_
_
_
_

El hotel Ritz de Madrid, un pozo sin fondo para sus accionistas: Olayan y Mandarin acumulan préstamos por 240 millones

Los créditos, concedidos desde 2015, han servido para financiar la mayor reforma de la historia del hotel. Los dueños heredaron 57,6 millones en préstamos participativos tras la compra

Carlos Molina
Hotel Ritz Madrid
Vista del restaurante Deesa, en el Mandarin Oriental Ritz de Madrid.

El hotel Ritz se ha convertido en una inversión poco rentable por ahora para el fondo saudí Olayan y para la hongkonesa Mandarín, que lo adquirieron a Landis Inversiones (propiedad de Alicia Koplowitz) y Belmond Spanish Holdings por 130 millones de euros en 2015. Desde esa fecha, los dueños del hotel Ritz han inyectado 240 millones de euros al hotel a través de 14 préstamos, que se han destinado mayoritariamente a las obras de la remodelación íntegra que ha sufrido el hotel, que se prolongaron tres años hasta abril de 2021.

En las últimas cuentas que ha depositado el hotel en el Registro Mercantil constan esos 14 créditos, que fueron especialmente significativos en volumen en 2015, nada más cerrarse la compra del activo, y en 2020, coincidiendo con la pandemia y el cierre del grifo del crédito. En concreto, los propietarios concedieron al hotel dos préstamos en 2015 por importe de 57,6 y 52,6 millones de euros, respectivamente, que vencían el 31 de mayo de 2025. Cinco años después firmaron otros dos créditos por 35,2 y 19,9 millones de euros, con vencimiento en mayo de 2024. De los catorce préstamos, trece vencen a lo largo de 2024 (todos ellos referenciados al Euribor más un diferencial del 1,15%) y solo el concedido en 2015 vence en 2025, con un tipo de interés del 3,05%. La suma del principal de todos los créditos llega a 220 millones de euros, a los que hay que añadir otros 19,97 millones correspondientes a los intereses devengados por esos préstamos que están pendientes de pago.

De los 240 millones de euros, 57,6 millones corresponden a un conjunto de préstamos participativos suscritos por los anteriores propietarios (Belmond y Landis) “como consecuencia de la situación patrimonial que tenía la sociedad desde el ejercicio 2010″, a los que se subrogaron los nuevos dueños (Olayan y Mandarín) a través de la sociedad Fourteen Holly y que están pendientes de pago.

Los nuevos dueños contaban que la mayor reforma de la historia del Ritz en Madrid serviría para disparar los ingresos y el beneficio y poder anticipar la amortización de esos créditos. Nada más lejos de la realidad. En 2021, el hotel perdió 14,2 millones de euros y en 2022, el primer año en el que operó de forma íntegra tras la remodelación, redujo sus pérdidas a 3,7 millones, aunque obtuvo un ebitda positivo de 1,18 millones. Pese a ello, la dirección del hotel se mostraba optimista respecto a 2023. “Hemos establecido en nuestro primer año completo de operación nuestro posicionamiento como líder de lujo en el mercado a través de nuestro posicionamiento de tarifa, calidad de servicio y experiencias gastronómica, siendo el objetivo de la sociedad para 2023 mantener ese posicionamiento a la vez que aumentar el volumen de reservas en el segmento MICE y de ocio”. Tras la reforma, la tarifa media del hotel empezó en 650 euros por noche y en la actualidad puja por ser la más alta en Madrid, en pugna con el Rosewood (antiguo Villa Magna) y con el Four Seasons, que alcanzó el pasado ejercicio su récord histórico de precios, tal y como avanzó Cinco Días el martes 17, con una tarifa media de 934,9 euros (un 30% más anual) y una previsión de 961,6 euros para este año.

Negocios conjuntos en Barcelona

Adquisición. Pese a que la compra y posterior reforma del hotel Ritz en Madrid no han tenido los efectos deseados en la cuenta de resultados del inmueble, eso no ha hecho mella en el interés de sus accionistas (Mandarin Oriental y Olayan) en seguir haciendo negocios de forma conjunta en el segmento de los hoteles de lujo. Y una buena prueba se produjo con la compra del hotel Mandarin Oriental de Barcelona por parte del grupo saudí Olayan a Reig Capital Group por un importe de 240 millones. 
Reparto. La operación, cerrada el pasado mes de julio, otorgará la propiedad y la operación del hotel a Olayan, con lo que se espera (aún no se ha confirmado) que se repita el binomio de Madrid y que Mandarin explote el hotel. El inmueble, situado en el Paseo de Gracia, cuenta con 120 habitaciones y supuso una de las transacciones hoteleras más caras en España, con un precio por habitación superior al millón de euros. 

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_

Sobre la firma

Carlos Molina
Periodista de la sección de Empresas, especializado en hoteles, turoperadores, agencias de viajes y aerolíneas. Trabajó en la sección de Especiales entre 2001 y 2005 y escribió sobre comercio exterior, política económica y macroeconomía en la sección de Economía entre 2005 y 2015. También ha trabajado en ABC, Interviú y el diario Mediterráneo.

Más información

Archivado En

_
_