_
_
_
_
_

Las primeras potencias sufren: el PIB alemán cae el doble y la inflación en EEUU repunta

El índice de precios que la Fed prioriza sobre el oficial vuelve a subir y anticipa que no se relajarán los tipos

Un peatón pasa por delante de una oferta en una cafetería en Nueva York
Un peatón pasa por delante de una oferta en una cafetería en Nueva York.Spencer Platt (Getty Images)
CINCO DÍAS

La semana se agota con datos macroeconómicos en las grandes potencias que no anticipan nada bueno en el medio plazo. La mayor economía del mundo, Estados Unidos, y la locomotora de Europa, Alemania, han dado la de arena en las revisiones de dos cifras clave como la inflación, que vuelve a repuntar en EE UU, y el crecimiento, que se deteriora en el Viejo Continente.

En concreto, la economía alemana se contrajo más de lo previsto en el último trimestre de 2022 y cayó un 0,4%. Esto supone duplicar la anterior estimación de finales de enero, según ha informado la Oficina Federal de Estadística (Destatis). Y ahonda en lo que el Bundesbank predecía la semana pasada: Alemania no podrá esquivar la recesión en este arranque de año 2023.

La oficina gubernamental explica que la caída se justifica por el descenso en la inversión de capital y del consumo privado, mientras que el gasto público contribuyó a impulsar la demanda global. Sin embargo, el mercado laboral creció un 1,1%, creando 492.000 puestosde trabajo en comparación con el año anterior. Así, el número de personas empleadas fue de 45,9 millones de personas, una cifra récord, informa Ep.

No obstante, el número de horas trabajadas per cápita cayó un 1,5% interanual, algo que Destatis achaca a un mayor uso de los permisos porenfermedad. Además, la productividad laboral también se contrajo un 0,8%. De confirmarse los pronósticos de los economistas consultados por Bloomberg, quienes prevén una nueva caída del PIB en el primer trimestre de 2023, la primera economía europea estaría abocada a una recesión técnica de forma inminente.

Cruzando el Atlántico las noticias tampoco mejoran: el índice de precios de gasto de consumo personal de Estados Unidos, la estadística escogida por la Reserva Federal (Fed) para monitorizar la inflación, creció un 5,4% interanual en el mes de enero, con una subida de una décima respecto a diciembre, ha revelado este viernes la Oficina de Análisis Económico del Gobierno. Con estas cifras, la posibilidad de que la política monetaria se relaje en los próximos meses se aleja.

No en vano, las actas de la última reunión de la Fed, que se conocieron esta semana, afloraron que algunos miembros del supervisor creían que las subidas de 25 puntos básicos no serían suficientes y quizá habría pensar en volver al medio punto.

El índice subyacente, que excluye de su cálculo los precios de los alimentos y la energía por su mayor volatilidad, cerró el primer mes de 2023 con un incremento del 4,7%, una décimas más que el mes previo. En tasas mensuales, la variable general del índice experimentó un avance del 0,6%, tres veces más que enero, mientras que la variable subyacente avanzó también un 0,6%. Los precios de la energía crecieron un 9,6%, mientras que los alimentos se encarecieron aún más, un 11,1%.

Para hacer frente al alza de precios, la Reserva Federal subió los tipos de interés 25 puntos básicos hasta un rango de entre el 4,50% y el 4,75% el pasado 1 de febrero.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_