_
_
_
_
_

La Comisión Europea “para el reloj” en su estudio de la compra de Air Europa por IAG

Bruselas desliga del ‘caso Koldo’ la petición de información adicional sin que se consuma el tiempo reglamentado para la investigación de Competencia

Avión de Air Europa.
Avión de Air Europa.BORJA SUAREZ (REUTERS)

El análisis de la Comisión Europea sobre los efectos de la pretendida toma de Air Europa por IAG ha llegado a un punto en que la Dirección General de la Competencia de la UE ha precisado parar el reloj para pedir información más detallada a la parte compradora. El mecanismo, conocido en la jerga comunitaria como stop the clock, se usa de manera habitual en este tipo de procesos y sirve para recabar información adicional sin consumir el tiempo reglamentado para la investigación de una operación de concentración. En este caso concreto, el calendario expiraba el próximo 7 de junio, por lo que se espera que la fecha límite vaya ahora más allá. Fuentes de la compañía señalan que “IAG trabajará para facilitar lo antes posible todos los datos solicitados que estén en su poder”.

El deseo de IAG, según esas fuentes internas, es que la Comisión Europea autorice con “todas las garantías la compra de la aerolínea”. Esta mañana se insiste desde el cuartel general de la compañía en Londres en que “la operación permitirá aunar la fuerza de Iberia y Air Europa en España, lo que traerá importantes beneficios para los consumidores, para el hub de Madrid-Barajas y para la competitividad de la economía de nuestro país”.

Sin embargo, en Bruselas se da por descontado que el análisis será de la máxima exigencia. Este ya ha entrado en lo que comúnmente se conoce como “segunda fase”, sin olvidar que ya en 2021 fue cancelada una primera propuesta de integración de las firmas españolas ante la dureza de las peticiones de la Comisión respecto a las concesiones (remedies) que debía realizar la firma resultante del matrimonio entre Iberia y Air Europa a sus rivales.

En este nuevo proceso, Iberia presentó ante Competencia hace una semana su paquete de remedies, que la Comisión debe estudiar a fondo, de aquí a junio, para poner condiciones a la integración por sus posibles consecuencias para el mercado. El departamento comunitario que depende de Margrethe Vestager considera que ambos jugadores del sector aéreo español son competidores directos y podrían dominar rutas en el mercado doméstico sin alternativa en el tren y, por supuesto, el tráfico entre la Península y las islas. También se daría esa situación de restricción de la competencia en rutas directas a América y hacia determinados países, como Israel, Marruecos, Reino Unido y Suiza, a los que Iberia y Air Europa ofrecen conexión directa. En IAG se da por seguro que Competencia pedirá más cesiones en rutas y permisos en aeropuertos (slots) de los ofrecidos, por lo que están abiertos a negociar ruta a ruta.

Este parón, que IAG enmarca dentro de la normalidad, se produce en medio de una fuerte polémica sobre la participación en 2020 tanto de Air Europa como de Iberia en las operaciones de importación de mascarillas desde China, que están siendo investigadas por presunta corrupción dentro del caso Koldo. Los indicios apuntan a una trama fraudulenta por el pago de comisiones millonarias en torno a Koldo García, que fue asesor del ex ministro de Transportes José Luis Ábalos. Air Europa realizó nueve viajes para la empresa Soluciones y Gestión, vehículo esencial en el fraude. Iberia, por su parte, ha reconocido que atendió el encargo de 12 vuelos por parte de esta empresa.

Air Europa defiende que atendió a Soluciones y Gestión a precios de mercado, mientras que Iberia afirma que lo hizo solo cubriendo costes, y al mismo precio que realizó decenas de servicios para otros clientes, por un motivo humanitario. Pero en el caso de Air Europa se da la circunstancia de que el empresario investigado Víctor de Aldama estaba vinculado a Soluciones y Gestión y también a la propia Air Europa. De Aldama fue asesor al más alto nivel en la compañía aérea del grupo Globalia, con nómina entre septiembre de 2019 y noviembre de 2020. En ese periodo, Air Europa fue la primera empresa en acceder al rescate financiero con dinero público (475 millones) por parte del Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas que gestiona la Sociedad Española de Participaciones Industriales (SEPI). Se trata de dirimir ahora si esa ayuda para mantener la aerolínea a flote durante la pandemia tuvo el respaldo de la influencia de Víctor de Aldama y Koldo García en el Ministerio de Transportes.

