_
_
_
_

Zegona defiende su plan para Vodafone España mientras el Gobierno apura su aprobación

La gestora británica pierde 13 millones por los costes relacionados con la compra. Reforzará su dirección para implantar su proyecto y refinanciará el crédito puente

Santiago Millán
Sede de Vodafone España.
Sede de Vodafone España.Pablo Monge Fernandez

Zegona ha vuelto a defender su capacidad para la gestión de Vodafone España, si finalmente se cierra la compra, por 5.000 millones de euros, ante la demora del Gobierno, que está apurando su decisión para autorizar una transacción que va a sacudir al sector, tras la fusión de Orange y MásMóvil, que ha dado lugar a Masorange. Inicialmente, la gestora británica preveía concluir la transacción en el primer trimestre, periodo en el que sus acciones registraron una fuerte subida en Bolsa, pero ahora se remite al primer semestre.

En su informe financiero anual, la gestora británica destaca su conocimiento para gestionar Vodafone España, en ámbitos como la estrategia de clientes, los costes adquisición y mantenimiento de usuarios, o la inversión. Además, Zegona afirma que ha evaluado detalles de los planes estratégicos y comerciales, requisitos de capital, planes operativos y de inversión de capital, deuda y financiación.

Al mismo tiempo, recuerda que su éxito en las adquisiciones depende de su capacidad para implementar las medidas estratégicas y programas de cambio en las operaciones y política financiera, para reenfocar el negocio adquirido y mejorar su evolución. En este sentido, apunta que su consejo de administración realizó un análisis exhaustivo y sólido de los riesgos clave para Zegona, derivados de la adquisición de Vodafone España, incluidos los que amenazan su modelo de negocio, rendimiento, solvencia y liquidez.

El posicionamiento de Zegona llega tras el retraso del Gobierno en tomar una decisión sobre la transacción. De hecho, la compañía británica esperaba cerrar la compra de Vodafone España antes del final de marzo. Según distintas fuentes del sector, el Ministerio de Transformación Digital y de la Función Pública, que dirige José Luis Escrivá, está planteando a Zegona que presente compromisos industriales, relacionados con la inversión y la generación de empleo, en línea con los planes exigidos a Masorange, para dar el visto bueno. Escrivá considera estratégicas las infraestructuras de telecomunicaciones de compañías como Telefónica, Masorange y Vodafone, ante cambios como la digitalización en el mercado español.

Otras fuentes del sector señalan que el retraso se debe a que el Ministerio no inició el estudio del expediente de Vodafone España hasta que concluyó el relacionado con la fusión de Orange y MásMóvil, y apuntan que hay colaboración entre las partes, para lograr el cierre de la operación en las próximas semanas. Directivos del mercado señalan que Escrivá quiere intervenir en el proceso y está pidiendo información a las partes, especialmente relacionada con los planes estratégicos, antes de dar el visto bueno.

A mediados de abril, Escrivá señaló que la operación está en proceso de análisis y evaluación, indicando que es una decisión del Consejo de Ministros, y se informará allí primero. Fuentes del Ministerio señalan que la transacción se está analizando en profundidad y, una vez realizado el análisis, se tomará una decisión. Entre las condiciones establecidas, Zegona debe recibir el visto bueno del Consejo de Ministros con respecto a la legislación de inversión directa extranjera, y la aprobación de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones, dependiente del Ministerio de Transformación Digital, por la transferencia de concesiones relevantes del espectro radioeléctrico para uso privado.

En el informe anual, en el apartado de la evolución de la contabilidad, Zegona apunta a tres escenarios: cierre de la adquisición de Vodafone España en el primer semestre de 2024, cierre después de ese periodo y, finalmente, que la compra propuesta no se cierre. En este último escenario, Zegona indica que, en caso de completar la compra, tendrá derecho a mantener los 300 millones de euros captados en la ampliación de capital para financiar la adquisición, y utilizar esos fondos para continuar con su objetivo estratégico. Además, indica que tendrá suficientes fondos para seguir sus operaciones y hacer frente a sus compromisos financieros. Fuentes del sector afirman que la compañía está obligada a comunicar a los inversores todos los posibles escenarios del negocio.

En un cierre de la operación en el primer semestre establece un caso base y un caso “razonablemente peor”. En el primero, apunta a unas expectativas realistas sobre las operaciones, resultados y desarrollo, en liquidez y deuda de la compañía combinada.

En cualquier caso, la adquisición de Vodafone España marca las cuentas y la estrategia de Zegona. De hecho, la firma perdió 13,4 millones de euros en 2023, frente a 3,3 millones en 2022, como consecuencia de los costes relacionados con los costes profesionales y corporativos derivados de la adquisición.

Estos costes incluyen el fortalecimiento del equipo para afrontar la compra. Zegona, que destaca que las operaciones están bajo el mando de su CEO, Eamonn O’Hare, respaldado por los responsables de Operaciones, Inversiones y Finanzas, prevé fortalecer su equipo a través de la contratación selectiva de un pequeño número de profesionales cualificados, para implantar sus planes en Vodafone España. Para el proyecto, Zegona cuenta con José Miguel García, ex consejero delegado de Jazztel y Euskaltel, y uno de los hombres fuertes del sector en España.

En el ámbito financiero, Zegona recuerda que la compra está financiada por un paquete financiero de 3.900 millones de euros, que incluye una línea de crédito (Term Loan A) de 500 millones y un crédito puente de 3.400 millones, a 12 meses, con dos opciones de extensión por seis meses, bajo la decisión de su consejo de administración. Zegona señala que intentará refinanciar este crédito puente, que tiene un coste de Euríbor más un 2%, en los mercados de capital.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Para seguir leyendo este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_

Sobre la firma

Santiago Millán
Es periodista de la sección de Empresas, especializado en Telecomunicaciones y Tecnología. Ha trabajado, a lo largo de su carrera, en medios de comunicación como El Economista, El Boletín y Cinco Días.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_