_
_
_
_
_

España agrupa el negocio de Credit Suisse en buena parte de la UE

El negocio de seis países está bajo el paraguas del Banco de España desde el Brexit

Álvaro Bayón
Sede de Credit Suisse en Zúrich.
Sede de Credit Suisse en Zúrich.MICHAEL BUHOLZER (EFE)

España tendrá algo importante que decir en el futuro de Credit Suisse. El banco suizo decidió centralizar en Madrid la mayor parte de su actividad en la UE tras el Brexit, de modo que su oficina en la capital es su mayor centro financiero en todo el club comunitario y su sociedad en el país el principal foco de atención del Banco Central Europeo, bajo la supervisión del Banco de España. Es el centro de actividad de seis países.

Credit Suisse opera con ficha bancaria española desde finales de 2020. Fue entonces cuando convirtió en entidad financiera la agencia de valores con la que operaba en España desde los años 90 y creó la filial Credit Suisse Bank (Europe). Esta sociedad agrupa la actividad de la entidad en banca de inversión no solo en España y Portugal sino también en Francia, Italia, Países Bajos y Suecia. La decisión supuso traer a España más de 50 empleados.

Según los datos registrados por el Banco de España, a cierre del ejercicio de 2022 esta sociedad acumula unos 700 millones en depósitos a la clientela, descontados más de 4.000 millones que tiene depositados su matriz británica. Estos clientes son las principales empresas de la UE, que tienen a Credit Suisse como uno de sus bancos de cabecera. La entidad indica en sus cuentas anuales que todo este dinero está bajo el paraguas del Fondo de Garantía de Depósitos español, que garantiza los primeros 100.000 euros.

Al margen de todo esto queda el potente negocio de banca privada, el germen del banco suizo, especializado en sus orígenes en gestionar los ahorros de multimillonarios que acudían al país transalpino por su baja tributación. Agrupado en otra sociedad diferente, Credit Suisse AG, esta cerró el pasado ejercicio con otros 700 millones en depósitos a la clientela. Ambas sociedades acumulan unos 1.400 millones.

En la sede del banco en España, en la madrileña calle Ayala, trabajan unos 400 empleados. La mayor parte la integran aquellos dedicados a la banca privada, mientras que la parte de banca de inversión engloba a 180 profesionales.

La filial de Credit Suisse en España implosionó el pasado verano. El banco fichó por sorpresa al máximo responsable de banca de inversión de Barclays, Nacho Moreno, para pilotar este área de negocio. El movimiento no agradó al histórico consejero delegado del banco, Wenceslao Buge, que decidió abandonar el banco y llevarse a buena parte de su equipo. Ahora asesora a la consultora inmobliaria JLL.

El movimiento se saldó con el nombramiento de Emilio Gallego, hasta ese momento jefe de operaciones de la banca de inversión, como consejero delegado interino. Las fuentes consultadas indican que Gallego se mantendrá de manera permanente. Moreno estará al frente de la banca corporativa, como máximo responsable de la división de Investment Banking y Capital Markets para España y Portugal.

La filial aún espera el detalle de la hoja de ruta que el banco presentó en octubre, que pasaba por segregar el negocio de banca de inversión y recortar la plantilla en un 10%.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Álvaro Bayón
Redactor de la sección de empresas especializado en operaciones corporativas, banca de inversión y capital riesgo. Graduado en Estudios Hispánicos por la Universidad Autónoma de Madrid y Máster en Periodismo UAM-El País, ha desarrollado toda su carrera en Cinco Días, donde trabaja desde 2016.

Archivado En

_
_