La vicepresidenta de la Comisión Europea y responsable de Competencia, Margrethe Vestager, ha comparecido este mediodía en rueda de prensa en el marco de la multa de 1.800 millones a Apple por abuso de posición dominante en el mercado de música por streaming. Preguntada por el proceso de IAG y Air Europa, Vestager ha explicado que cuando se para el calendario en el análisis en estas operaciones es porque hay falta de información, habitualmente comercial u operativa, mientras que las investigaciones sobre corrupción no dependen de su departamento: “Cuando nosotros paramos el reloj, lo hacemos por asuntos de Competencia”, ha afirmado ante los medios.

El consejero delegado de IAG, Luis Gallego, explicó el viernes a la prensa que no ha tenido comunicación alguna con la dirección de Air Europa por este caso a pesar de que su empresa es titular de un 20% del capital. Gallego explicó que ese paquete accionarial, tomado en el contexto del acuerdo de compra de Air Europa, es de carácter financiero y no otorga capacidad de gestión. Y añadió su confianza en que la investigación del caso Koldo no interfiera en el análisis de la integración de Iberia y su eterno rival español.

Competidores a la expectativa

La dirección de IAG ha estado tanteando el mercado en las últimas semanas en busca de candidatas a quedarse con parte del negocio que compartirían su compañía Iberia y Air Europa. Entre las voluntarias que han ido saliendo a escena se encuentran Ryanair, la canaria Binter, se da por descontado el interés de Volotea y se especula con soluciones basadas en Plus Ultra, World2Fly e Iberojet. Al otro lado del Atlántico podrían tener apetito por determinadas rutas Latam, que se ha quejado por la posición de dominio de IAG entre Sao Paulo y Madrid, o la estadounidense Delta, máxima competidora del conglomerado que dirige Luis Gallego.

En el momento de trasladar los remedies al órgano regulador de la competencia, IAG expresó públicamente que quería un trato igualitario para ella, y para España, al que tienen Air France en París, Lufthansa en los mayores aeropuertos alemanes, o KLM en Ámsterdam. La firma resultante de la fusión entre Iberia y Air Europa en Madrid-Barajas resultaría una cuota de mercado aún inferior a la de las citadas aerolíneas europeas en sus respectivas bases principales. “Gracias a esta operación España estará mejor conectada y se aumenta la competencia, no se reduce. Sería un perjuicio para España no lograr en el aeropuerto de Madrid-Barajas las mismas condiciones que disfrutan otros hubs en Francia, Alemania u Holanda”, se afirmó desde IAG días atrás.

En el intento fallido de adquisición de la aerolínea de la familia Hidalgo, cancelado en 2021, el holding que dirige Luis Gallego propuso a Volotea y a World2Fly para cederles parte de las rutas y slots en los segmentos de corto y largo radio, respectivamente. Ese proyecto no convenció al estimarse en la Comisión que el tamaño de los competidores no era suficiente, especialmente en el caso de World2Fly. Ahora, el propio consejero delegado Luis Gallego ha repetido en distintas ocasiones que el paquete de concesiones a la competencia es más ambicioso y que se espera el cierre de la operación a final de año.

IAG, propietaria de Iberia, registró la documentación sobre este nuevo intento de compra de Air Europa en diciembre, pero el tanteo con Bruselas venía de meses antes. En abril de 2023 se ya realizó una gestión previa de pre notificación en la que el grupo de aerolíneas remitió hasta 300.000 documentos a la Dirección General de la competencia. La empresa tiene el asesoramiento jurídico de Garrigues y el despacho londinense Slaughter and May, mientras que Morgan Stanley ha prestado apoyo en la parte económica del informe.


Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_