_
_
_
_
_

España mantiene su nivel de competitividad pese a la crisis inflacionaria

Las economías más dependientes de la importación de materias primas y energía experimentaron un mayor descenso de la competitividad, según el ránking que publica el Institute for Management Development

Un trabajador de la cadena de montaje de la factoría que GM España tiene en Figueruelas (Zaragoza), coloca piezas en una carrocería.
Un trabajador de la cadena de montaje de la factoría que GM España tiene en Figueruelas (Zaragoza), coloca piezas en una carrocería.Javier Cebollada (EFE)

La inflación, la guerra de Ucrania y la inestabilidad de los mercados han marcado la economía global durante el último año. Por eso, un país como Letonia ha sufrido la mayor caída (desciende 16 puestos) en el ranking de competitividad que publica IMD (Institute for Management Development). En cambio, España se mantiene un año más en el puesto 36. En los últimos cinco años ha conseguido esta calificación en cuatro ocasiones.

Esta posición obedece principalmente a sus resultados en el factor de desempeño económico, gracias al sector servicios, y en eficiencia empresarial, a pesar de la pobre transformación digital de las empresas españolas. Entre los 64 países evaluados en este Ranking de Competitividad Mundial, España destaca por sus altos ratios de inscripción en la educación secundaria, por la sanidad pública, por la esperanza de vida y por la exportación de servicios comerciales. En cambio, el paro estructural es la gran debilidad de España. El desempleo y la poca eficiencia de las políticas para controlarlo ha provocado que la eficiencia gubernamental se sitúe en el puesto 51, según este informe de competitividad.

En el informe, se apunta que el principal objetivo de España debe ser invertir los fondos europeos de manera eficiente. También se destaca la necesidad de gestionar la inflación de forma que no perjudique a la competitividad, de reducir la presión fiscal y generar un marco más favorable para las empresas, mejorar la empleabilidad y fortalecer el sistema productivo.

Resto del mundo

Dinamarca, Irlanda y Suiza son los países que encabezan esta lista de países más competitivos del mundo. Dinamarca repite posición al establecerse en el primer lugar. Suiza perdió su posición ante Irlanda, que se coloca como el segundo país más competitivo del mundo tras escalar nueve posiciones del ránking gracias a sus “importantes logros en materia de resultados económicos”.

Los países más reticentes a la apertura tras el Covid mejoraron su competitividad. Por eso, Indonesia fue el país que más posiciones escaló en esta clasificación, logró situarse en el puesto 34 desde el 44 que ocupó en 2022. Las economías más dependientes de la importación de materia prima y energía, sobre todo de Rusia, fueron los países que experimentaron mayor pérdida de competitividad. Entre ellos, Letonia, Estonia, Lituania y Polonia. Debido a la poca fiabilidad de sus datos, ni Rusia ni Ucrania fueron incluidos en la lista.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Más información

Archivado En

_
_