_
_
_
_
_

Moncloa descarta entrar en Telefónica a través de la ‘SEPI digital’ de Escrivá

Hacienda será la encargada de ejecutar la operación, como se estableció inicialmente. La operadora eleva su contratación en Bolsa en los últimos días

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica
José María Álvarez-Pallete, presidente de TelefónicaPablo Monge

El Gobierno, sin prisa pero sin pausa, ha puesto ya en marcha su hoja de ruta para certificar la entrada del Estado en el capital de Telefónica. Y lo ha hecho sin demasiados cambios frente al plan original, pese a que ya han transcurrido más de seis meses desde que la operadora saudí STC aflorara su participación en la firma española, el movimiento que desencadenó la respuesta gubernamental. De este modo, será la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), dependiente del Ministerio de Hacienda, la encargada de llevar a cabo la transacción con la que la administración pública prevé llegar hasta el 10% del capital, según confirman fuentes gubernamentales.

Con la operación, la SEPI se situaría como primer accionista de Telefónica, ligeramente por encima de Saudi Telecom Company (STC), controlada por el fondo soberano de Arabia Saudí. Este vehículo inversor prevé llegar al 9,9% del capital si finalmente recibe todos los permisos del propio Ejecutivo. En las últimas semanas se había especulado con la posibilidad de que el proceso se llevara a cabo a través de la nueva Sociedad Estatal para la Transformación Tecnológica (SETT), creada recientemente bajo el paraguas del Ministerio de Transformación Digital que dirige José Luis Escrivá. Bajo su perímetro se agrupan actividades como el PERTE Chip o los fondos NextTech o Hub Audiovisual, con una dotación conjunta cercana a los 20.000 millones de euros. Finalmente, no será así.

El propio Escrivá abrió la puerta a la entrada de la SETT en Telefónica en la presentación del plan, durante el Mobile World Congress (MWC) de Barcelona. El ministro señaló que tendría sentido que la SETT gestionase la participación estatal en la compañía, si bien admitió posteriormente que habría “que verlo con el tiempo”. Algunas fuentes apuntan que, incluso, el ministro ha elaborado argumentos dentro del Gobierno a favor de esta iniciativa. No obstante, otras fuentes gubernamentales insisten que esa posibilidad nunca ha estado ni siquiera cerca de fraguar. La SEPI ya tenía el mandato del propio Consejo de Ministros, tal y como se comunicó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Con la creación de la SETT, Escrivá absorbía actividades procedentes del antiguo Ministerio de Asuntos Económicos de Nadia Calviño, ahora dirigido por Carlos Cuerpo. De haberse llevado el gato al agua con la participación en Telefónica, habría arrebatado estas atribuciones a la SEPI, que depende de María Jesús Montero. Telefónica permanecerá bajo el paraguas de Hacienda, que también tiene el control de la participación estatal en otras empresas cotizadas, entre las que destacan Indra, Redeia, Enagas, Ebro Foods, Airbus o IAG.

Movimientos de paquetes en Bolsa

A finales de febrero, en la presentación de las cuentas de 2023, el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, afirmó que la teleco no tenía noticias ni sobre STC ni sobre SEPI. El ejecutivo precisó que desconocía los plazos y los instrumentos financieros que se iban a emplear para la compra del 10% del capital. Pallete señaló también que la acción de Telefónica es muy líquida y da lugar a que se puedan hacer adquisiciones de títulos en el mercado con relativa comodidad. Además, defendió el fuerte componente de inversores minoristas españoles en el capital de la compañía, “que nos ha dado estabilidad en los últimos años”.

Los movimientos, en cualquier caso, han coincidido con una recuperación de las acciones de la firma en Bolsa. En el último mes, los títulos han rebotado algo más de un 7% y han vuelto a acercarse a la cota de los cuatro euros. Ayer se dejaron un 0,48%, hasta 3,89 euros. Del mismo modo, la pasada semana se realizó una operación de bloque de 20,5 millones de acciones de Telefónica, equivalentes al 0,4% de su capital, por un importe de 80 millones de euros.

En el mercado se especula con que la SEPI, que cuenta con Banco Santander como una de las entidades asesoras para la operación, podría estar detrás de esta transacción. Fuentes de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales no quisieron hacer comentarios. El viernes se produjo un acelerón de la contratación de los títulos en el mercado. El volumen superó los 49,6 millones de acciones, el triple de la media diaria en una sesión de los 20 días previos.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Para seguir leyendo este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_