_
_
_
_
_

Indra y Oesía amplían su negocio de defensa con la compra de la filial de Duro Felguera

La Sepi cuenta con el 40% del capital y será el principal accionista

Edificio de Duro Felguera.
Edificio de Duro Felguera.

Indra y el Grupo Oesía lograron finalmente este viernes hacerse con el 60% del capital de Epicom, empresa de cifrado filial de Duro Felguera, según comunicó la ingeniería a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La operación se ha cerrado por 5,3 millones de euros con un acuerdo que establece que cada sociedad tendrá el 30% del capital de la firma.

No obstante, la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi) será el principal accionista de Epicom, con el 40% restante. Esta transacción es una muestra más de cómo Indra ha puesto el foco en el negocio de defensa, en un momento clave en lo geopolítico. Este verano cerró también la adquisición de un 9,5% en el fabricante de motores para la aviación ITP Aero, controlado por el fondo Bain. Sobre todo ello planea la idea que sugiere el mercado de que la compañía segregue los negocios de defensa del de consultoría.

La naturaleza del negocio de Epicom, y el perfil de cliente con el que cuenta, lo convierte en una firma estratégica, lo que requiere que cualquier transacción debe contar con el visto bueno del Consejo de Ministros. Esto, de partida, bloqueaba cualquier inversión extranjera, como un fondo o competidores industriales. Con la Sepi ya en el capital de ambas sociedades, Indra encajaba como un comprador idóneo.

Así, la ingeniería asturiana explicó este viernes en una nota que, de esta manera, “da cumplimiento” al acuerdo del Consejo de Ministros de 4 de julio de 2023 que impone la venta de la empresa considerada estratégica para la Seguridad Nacional “como condición previa” a la autorización de la entrada de los inversores extranjeros en la ampliación de capital social. Esta operación fue acordada por la junta general del 13 de abril.

Epicom está orientada al desarrollo de soluciones criptográficas para proteger información clasificada. La Administración Pública es su principal cliente, dando servicio a Moncloa, la Casa Real o al Centro Nacional de Inteligencia (CNI) para proteger sus comunicaciones. Duro Felguera contaba hasta ahora con un 60% de su capital, tras vender el otro 40% a la Sepi en 2021 por un montante que no fue comunicado. Entonces, esta se guardó una opción de compra por el 60% restante que expiró en marzo pasado, pero que se prorrogó hasta el cierre de este año. Finalmente son Grupo Oesía e Indra, de la que la Sepi es la principal accionista con un 24% de las acciones, las que se hacen con ese porcentaje.

La acción de Duro Felguera marcó el viernes ganancias del 2,70% en Bolsa tras cerrar la venta. Con la subida, el valor se coloca en el entorno de los 0,65 euros. Por el carácter estratégico de Epicom, el 5 de marzo de 2021 Sepi adquirió una participación pública inicial del 40% a su accionista único Duro Felguera y una opción de compra por el otro 60%. “Para garantizar la soberanía nacional, la capacidad tecnológica y el soporte financiero de la compañía, Sepi cede dicha opción de compra dando entrada a dos accionistas, a través de un proceso concurrencial convocado al efecto”, explicó la sociedad pública en un comunicado.

Duro Felguera detalló que el consejo de administración ha procurado que las condiciones de la opción de compra “sean las que resultan de la aplicación de la normativa” y defendió los intereses de la compañía “para que el precio se corresponda con lo dispuesto en esa regulación”.

Movimiento “plenamente justificado”

“La transmisión está plenamente justificada desde el punto de vista del interés social de Duro Felguera por resultar imprescindible para la ejecución de los acuerdos de la Junta General de 13 de abril de 2023 de aumento de capital social”, argumentó la ingeniería, quien insistió en que va a permitir “avanzar en el cumplimiento de las condiciones suspensivas del desembolso de los préstamos comprometidos” con los inversores mexicanos –Grupo Prodi y Mota-Engil México– y “hace posible que se pueda proceder a la entrada del inversor en el capital social de Duro Felguera”.
Además, Duro Felguera hace caja para aliviar su complicada situación financiera, que se extiende desde hace unos años y que ha pasado por varios capítulos, desde el rescate por la propia Sepi con un préstamo de 120 millones, a la entrada de nuevos inversores, los mexicanos Grupo Prodi y Mota-Engil México, con una ampliación de capital de 90 millones.


Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela
Normas

Archivado En

_
_