_
_
_
_

La IA generativa puede sumar entre 2,3 y 4 billones de productividad anual, según Mckinsey

La cifra es comparable al PIB del Reino Unido en 2021. El uso de esta tecnología podría aumentar la productividad laboral entre un 0,1% y un 0,6% cada año hasta 2043

Marimar Jiménez
ChatGPT
Una captura de la aplicación de inteligencia artificial ChatGPTReuters

La inteligencia artificial (IA) generativa podría suponer un aumento de la productividad de billones de dólares para la economía mundial, según concluye el informe de McKinsey & Company El potencial económico de la IA generativa: la próxima frontera de la productividad. En concreto, el estudio analiza 63 nuevos casos de uso en 16 funciones empresariales que, según explican, podrían sumar entre 2,6 y 4,4 billones de dólares (2,3 y 4 billones de euros) en productividad global anual. Una cifra comparable a los 3,1 billones de dólares del PIB del Reino Unido en 2021.

McKinsey calcula también que, excluyendo a la IA generativa, los casos de uso de la inteligencia artificial y la analítica podrían aportar anualmente entre 11 y 17,7 billones de dólares de valor a la economía mundial. Además, agregar la IA generativa a estos casos podría aumentar esa cantidad entre un 15% y un 40%. El informe destaca que el uso de esta última tecnología podría aumentar la productividad laboral entre un 0,1% y un 0,6% cada año hasta 2043, compensando el descenso del crecimiento del empleo debido al envejecimiento de la población.

La consultora explica que este valor surge a medida que la IA generativa transforma el trabajo, elevando las capacidades de los trabajadores mediante la automatización de algunas de sus actividades individuales.

El trabajo de McKinsey destaca que las capacidades actuales de la IA generativa, junto con las de otras tecnologías, tienen el potencial de automatizar ciertas actividades laborales que hoy absorben entre el 60% y el 70% del tiempo de los empleados. La IA generativa ha acelerado las estimaciones anteriores realizas por la consultora, según las cuales la automatización técnica tenía el potencial de cubrir actividades que ocupan la mitad del tiempo que los empleados dedican a trabajar.

El análisis calcula igualmente que la mitad de las actividades laborales actuales podrían automatizarse entre 2030 y 2060, cuyo punto medio, 2045, se sitúa una década antes que las estimaciones previas de la consultora. Y afirma que la IA generativa ha acelerado el ritmo de transformación del lugar del trabajo. “Se están reimaginando puestos de trabajo y transformando sectores en cuestión de meses, no de año. Esto proporciona a los humanos una nueva superpotencia, y a nuestra economía una inyección de productividad muy necesaria”, dice el informe.

McKinsey advierte de que alrededor del 75% del potencial del valor total de la aplicación de la IA generativa se materializará en cuatro funciones empresariales: operaciones con clientes, marketing y ventas, ingeniería de software e I+D.

Las operaciones con clientes para personalizar y automatizar la IA generativa podrían aumentar la productividad entre el 30 y el 45% de los costes actuales de las funciones. Los casos de uso incluyen mejorar el autoservicio, a través de canales automatizados, y proporcionar a los agentes de atención al cliente información más específica para aumentar las ventas.

En el caso del perfeccionamiento de los resultados de marketing y ventas, la productividad del marketing podría aumentar un 5 y un 15% en este sector. Mientras tanto, la productividad de las ventas podría aportar un valor de entre el 3 y el 5%. Entre los ejemplos de uso se incluyen una planificación y redacción de contenidos más rápidas, un mayor conocimiento y calidad de los datos, la personalización de las búsquedas y la priorización de los clientes potenciales.

Según el estudio de la consultora, la ingeniería de software generará ahorros en la producción de bienes. Además, el impacto directo de la IA generativa en la productividad de la ingeniería de software podría oscilar entre el 20 y el 45% del gasto anual actual, por lo que el propio aumento de productividad podría proceder de la reducción del tiempo de codificación, la corrección de código y la investigación de mercado para soluciones de arquitectura.

El informe también mantiene que I+D conseguirá aumentar la productividad de los servicios entre el 10 y el 15%, con casos de uso que incluyen la mejora de la calidad general del producto, la optimización de los diseños para la fabricación y la reducción de costes en logística y producción.

Detalle por sectores

El análisis destaca el impacto de la IA generativa en algunos sectores. Los bancos, por ejemplo, podrían generar entre 200.000 y 340.000 millones de dólares adicionales gracias al aumento de la productividad. Cifra que se sitúa en los 310.000 millones en el caso del comercio minorista (gracias a la automatización de la atención al cliente, el marketing y las ventas y la gestión tanto de inventarios como de la cadena de suministro).

Las industrias farmacéuticas y de productos médicos podrían desbloquear entre 61.000 y 110.000 millones anuales gracias, entre otras cosas, a que se aceleraría el ciclo de 10 a 15 años que tarda un medicamento en llegar al mercado, a que se podría mejorar la calidad de los compuestos farmacéuticos y reducir el coste de la I+D.

El informe no deja de lado los riesgos que presenta esta tecnología. Así concluye que, aunque “estas potentes herramientas encierran un inmenso potencial para la economía mundial, especialmente ante los retos demográficos, las capacidades lingüísticas generativas de la IA también plantean riesgos, capaces tanto de mejorar las interacciones humanas como de causar daños a través de malentendidos, manipulación y conflictos”.

“Con la tecnología de IA generativa evolucionando tan rápidamente, los líderes empresariales deben actuar con celeridad para captar su valor y gestionar sus riesgos”, advierte el análisis, que añade que “los gobiernos también deben estar al tanto de los avances de la tecnología para afrontar sus retos y aprovechar sus ventajas”. “Con un impacto tan significativo en la mano de obra, las organizaciones tendrán que acelerar la planificación y el reaprovechamiento de la fuerza de trabajo, mientras que los empleados deben trabajar para dominar sus usos y adquirir nuevas habilidades”, recomienda el informe.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Marimar Jiménez
Redactora senior en la sección de Empresas de CINCODIAS. Sigue la actualidad del sector de tecnologías de la información y del ecosistema emprendedor español. Antes de incorporse al diario en 2000 trabajó en Actualidad Económica y los suplementos Futuro y Negocio en EL PAIS. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.

Más información

Archivado En

_
_