_
_
_
_

Huawei acusa a Bruselas de “discriminar” a los proveedores chinos “sin una base” objetiva y técnica

La tecnológica advierte que la decisión de la Comisión Europea de excluirles de las redes 5G plantearán graves riesgos económicos y sociales

Marimar Jiménez
Logo de Huawei.
Logo de Huawei.Unsplash

Huawei se opone “firmemente” y está en desacuerdo con los comentarios realizados por los representantes de la Comisión Europea, que este jueves decidieron ampliar las limitaciones a Huawei y ZTE en la UE asegurando que ven justificado restringir o excluir a ambas empresas de las redes 5G por razones de seguridad. “Está claro que no se basan en una evaluación verificada, transparente, objetiva y técnica de las redes 5G”, ha dicho el gigante chino tras conocer la postura de las autoridades comunitarias.

La multinacional ha asegurado que entiende la preocupación de la Comisión Europea por proteger la ciberseguridad en la UE. Sin embargo, ha advertido que las restricciones o exclusiones basadas en juicios discriminatorios plantearán graves riesgos económicos y sociales. “Obstaculizarían la innovación y distorsionarían el mercado de la UE”, ha remarcado. La compañía china alude a un informe de Oxford Economics que concluye que excluir a Huawei podría aumentar los costes de inversión en 5G hasta en decenas de miles de millones de euros, y tendrán que pagarlo los consumidores europeos. En concreto, este informe apunta que la prohibición de Huawei puede costar a EE UU y sus aliados 100.000 millones de dólares, y la decisión de optar por una alternativa a esta empresa puede aumentar el coste total de implementar el 5G en más de un 19%.

“Señalar públicamente a una entidad individual como proveedor de alto riesgo (HRV, por sus siglas en inglés) sin base jurídica va en contra de los principios del libre comercio”, remarca. Según Huawei, es de suma importancia subrayar que la evaluación discriminatoria del HRV no se aplicará a ningún proveedor sin un procedimiento justificado y una audiencia adecuada. “Como operador económico en la UE, Huawei tiene derechos procesales y sustanciales, y debe estar protegida por las leyes de la UE y de los Estados miembros, así como por sus compromisos internacionales”, ha defendido la compañía.

El comisario de Mercado Interior y encargado de Telecomunicaciones, Thierry Breton, fue tajante, sin embargo, este jueves al afirmar que “sobre la base de una amplia gama de información disponible, la Comisión considera que Huawei y ZTE representan, de hecho, riesgos sustancialmente mayores” que otros proveedores de 5G”. Además, el ejecutivo comunitario instó a los Estados miembros que aún no han aplicado sus recomendaciones para hacer frente de forma “eficaz y rápida” a los riesgos que plantean ciertos proveedores de 5G que lo hagan “sin demora” e invitó a los grandes operadores de telecomunicaciones a “abordar” el cambio de proveedor. También indicaron que la Comisión tomará “medidas para evitar la exposición de sus comunicaciones corporativas a las redes móviles utilizando a Huawei y ZTE como proveedores”.

El gigante chino ha insistido en que la ciberseguridad es su principal prioridad. En este sentido, ha recordado que la compañía ha abierto un Centro de Transparencia de Ciberseguridad en Bruselas, con el fin de aplacar las dudas sobre los aspectos de seguridad. Huawei ha explicado que este centro está abierto a clientes y organizaciones independientes de pruebas de terceros. “Se les invita a realizar pruebas y verificaciones de seguridad justas, objetivas e independientes de acuerdo con los estándares de ciberseguridad reconocidos por la industria y las mejores prácticas”.

En 2019, y ante el veto de EE UU a la compañía, Huawei también abrió otro centro de transparencia en ciberseguridad, abierto a reguladores, organizaciones independientes de terceros que realizan pruebas y organizaciones de normalización, así como a clientes, socios y proveedores de la tecnológica china. Este centro está situado en la ciudad china de Dongguan.

En una nota emitida hoy la empresa ha señalado que mantiene su compromiso de ofrecer productos y servicios certificados y de confianza a escala mundial, que conecten a millones de europeos. Mientras, países como EE UU, Reino Unido, Australia y Japón ya han prohibido el uso de su tecnología 5G por temores en materia de seguridad. En su comunicación del jueves, la Comisión Europea no prohíbe expresamente la utilización de las soluciones de Huawei y ZTE, pero lo cierto es que bendice a los 10 países de la UE que les han vetado y ha urgido al resto (entre ellos, Alemania y España) a hacerlo, sosteniendo que ambos proveedores tienen más riesgos que otros. Bruselas también se propone reflejar su posición en todos los programas e instrumentos de financiación pertinentes de la UE para evitar que ambas empresas accedan a programas financiados por la UE.

La prohibición del uso de Huawei en las redes 5G en Alemania costaría alrededor de 2.500 millones de euros y llevaría años, según expone el analista Iain Morris en un artículo para Light Reading, recogido por Servimedia. Morris señala que en Alemania, las telecos han adoptado algunas medidas encaminadas a prescindir de Huawei, pero los tres grandes operadores móviles del país, Deutsche Telekom, Telefónica y Vodafone, continúan obteniendo productos de red de acceso de radio (RAN) de la empresa china.

Morris advierte que la prohibición formal de Huawei podría provocar una respuesta comercial de China, perjudicando a los fabricantes de automóviles y otros sectores alemanas, ya que el país asiático fue el mayor socio comercial de bienes de Alemania en 2022.

Por otra parte, destaca que el informe de Strand Consult muestra que muchos otros países continúan comprando a proveedores chinos, principalmente a Huawei. A finales del año pasado, su participación en equipos 5G instalados era del 53% en Hungría, el 51% en Italia, el 72% en los Países Bajos, el 38% en Polonia, el 34% en Portugal, el 76% en Rumania y el 38% en España. Por ello, el analista concluye que una eliminación gradual es el único escenario realista, pues mitigaría el impacto financiero y permitiría a los operadores registrar los costes de reemplazo como parte del gasto de capital anual. La consecuencia, dice Morris, es que Huawei todavía podría estar en Europa cuando se lancen los primeros servicios 6G.



Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Marimar Jiménez
Redactora senior en la sección de Empresas de CINCODIAS. Sigue la actualidad del sector de tecnologías de la información y del ecosistema emprendedor español. Antes de incorporse al diario en 2000 trabajó en Actualidad Económica y los suplementos Futuro y Negocio en EL PAIS. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.

Más información

Archivado En

_
_