_
_
_
_

Santander Consumer se desprende de carteras fallidas por 1.000 millones desde 2018

El banco ha sha vendido estos activos con un descuento del 70%

Hipotecas
Dos personas retiran dinero de un cajero automático junto a un anuncio de hipotecas del Banco Santander, en una oficina de Madrid.SOPA Images / getty
Ricardo Sobrino

Santander Consumer Finance agiliza la limpieza de su balance. La filial de consumo de Santander se ha desprendido en los últimos años de carteras de crédito fallido valoradas en 3.688 millones de euros, por un total de 1.027 millones.

Se trata de activos que habitualmente no cuentan garantía o colateral, lo que se conoce en la jerga como ‘unsecured’, y conllevan un fuerte descuento sobre su valor nominal, que se sitúa en torno al 70%, 80% e incluso el 90%. En el caso de estas carteras, promedian un descuento del 70%.

En 2022, Santander Consumer Finance vendió activos valorados en 662,7 millones por 145 millones, según el último informe anual depositado en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Pero esa actividad se ha mantenido constante a lo largo de los últimos años. En 2021, la entidad ya se deshizo de activos valorados en 497,2 millones por 140,8 millones. Un año antes, vendió carteras valoradas en 567,5 millones por 154,1 millones. En 2019 se desprendió de 10 carteras de créditos fallidos valoradas en 1.036 millones de euros en su conjunto y por las que ingresó 291,9 millones y en 2018 vendió, igualmente, 10 carteras de fallidos valoradas en 925,9 millones de euros, por las que recibió 294,7 millones.

Santander Consumer Finance es la filial de Santander especializada en conceder crédito al consumo. Se trata de una de las grandes entidades de financiación, con presencia en 16 países europeos, China y Canadá. La entidad cuenta con 311 oficinas distribuidas por el territorio europeo, 48 de ellas en España).

La cartera total de activos dudosos se situó en 2.180 millones a cierre de 2022, lo que supone un ligero aumento respecto al año anterior (cerró con 2.033 millones). En cualquier caso, Santander Consumer Finance ha mantenido estable la morosidad, en un 2,06%, por debajo de la media del sector.

En los últimos años, la banca española ha acelerado en la reducción de la morosidad, precisamente, a través de la venta de carteras improductivas. Por un lado, las entidades buscaba deshacerse de créditos que se consideran activos tóxicos, ya que consumen capital. Por otro, se trata de un mercado despertó el apetito de las empresas de recobro en los últimos años.

Según los últimos datos del Banco de España, la tasa de mora se situó en el 3,51% en marzo para el conjunto de la banca, lo que supone el nivel más bajo desde 2008. No obstante, el sector cuenta con un repunte a lo largo del año. La alta inflación y las continuas subidas de tipos de interés presionan cada vez más la capacidad de pago de los clientes.

De hecho, tras varios años conteniendo las ratios de morosidad, tanto el Banco de España como el Banco Central Europeo vienen reclamando a las entidades prudencia y dotar provisiones para hacer frente a futuros posibles impagos. En el caso de Santander, la ratio de morosidad del grupo se situaba al cierre del primer trimestre de 2023 en el 3,05%.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Ricardo Sobrino
Graduado en filología italiana y en periodismo. Redactor de la sección Empresas especializado en información bancaria y finanzas. Canterano de CincoDías, se incorporó al periódico en verano de 2018.

Más información

Archivado En

_
_