_
_
_
_
_

Vodafone convertirá a Zegona en su principal operadora asociada y uno de sus grandes clientes

Sus negocios conjuntos superarán los 110 millones de euros al año. El grupo incluirá al socio español en sus compras de terminales

Santiago Millán
Vodafone
Sede de Vodafone España.Cristina Arias (Getty Images)

Vodafone va a vender su filial española a Zegona por 5.000 millones de euros, en una operación que podría cerrarse en las próximas semanas, y con la que prevé reducir su deuda. La operadora británica, no obstante, va a mantener posiciones en España a través del acuerdo establecido con Zegona, que se convertirá en un partner market u operadora asociada.

De hecho, según explican fuentes de Vodafone, la teleco ha firmado con Zegona su acuerdo de operadora asociada más amplio y avanzado de los establecidos hasta ahora. En este escenario, Zegona pasará a ser uno de los principales clientes del grupo Vodafone, junto la cuenta del gigante germano de la automoción BMW.

Dentro de su estrategia, Vodafone tiene una larga tradición de trabajar con otros operadores de telecomunicaciones, a los que proporciona una auténtica sala de máquinas. De hecho, la teleco ofrece a los operadores asociados, de los que forma parte Zegona, servicios de roaming a través de su plataforma, productos y soluciones empresariales, y de tecnologías de la información y comunicación (TIC), con ámbitos como la ciberseguridad y el internet de las cosas (IoT), donde Vodafone España no ha dejado de ganar presencia en los últimos años.

El grupo británico opera en cinco continentes y en algunos de estos mercados tiene dos o tres acuerdos con operadores asociados. Hay algunos con acuerdos de marca, otros sin marca, proporcionando servicios Vodafone con una unidad de equipo diferente, que trabaja en los mercados, con las otras funciones del grupo y se convierte en una especie de puente de servicios. La división de Partners Markets se estableció en 2002, y se ha expandido hasta alcanzar los 28 socios en 45 países, incluidos mercados como Chile, Serbia, Islandia y Nueva Zelanda.

Los servicios empresariales tienen una amplia relevancia para Zegona. En los últimos años, el ámbito corporativo ha supuesto en torno a una tercera parte de los ingresos de Vodafone España, que se ha convertido en uno de los principales operadores en este segmento. De hecho, Zegona confía en la calidad de los servicios tecnológicos de Vodafone para poder seguir ganando cuota de mercado en el área empresarial.

Además, Zegona accederá las ventajas de formar parte del grupo Vodafone Procurement Company, con sede en Luxemburgo. Esta compañía realiza compras a nivel global en nombre del Grupo Vodafone, impulsando la creación de economías de gran escala. Es una parte completamente separada de los servicios, que permite, por ejemplo, acudir a Apple en California y negociar precios de compra de dispositivos móviles a mejores precios. En este caso, sería más beneficioso y eficiente de lo que Zegona podría lograr por sí sola. En estas compras se incluyen desde equipos de redes a dispositivos móviles.

Estos acuerdos entre las dos compañías están valorados en cerca de 110 millones de euros al año. Al margen de los servicios, Vodafone y Zegona ha establecido un acuerdo de marca, por la que la gestora podrá seguir utilizando la marca del operador británico durante un periodo de 10 años. Es decir, Vodafone seguirá siendo visible en el mercado español en términos comerciales.

Otra de las apuestas que el grupo Vodafone va a mantener en España, independientemente de la venta de la filial a Zegona, es el hub tecnológico de Málaga, cuya ubicación fue elegida tras un amplio proceso de selección. De hecho, hay parte del personal de la filial que no va a formar parte de la transacción, y que va a ser transferido al centro malagueño. En la actualidad cuenta con 600 empleados, y con estas transferencias de personal, alcanzará el millar, siempre con la intención de la compañía de seguir haciéndolo crecer.

España cuenta con capacidades únicas en talento. En el hub, la operadora suma especialistas en segmentos como el big data, la supercomputación, la ciberseguridad, o la arquitectura de red, entre otros. Vodafone ha utilizado Málaga para desarrollar servicios de IoT, productos B2C, y soluciones empresariales que, posteriormente, se han llevado a divisiones en otros países. En el caso de España, estos servicios y productos serán comercializados por Zegona.

En términos financieros, Vodafone es uno de los grandes interesados en que los resultados de Zegona sean buenos. El grupo británico participó en la financiación de la venta de la filial con una aportación de 900 millones de euros, articulada a través de acciones preferentes, que deberán ser reembolsadas. Es decir, Vodafone va a ser, aunque sin derecho a voto, accionista de Zegona durante este periodo.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Para seguir leyendo este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_

Sobre la firma

Santiago Millán
Es periodista de la sección de Empresas, especializado en Telecomunicaciones y Tecnología. Ha trabajado, a lo largo de su carrera, en medios de comunicación como El Economista, El Boletín y Cinco Días.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Archivado En

_
_