Credit Suisse dispara a récord sus beneficios en España tras mudarse por el Brexit

La firma suiza logra 29,4 millones antes de impuestos en el primer semestre; Morgan Stanley y Bank of America llegan a duplicar sus resultados

Credit Suisse pulsa en la foto

Las sociedades de valores registradas en la CNMV ganaron 110,3 millones de euros antes de impuestos en el primer semestre: multiplicaron por más de seis los 17,3 millones del mismo periodo del año pasado. El buen resultado global se debe a que la firma de Credit Suisse en España logró ganancias récord después de trasladar a España parte de sus servicios ante el Brexit, a las fuertes mejoras de las entidades de Bank of America y Morgan Stanley y a las ventas de acciones de BME en la opa lanzada por Six de entidades como Norbolsa y Mediación Bursátil.

Las espectaculares cuentas se deben a motivos puntuales. Ni mucho menos son el fin de los problemas que el sector de los intermediarios arrastra durante años y que se han acentuado con el Covid-19.

Destaca especialmente el efecto Brexit en Credit Suisse Securities, que ganó entre enero y junio 29,4 millones antes de impuestos –fue el intermediario con más beneficios en el semestre–, frente a unos números rojos de 8,1 millones en los mismos meses de 2019. El banco suizo ha trasladado a unas 50 personas de diferentes áreas de negocio a Madrid desde Londres. Esto se ha notado en la facturación de la firma: sus ingresos por comisiones se han disparado un 365%, hasta los 70,9 millones de euros.

También otros gigantes de la banca de inversión extranjera han mejorado sus resultados de manera cuantiosa. Merrill Lynch, la sociedad de valores que pertenece a Bank of America, ganó un 74% más, gracias al incremento del entorno del 30% de los volúmenes de intermediación. En renta variable y también, y de manera importante, en renta fija, según las estadísticas del supervisor que preside Sebastián Albella.

La sociedad del grupo helvético perdió 8,1 millones en el mismo periodo de 2019

Morgan Stanley más que duplicó los beneficios de su sociedad de valores, hasta los 5,9 millones de euros (véase gráfico). Esta entidad también ha ejecutado una reasignación de su fuerza de trabajo por el Brexit, con un crecimiento en España, según fuentes del mercado.

Estos tres bancos de inversión suman unos beneficios antes de impuestos de 41,9 millones de euros, un 38% del total de sociedades de valores. Pero también algunos brókeres patrios han disparado sus beneficios. Y el culpable ha sido BME.

La opa lanzada por Six

Norbolsa, controlada por Kutxabank, multiplicó casi por 36 sus beneficios antes de impuestos, gracias a que vendió su posición en el gestor de los mercados en la opa lanzada por Six. A cierre de 2019, contaba con 618.627 acciones de BME, equivalentes al 0,74% del capital, que ha vendido en la operación a 32,98 euros cada una. Lo mismo ocurre con Mediación Bursátil, que controlaba a cierre de 2018, sus últimas cuentas disponibles, 810.784 títulos, el 0,97% del capital, de la empresa que ahora es propiedad del grupo suizo Six. “La explicación [al aumento del 5.500% del beneficio antes de impuestos, hasta los 24,2 millones] es la enajenación de parte de nuestra cartera propia”, explican desde la entidad.

La compra de BME propulsó casi un 3.500%el resultado de Norbolsa hasta junio

Los colistas de las sociedades de valores están liderados por UBS, con pérdidas de casi seis millones (véase información adjunta) y Ahorro Corporación Financiera (-1,24 millones de euros). Esta última firma concluyó a finales del mes pasado una reestructuración con un ERE por el 45% de la plantilla.

UBS sigue marcado por el ‘tema Orcel’

Números rojos. La cruz de los grandes bancos de inversión en España es para otro suizo: UBS. Su sociedad de valores perdió antes de impuestos 5,96 millones de euros entre enero y junio, después de cerrar el año pasado con un quebranto de 11,3 millones. Finalizó el ejercicio de 2018 con sus primeras pérdidas al menos en 14 años, desde que existen las estadísticas de la CNMV, de 5,3 millones antes de impuestos. Fuentes del mercado señalan que el tema Orcel ha sido clave en este cambio de tendencia. UBS ha sido siempre un banco de referencia para Santander. Pero la unidad de banca de inversión en España de la entidad helvética ha perdido flujo de negocio del mayor banco nacional, que ha decidido diversificar sus asesores. Ahora son un cuarteto, en el que se mantiene UBS, pero también han entrado Citi, Goldman Sachs y JP Morgan, como publicó CincoDías el pasado 2 de marzo. En las negociaciones con Andrea Orcel, el directivo de UBS que iba a ser nombrado CEO de Santander, se tensionó la histórica buena relación entre ambas bancos.

Normas
Entra en El País para participar