El Parlament de Cataluña recurrirá ante el Constitucional la Ley de Vivienda

La iniciativa se ha aprobado gracias a los votos de ERC, que en su momento apoyó la normativa elaborada por el Gobierno

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, asiste junto la consellera del Presidencia al pleno del Parlamento de Cataluña que debate y vota las propuestas de JxCat y ERC para interponer un recurso de inconstitucionalidad contra la ley estatal de vivienda.
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, asiste junto la consellera del Presidencia al pleno del Parlamento de Cataluña que debate y vota las propuestas de JxCat y ERC para interponer un recurso de inconstitucionalidad contra la ley estatal de vivienda.Quique García (EFE)

“Bien empieza lo que bien acaba”, esa fue la idea que transmitió el Gobierno de coalición durante la tramitación de la Ley de Vivienda que hoy está en duda. En ese momento, el PSOE negoció el apoyo en las Cortes de Esquerra y Bildu para que diesen el visto bueno a la letra pequeña de la propuesta y las dos formaciones dieron su apoyo para que se aprobase. Sin embargo, este viernes el Parlamento de Cataluña ha aprobado en el Pleno las propuestas de la propia ERC y de Junts para que se interponga un recurso de inconstitucionalidad contra diversos preceptos de la ley por “vulneración de competencias” de la Generalitat catalana. De esta forma, Cataluña sigue el camino marcado por Madrid, que ya presentó un escrito ante Tribunal Constitucional alegando que la norma se extralimita en sus competencias.

Tanto ERC como Junts planteaban recurrir los mismos artículos de la ley. Se tata de partes o la totalidad del artículo 2, sobre la finalidad de las políticas públicas de vivienda; el 15, sobre el derecho de acceso a la vivienda y ordenación territorial y urbanística; el 16, sobre vivienda protegida; el 17, sobre la vivienda accesible incentivada; el 18, sobre la declaración de zonas de mercado residencial tensionado; y el 27, 28 y 29, que abordan los parques públicos de vivienda. La votación de este viernes, que salió adelante con 72 votos a favor (ERC, Junts y CUP), 39 en contra (PSC y En Comú Podem) y 19 abstenciones (Vox, Ciudadanos, PP y el diputado no adscrito), permitirá que el Parlamento catalán interponga el recurso para recurrir todos estos preceptos.

A su vez, recurrirá la disposición transitoria primera, sobre las viviendas calificadas con algún régimen de protección pública antes de la aprobación de la ley; la segunda, sobre los objetivos en relación con el parque de viviendas destinado a políticas sociales; y la disposición final séptima, que versa sobre títulos competenciales. Los preceptos que se recurrirán son los que el Consejo de Garantías Estatutarias (CGE) dictaminó que vulneran la competencia exclusiva de la Generalitat en materia de vivienda y urbanismo que fija el Estatuto de Autonomía de Cataluña, así como los principios de autonomía financiera y de gasto de la Generalitat.

El procedimiento para poder recurrir esta ley ante el Constitucional lo inició Junts a principios de julio al solicitar al CGE, un organismo de carácter consultivo, el dictamen preceptivo sobre la adecuación a la Constitución y al Estatuto de Autonomía de Cataluña de esta veintena de disposiciones de la ley. El organismo emitió el 4 de agosto su dictamen en el que concluía que, en efecto, algunos apartados de la norma son inconstitucionales por vulnerar las competencias autonómicas en materia de vivienda y urbanismo, y el principio de autonomía financiera. Una vez recibidas las conclusiones de los juristas, tanto ERC como Junts solicitaron al Parlamento la votación.

Antes de su aprobación en el Congreso, el 27 de abril de este año, la Ley de Vivienda ya había levantado ampollas entre los principales líderes catalanes. En Junts había voces como la de la diputada Míriam Nogueras que rechazaban el texto por invadir competencias de la Generalitat. En paralelo, había otra ala, encabezada por el concejal de Barcelona, Xavier Trias, que aseguró durante su campaña a las elecciones municipales que el texto sería aplicado en caso de obtener luz verde. “La culpa de que no haya vivienda no la tienen los privados, es porque el Estado y las administraciones no hacemos todo lo que teníamos que hacer”, dijo en campaña.

De manera independiente a este recurso, el mes pasado la Generalitat envío al Ministerio de Transportes el informe definitivo para la aplicación de la ley en Cataluña. Su aprobación permitiría que a partir de ahora 140 municipios puedan considerarse mercados residenciales tensionados y se convertiría en la primera comunidad autónoma en aplicar los topes de precios al alquiler.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Sobre la firma

Denisse López

Periodista económica. Escribe sobre agricultura, educación y renovables. Se incorporó a este periódico en 2022 después de haber trabajado en distintos medios digitales en México. Estudió Relaciones Internacionales en la Universidad Nacional Autónoma de México, y el Máster de Periodismo UAM-El País.

Normas

Más información

Archivado En