_
_
_
_
_

El fondo saudí Olayan compra el hotel Mandarin de Barcelona a un precio récord

La familia andorrana Reig vende por 240 millones el inmueble

Hotel Mandarin Oriental de Barcelona.
Hotel Mandarin Oriental de Barcelona.

Los saudís de Olayan se han hecho con una joya hotelera de Barcelona. El fondo saudí ha adquirido por alrededor de 240 millones el hotel Mandarin Oriental a la familia andorrana Reig, según fuentes del mercado inmobiliario. Este establecimiento de cinco estrellas cuenta con 120 habitaciones, por lo que estos inversores árabes están pagando alrededor de dos millones por cama, lo que supone romper el techo pagado hasta ahora de los establecimientos de lujo.

The Olayan Group es conocido ya en el mundo hotelero de lujo en España al poseer el 50% del Ritz de Madrid, ya que comparte la propiedad precisamente con Mandarin Oriental. Esta operación incluye el activo hotelero, la explotación del hotel y los locales comerciales adyacentes, según un comunicado remitido por Reig. Se espera, por tanto, que Mandarin siga explotando el negocio.

Este hotel de lujo, inaugurado en 2010, está situado en el Passeig de Gràcia, el eje comercial del lujo en pleno centro de Barcelona. El establecimiento cuenta con spa, una piscina en la azotea con vistas de la capital catalana y una piscina cubierta. Todas las habitaciones y suites han sido diseñadas por la interiorista Patricia Urquiola.

La propiedad del inmueble es de esta familia encabezada por María Reig, aunque contaba con una deuda otorgada por el fondo Farallon Capital Mangement. Esta empresaria andorrana pertenece a la saga que gestiona el family office Reig Capital Group, con intereses en negocios inmobiliarios, tabaquero, banca privada y de capital riesgo. Con esta operación, esta firma sale del mercado hotelero.

El precio -no confirmado oficialmente- pagado por Olayan de alrededor de dos millones por habitación, supera con diferencia los 1,4 millones pagados en Madrid por el Rosewood Villa Magna, los 1,2 millones del Bless e incluso los 1,5 millones que se prevé de valor en el JW Marriott.

No todas las habitaciones del hotel se encuentran en el edificio de los Reig. Concretamente, una pequeña proporción -las suites más caras- están alquiladas a Isak Andic, fundador de Mango, precisamente en el inmueble donde se ubica una de sus tiendas.

La operación de venta ha sido asesorada por la consultora inmobiliaria JLL, según un comunicado remitido este lunes. “El Mandarin Oriental Barcelona es uno de los activos más lujosos de la ciudad, con una ubicación inmejorable y una marca excepcional. Los inversores han mostrado un gran apetito por el activo a pesar del difícil entorno en el mercado de capitales”, afirmó Patrick Saade, director gerente sénior de hoteles de JLL en EMEA. “Los inversores son conscientes de que los hoteles de lujo se han convertido en una inversión cada vez más institucional y de que las cambiantes preferencias de los consumidores dan lugar a nuevas oportunidades de inversión. El segmento de hospitality está en el punto de mira de los inversores que buscan desplegar capital en una clase de activos inmobiliarios en constante evolución”, agregó. Reig también ha contado con el asesoramiento de Baker & McKenzie, Andersen y KPMG.

El interés por el lujo en España

La llegada de marcas como Marriott, Hyatt, Four Seasons o Nobu y los buenos resultados que han sacado de sus aperturas han disparado las inversiones en este tipo de establecimientos.

En esa carrera por atraer capital extranjero, Madrid ha tomado ventaja con la llegada de varios proyectos que han conformado la denominada “milla de oro” en la que han coincidido nuevas marcas como Four Seasons, Thompson (Hyatt), Edition (Marriott) o Rosewood (Villa Magna), con ambiciosas reformas como Santo Mauro (AC Hotels) o Ritz (Mandarin), con tarifas muy por encima de lo que se pagaban antes. El precio medio por habitación en 2022 fue de 520 euros, lo que le hizo superar a Barcelona por primera vez en la historia, aunque las tarifas que se cobran en temporada alta pueden llegar a superar los 1.000 euros.

La llegada de marcas internacionales como Four Seasons ha generado un efecto llamada a otras marcas y la creación de una zona en torno al nuevo hotel del gigante estadounidense con presencia masiva de marcas internacionales. A escasos metros del hotel Four Seasons, se lanzó hotel Marriott con la enseña JW y también Nobu, la marca hotelera en la que participan el actor Robert de Niro y el productor de cine Meir Teper.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_