Brexit

Credit Suisse hace de su filial española la matriz en cuatro países de la UE

El banco de inversión cierra la sucursal que dependía de Londres

Wenceslao Bunge, responsable de Credit Suisse en España.
Wenceslao Bunge, responsable de Credit Suisse en España.

Credit Suisse reorganiza su estructura societaria en España. Tras haber decidido hacer de Madrid su gran centro de operaciones en la UE posBrexit, el banco de inversión suizo ha decidido cerrar su sucursal española (que dependía de Londres) y llevar todo su negocio a su sociedad de valores domiciliada en España. Esta firma será el centro de la actividad del banco no solo en España, sino también en Francia, Italia, Países Bajos y Suecia.

Credit Suisse abrió en España una agencia de valores en 1989. Esta sociedad gestionaba buena parte de su actividad de bróker, análisis o banco de inversión en el país. Pero el resto estaba vinculado con Credit Suisse International, una sociedad domicializada en Reino Unido que operaba en España a través de una sucursal en el país.

La legislación comunitaria permite que una entidad, con sede en un país de la UE, opere en cualquier país del club sin apenas estructura societaria en ese país. Precisa solo de una sucursal y solo responder ante la legislación y el regulador donde haya decidido establecer su centro europeo. Así operaban en España tanto Credit Suisse como otros muchos bancos de inversión, a través de una sucursal que dependía de una empresa en Londres. Pero el Brexit ha impedido que sigan operando así y ha forzado a que estos bancos busquen nuevos centros en el Viejo Continente.

Credit Suisse ha elegido Madrid. Así, el banco que pilota en España Wenceslao Buge ha liquidado esa sucursal dependiente de Londres. Y ha trasladado todo su negocio a la agencia de valores española. Además, y según figura en sus cuentas de 2019, el 1 de marzo de 2020 esta sociedad española adquirió del antiguo holding británico todo su negocio de sociedades en Europa a cambio de 11,8 millones de euros.

Esta operación supone que España será el centro de operaciones de Credit Suisse en varios países europeos. En concreto, Francia, Italia, Países Bajos y Suecia. La actividad del banco en estos países ha pasado a depender de la regulación española y están bajo la supervisión de la CNMV.

Esta operación no afecta al negocio de banca privada de Credit Suisse. Este sigue dependiendo de la sociedad Credit Suisse AG.

Normas
Entra en El País para participar