_
_
_
_
_

Iryo se interesa por rodar a Galicia y en el Corredor Mediterráneo, pero urge menores cánones

La operadora ferroviaria cumple su primer año en España con cinco millones de viajeros y previsión de crecer un 15% en 2024

Uno de los trenes de alta velocidad de Iryo en la estación madrileña de Chamartín.
Uno de los trenes de alta velocidad de Iryo en la estación madrileña de Chamartín.AFP

Los primeros 12 meses de la operadora ferroviaria de alta velocidad Iryo en España se han saldado con la captación de un 24% de cuota de mercado, por asientos ofertados, frente a los servicios de Renfe (AVE y Avlo) y Ouigo, según ha indicado esta mañana ante la prensa su consejero delegado, Simone Gorini. El volumen de tráfico atendido desde el arranque de operaciones alcanza los 5,2 millones de viajeros, en un total de 16.851 viajes. Iryo circula en los tres grandes ejes de alta velocidad (Madrid-Barcelona, Madrid-Sur y Madrid-Levante), ofreciendo 11 destinos, y analizará su entrada en la línea a Galicia y el Corredor Mediterráneo en cuanto Adif abra formalmente la segunda fase de la liberalización del tráfico de viajeros. De momento, se han pedido muestras de interés no vinculantes.

La aspiración para 2024, según ha señalado Gorini, es elevar en un mínimo del 15% el número de usuarios. De momento basta con los 20 trenes Frecciarossa, de última generación, para atender la capacidad en la red que le fue otorgada por Adif. Competir en nuevos ejes precisaría inversión en trenes, según ha reconocido el consejero delegado. Iryo, al igual que Ouigo en rampa de lanzamiento, reclama una bajada de cánones por parte de Adif para impulsar el tráfico y la demanda. El ejemplo puesto sobre la mesa es el de Italia, donde hay dos operadoras en competencia, una menos que en España, pero se dio un importante salto en la demanda, hasta duplicarla, con la rebaja del 50% en los precios por circular. El administrador público de la infraestructura ha decidido congelar los cánones en 2024, con lo que seguirá cobrando las tarifas que estableció en 2021. Y ese año bajaron un 23% para la reanimación del tráfico tras la crisis sanitaria.

Preguntado sobre si la esperada entrada de nuevos competidores en España podría afectar a la rentabilidad de las operaciones, Simone Gorini ha afirmado que las compañías que ya han desplegado inversiones están preparadas para acometer nuevos proyectos, pero los márgenes podrían sufrir con la llegada de otros rivales. De hecho, Iryo reconoce haber sido agresiva en precios a la estela de Ouigo para lanzar su marca en este país, aunque Gorini expone que el cliente también prima atributos de calidad del servicios a la hora de programar su viaje. “Quienes viajan con Iryo repiten”, ha asegurado.

El consejero delegado de Iryo, Simone Gorini, junto a la directora de Comunicación y Relaciones Institucionales de la operadora, Marisa Rodríguez Palop, durante la rueda de prensa celebrada esta mañana en Madrid.
El consejero delegado de Iryo, Simone Gorini, junto a la directora de Comunicación y Relaciones Institucionales de la operadora, Marisa Rodríguez Palop, durante la rueda de prensa celebrada esta mañana en Madrid.

Iryo cuenta con una plantilla de 583 trabajadores y sus trenes han recorrido nueve millones de kilómetros en su primer año de operaciones. El factor medio de ocupación es del 66%, llegando al 70% en el Madrid-Sevilla. “Estamos en España para quedarnos y crecer; tenemos vocación de liderazgo”, ha aseverado el directivo.

El próximo hito, anunciado para el 10 de diciembre, es la apertura de un servicio entre Sevilla y Barcelona con un tiempo de viaje inferior a las seis horas. Iryo desplegará cuatro frecuencias diarias (dos por sentido). Otro proyecto, este a medio plazo, es enlazar la Ciudad Condal con París, un eje transfronterizo en el que ya rivalizan Renfe y SNCF.

El salto entre España y Francia es un proyecto liderado por uno de los tres accionistas de Iryo, la italiana Ferrovie dello Stato (en el capital de Iryo convive con Air Nóstrum y Globalvía). A falta de definir el modelo comercial, se prevé la cooperación de Iryo y Trenitalia France. Esta última ya enlaza París y Lyon con Milán. “Creemos que hay demanda entre Barcelona y París, y que la entrada de un nuevo operador podría estimularla”, ha sentenciado Simone Gorini.

De los 16.851 viajes realizados desde el 25 de noviembre de 2022, Iryo ha realizado 8.302 operaciones con Barcelona, eje en el que oferta 32 frecuencias diarias;, la conexión entre Madrid y Valencia, con 16 frecuencias por jornada, se ha llevado 4.036 viajes; en el corredor de Andalucía (22 frecuencias al día) se han contabilizado 4.401 operaciones, y en la ruta a Alicante (dos frecuencias diarias los fines de semana) se han dado 472.

Iryo ha remarcado esta mañana datos que avalan el tirón de la demanda con la liberalización: en el segundo trimestre se batió el récord de viajeros en la alta velocidad, con 8,32 millones en los corredores donde Renfe tiene competencia, y el tráfico ha crecido un 10,7% en los diez primeros meses, según información que maneja Adif, respecto al mismo periodo de 2022.


Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Sobre la firma

Javier Fernández Magariño
Es redactor de infraestructuras, construcción y transportes en Cinco Días, donde escribe desde junio de 2000. Ha pasado por las secciones de Especiales, Cinco Sentidos, 5D y Compañías siguiendo la información de diversos sectores empresariales. Antes fue locutor de informativos en la Cadena Cope, además de colaborar en distintos medios de Madrid.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_