_
_
_
_
_

¿Cómo hacer el análisis de entorno en una pyme?

Claves para el análisis micro y macroentorno en Pymes estrategias y factores externos esenciales

El uso de un análisis de entorno para una pyme puede resultar una herramienta muy interesante a la hora de valorar todos los factores externos que vayan a influir en el funcionamiento de una compañía, pero, también, a la hora de tomar decisiones sobre el destino o las estrategias de la misma.

Se trata de un factor que, cada vez en mayor medida, es tomado en cuenta como uno de esos elementos fundamentales a la hora del diseño de las estrategias globales para optimizar las pymes.

¿Cómo se realiza un análisis de entorno para una pyme?

Como ya hemos indicado, el análisis de entorno se detendrá en todos aquellos factores externos, sobre los que la compañía tiene poder de decisión (este no es un elemento menor a tener en cuenta), y que van a influir en mayor o menor medida en el desarrollo profesional de la empresa.

En primer lugar, antes de realizar el análisis, hay que tener en cuenta que realmente hablamos de dos análisis en uno. Esto es así debido a que los factores externos se deben analizar desde una perspectiva micro y desde una perspectiva macro.

La perspectiva micro, o microentorno, serán todos los factores cercanos con los que la compañía interactúa de manera directa. Por poner algunos ejemplos, proveedores, intermediarios, clientes, competidores, colaboradores, etc.

La perspectiva macro, o macroentorno, hace referencia a aquellos factores externos que afectan tanto a la compañía como al micro entorno. Algunos ejemplos pueden ser, la tecnología, la ubicación geográfica, la fiscalidad, etcétera.

Por tanto, como vemos, es necesario un enfoque dual, en el que realicemos un primer análisis micro al que podamos añadir un análisis macro.

El análisis micro del entorno de la pyme

Realmente cuando se habla de un análisis del microentorno de la pyme, se hace referencia a unas tareas que la empresa ya debería tener hechas. Esto es así ya que, de lo que se habla, es del conocimiento profundo del trabajo diario de la empresa.

Dentro del análisis, encontramos algunos elementos de valor muy importantes. Por ejemplo, comprobar que los funcionamientos del micro entorno en el que se desenvuelve la compañía sean iguales o similares. Esto, permite elaborar patrones de predicción con los que hacer frente a errores comunes al sector productivo, o, simplemente, al modelo de empresa.

El sistema que se pueden utilizar para la organización de este análisis se denomina el Modelo de las Cinco Fuerzas de Porter. Como podemos leer en el blog de Billin, de este modelo se basa su utilización en el estudio de:

El cliente: teniendo en cuenta necesidades, métodos de pago, hábitos de consumo, etc.

El proveedor: analizando elementos como devoluciones, plazos de entrega, nivel de distribución, financiación, etcétera

Competidores: con una aproximación a los nuevos competidores que puedan surgir

La relación entre los competidores: prestando atención a cómo se relacionan entre sí nuestros competidores, capacidades de respuesta, acciones de unos frente a otros, etcétera

Productos o servicios que puedan sustituir a los nuestros: analizando aquellos productos o servicios que, de manera directa, puedan sustituir a los que nosotros ofrecemos apoyándose en valores como precio, adaptación o calidad

Para que este análisis funcione es necesario que todos enfoqué al impacto que va a tener sobre la pyme. Además, deberán participar todas las áreas de la compañía, sin excluir ninguna.

El análisis macro del entorno de la pyme

Este análisis es un proceso complejo y multifacético que abarca una variedad de factores externos, los cuales pueden influir significativamente en la operativa y estrategia de cualquier organización.

Factores Políticos: Los factores políticos juegan un papel fundamental en el análisis del macroentorno. Estos incluyen aspectos como la legislación vigente, las políticas fiscales, la estabilidad política del país o región, y los acuerdos internacionales.

La Economía: El entorno económico es otro factor crítico. Aspectos como el poder adquisitivo, el Producto Interior Bruto (PIB), la inflación, y las tasas de desempleo son indicadores clave que las empresas deben monitorizar.

Demografía: La demografía es un área que a menudo se pasa por alto, pero es vital para entender a los consumidores. La composición de la población por edad, sexo, tasa de natalidad, esperanza de vida y migración proporciona información valiosa sobre los mercados actuales y futuros.

Sociedad y Cultura: Los valores sociales y culturales también son determinantes en el análisis del macroentorno. Estos incluyen el estilo de vida, las creencias, el nivel educativo y cultural.

Medioambiente: El impacto ambiental de las actividades empresariales es un tema de creciente importancia.

Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_