_
_
_
_
_

Digi ultima un acuerdo con Macquarie para obtener 600 millones por la venta de parte de su fibra

La teleco rumana reduce el perímetro del acuerdo desde los 1.000 millones y nueve millones de accesos completados inicialmente

Álvaro Bayón
Digi
Logotipo de Digi.

Digi ultima un acuerdo con el fondo australiano Macquarie para vender una parte de su red de fibra óptica. La teleco rumana ha decidido reducir el tamaño de la transacción y finalmente recabará 600 millones por vender unos 6 millones de accesos a hogares de su red de fibra. El objetivo es dedicar este efectivo a financiar su estrategia de crecimiento en España y reducir deuda, según indican fuentes financieras.

Digi cuenta dispone de una red de fibra en España de reciente creación. La compañía inició su despliegue con un acuerdo, que expira en 2026, para usar la infraestructura de Telefónica, tanto en móvil como en fibra. Esto no ha sido óbice para que la compañía haya avanzado en los últimos años en desplegar su propia red, que ya alcanza los nueve millones de accesos a hogares.

La empresa rumana ha puesto la proa en los últimos años en crecer en el mercado español y ahora busca dar un gran salto. Ha resultado el gran beneficiado de la fusión de MásMóvil y Orange, al haber alcanzado un acuerdo con estos dos competidores para adquirir las concesiones necesarias para que la fusión obtuviese el visto bueno de la Comisión Europea. En concreto, ha pactado comprar 60 megahercios de frecuencia de cobertura móvil por 120 millones de euros.

La compañía afronta la venta de su red de fibra con el objetivo de obtener capital con el que financiar esta adquisición, entre otros caminos para propulsar el crecimiento. Ha entablado negociaciones desde hace meses con la sociedad Onivia, participada por el fondo australiano Macquarie y el británico Abrdn. Natixis, Santander e ING son los bancos que pilotan la transacción.

Digi en un principio contempló la posibilidad de desprenderse de toda su red a cambio de embolsarse unos 1.000 millones de euros. Sin embargo, finalmente ha decidido reducir el tamaño de la transacción y retener una parte de la fibra. La teleco ultima un acuerdo con Onivia para venderle unos seis millones de accesos, con el objetivo de firmar el acuerdo durante el mes de marzo.

Abrdn, el socio de Macquarie en este operador de fibra, ya cuenta con un acuerdo con Digi. El año pasado pactaron desarrollar de forma conjunta una red de fibra óptica en Andalucía que alcance a unos 2,5 millones de hogares, con una inversión conjunta de 300 millones de euros. En octubre las partes anunciaron que ya habían culminado el 55% de este acuerdo con el desarrollo de 1,35 millones de accesos.

Con este nuevo acuerdo con Onivia, Digi no solo obtendrá el capital suficiente para pagar el espectro adquirido a MásMóvil y Orange. También busca sufragar futuros desarrollos de fibra, con la incógnita de si prepara la desconexión de las infraestructuras de Telefónica. La compañía cuenta con un pasivo de 1.300 millones, que abarca también el pasivo de sus filial española. En 2021, refinanció toda la deuda de la filial española y firmó su primer préstamo sindicado, de 132 millones, coordinado por Santander e ING, los dos bancos más cercanos a la compañía. En 2022 volvió a firmar otra financiación con la banca, de 128 millones, liderado por la entidad holandesa y en 2023 recibió 100 millones más. En el pool bancario están también BBVA, Sabadell, CaixaBank, Abanca, Unicredit y Société Générale.

Digi ha elegido para este acuerdo a un operador de fibra muy activo en el mercado español con una red con 3,7 millones de accesos a hogares. Se encuentra inmersa actualmente en un plan de expansión, con el objetivo de alcanzar los 4,1 millones de accesos. Onivia, que pilota Jose Antonio Vázquez como consejero delegado y con los fondos Daiwa y Arjun como minoritarios junto a Macquarie y Abrdn, nació en 2019 con la adquisición de la red de MásMóvil, de 940.000 accesos de fibra. Ambas partes ampliaron el acuerdo en 2022 en entorno a un millón de accesos más, para cubrir la España rural. Con la adquisición a Digi se consolidará como uno de los grandes operadores de fibra en España.

Los otros operadores

  • Vodafone. Zegona ya ha dejado claras sus intenciones de monetizar la red fija de Vodafone en España para financiar una parte de la adquisición del negocio del grupo británico en el país. El folleto de la adquisición valora la red en unos 2.000 millones de euros y avisa que migrar la red fija a fibra costaría entre 600 y 700 millones. Onivia figura en las quinelas del mercado como uno de los posibles compradores, así como la posibilidad de firmar un acuerdo con MásMóvil-Orange o Telefónica.
  • Adamo. Ardian adquirió en 2021 la teleco Adamo, especializada en el despliegue de fibra óptica en el medio rural, por la que pagó 1.200 millones al fondo sueco EQT. La firma tiene una red de 10.000 km desplegada en 600 municipios.
  • Lyntia Access. Se trata de la rama de fibra a hogares de Lyntia, la sociedad que el fondo francés Antin construyó sobre el negocio español de Ufinet, que compró a Cinven. Antin vendió la otra parte del negocio, la fibra oscura, a Axa. Negoció vender esta rama de accesos a hogares a Avatel, con el apoyo del private equity Apollo, pero el acuerdo terminó frustrándose.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Para seguir leyendo este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_

Sobre la firma

Álvaro Bayón
Redactor de la sección de empresas especializado en operaciones corporativas, banca de inversión y capital riesgo. Graduado en Estudios Hispánicos por la Universidad Autónoma de Madrid y Máster en Periodismo UAM-El País, ha desarrollado toda su carrera en Cinco Días, donde trabaja desde 2016.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Archivado En

_
_