuelto a incidir en la sostenibilidad y el crecimiento del deporte como principal motor a la hora de negociar el nuevo convenio: “Esta Liga Profesional y sus Clubes siempre habían defendido la necesidad de alcanzar un acuerdo a largo plazo que dotara de estabilidad al proyecto del fútbol profesional femenino”.

La Liga F cuenta con unos ingresos para este año de 99 millones de euros, según su presidenta, Beatriz Álvarez, a repartir en varias temporadas. Unos ingresos muy alejados de los 33.000 millones de euros que ingresó LaLiga en la temporada 22-23.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Julián Martín
Redactor de Cinco Días. Antes pasó por varias emisoras de la Cadena Ser y colaboró con diarios de la provincia de Huelva. Graduado en Periodismo por la Universidad de Sevilla y Máster en Periodismo UAM - EL PAÍS.

Más información

Archivado En

_
_