_
_
_
_

La concesión de hipotecas registra su mayor caída desde 2013 por la dureza bancaria

El crédito medio que otorga la banca para comprar una casa baja un 4% interanual y se sitúa en los 143.000 euros

Préstamos hipotecarios para adquisición de vivienda en la primera mitad de 2023
Carlos Cortinas Cano
Denisse López

La constante subida de tipos con la que el Banco Central Europeo (BCE) pretende combatir la inflación está generando un entorno desfavorable para el mercado inmobiliario español. Los préstamos para adquirir una vivienda se han desplomado un 24,5% en los seis primeros meses del año; se trata de la mayor caída en una década, según los datos difundidos ayer por el Consejo General del Notariado. La cantidad media otorgada también ha caído casi un 4% interanual, de tal suerte que a día de hoy el crédito que otorgan los bancos españoles apenas supera los 143.000 euros cuando el año pasado llego a rozar los 170.000 euros.

La reducción de las hipotecas se da en un contexto en el que los intereses (entendido como la tasa anual equivalente TAE) que ofrecen generalmente los bancos al cliente medio se han duplicado. Las hipotecas fijas han pasado de comercializarse a una TAE media del 1,7% en 2022 a un 3,88%, según los últimos datos del Banco de España. En el caso de las hipotecas variables, el aumento de precios es todavía mayor. Si a principios del año pasado la TAE media a la que se comercializaban estos préstamos se situaba en el 1,76%, entre enero y marzo de este año los precios habían escalado a una media del 4,52%. Este encarecimiento del crédito ha hecho que las familias prefieran pagar al contado; hoy la mitad de las compraventas se paguen a tocateja.

Además de la subida de tipos que eleva los costes de financiación, la merma en los préstamos se achaca al deterioro de las perspectivas macroeconómicas, la solvencia de los prestatarios. Así lo explica José García Montalvo, economista de la Universitat Pompeu Fabra, quien prevé que la concesión de hipotecas siga cayendo en la segunda mitad del año.

La oferta no es lo único que se contrae, también la demanda de las familias. En lo que va del año ha habido una caída en las solicitudes de crédito para comprar una casa que tanto Montalvo como el Banco de España achacan a la menor confianza de los consumidores. Esto ha provocado que entre enero y junio se hayan firmado 143.000 hipotecas, 47.300 menos que en el mismo periodo del año pasado, según los notarios.

A pesar de esta caída, la evolución es menos negativa de lo que a proiri parece. Y es que el número de hipotecas constituidas en 2022 supuso la cifra más alta en más de una década, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística. “La caída porcentual de la que hablamos es poco representativa porque se está comparando con un año exuberante, donde se hicieron más de 600.000 hipotecas. Claro que la bajada va a ser grande”, detalla Montalvo. El frenazo del mercado inmobiliario también responde a esta lógica. Las compraventas han caído en promedio un 12,7% interanual, una evolución que en realidad apunta a una normalización de las operaciones que durante los dos años anteriores se situaron en extremos atípicos.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Denisse López
Es redactora de la sección de Economía de EL PAÍS y CINCO DÍAS. Escribe habitualmente de macroeconomía y coyuntura. Se incorporó a esta casa en 2022, después de haber trabajado en distintos medios digitales en México. Estudió Relaciones Internacionales en la Universidad Nacional Autónoma de México, y el Máster de Periodismo UAM-El País.

Más información

Archivado En

_
_