_
_
_
_
_

Implicaciones del IVA franquiciado en autónomos

La medida, que podría ponerse en marcha antes del 2025, tiene ciertos requisitos y connotaciones que se deben analizar

El año 2025, e incluso finales del 2024, podría traer una diferencia sustancial en el día a día de los trabajadores autónomos de nuestro país. Y es que de sobra es conocido el sistema mediante el cuál todos los trabajadores autónomos deben declarar trimestralmente el IVA correspondiente al tipo de producto que comercializan, a través del modelo 303 de Hacienda.

Debido a la trasposición de una directiva europea que ya se está aplicando en otros países, es ahora cuando el Ministerio de Hacienda está dando forma a la posibilidad de que, en nuestro país, no todos los trabajadores autónomos tengan que hacer frente a esta responsabilidad con respecto al IVA.

Es un plan, por ahora, únicamente planteado y sin fecha fija, pero que podría cambiar la situación de más de 3 millones de personas en España, y eso únicamente teniendo en cuenta a los trabajadores autónomos y no a todos aquellos que forman parte de una Pyme. Eso sí, aparentemente seguro. Las condiciones, requisitos y reflexiones con respecto a si merece la pena acogerse a este posible nuevo sistema del IVA franquiciado, es lo que verdaderamente hay que conocer.

¿Qué es exactamente el IVA franquiciado y quién podría acogerse a él?

 Cualquiera que haya sido trabajador autónomo alguna vez, sabe perfectamente en qué consiste una de sus principales obligaciones fiscales: declarar el IVA. Es porque todos ellos están obligados a incluir en todas las facturas que envían a sus clientes, el IVA correspondiente al tipo de producto que ofrecen, y que puede ser del 21%, del 10% o del 4%, según el caso.

El IVA franquiciado es un sistema que pretende, básicamente, simplificar las obligaciones fiscales de los autónomos, pero no de todos ellos, sino de los que facturan menos de 85.000 euros al año. Esto, no obstante, es un gran porcentaje de los trabajadores autónomos de nuestro país.

En el caso de que una persona facture menos que esa cantidad establecida, tampoco está obligado a acogerse al IVA franquiciado, y será una decisión personal y que se ajuste a cada trabajador específicamente.

Esto es porque, quizá, a priori, pueda parecer una enorme ventaja que uno pueda evitar declarar el IVA en cada una de sus facturas para después no tener que hacer esa evolución trimestral. Pero, por otra parte, los autónomos que entren en este sistema, tampoco podrán desgravarse el IVA soportado derivado de los gastos de su actividad.

Aunque sea una nueva propuesta para un futuro próximo, lo cierto es que cada persona tendrá que valorar hasta qué punto le compensa o no dependiendo de su situación. Porque hay trabajadores autónomos que no se desgravan nada debido a que trabajan desde casa, mientras que otros tantos sí consiguen, debido a los materiales que tienen que comprar, eliminar una parte sustancial de cada declaración.

Datos sobre cuando puede entrar en vigor este sistema en España

Aunque ya se lleva algunas semanas hablando de todo este asunto del IVA franquiciado en nuestro país, lo cierto es que todavía quedan algunas fases que hay que pasar para que finalmente se lleve a cabo.

En primer lugar, se debe llegar a un consenso entre las principales asociaciones de autónomos y los agentes sociales, para fijar de manera exacta cuáles van a ser las condiciones, requisitos y características de esta novedad. Esto ya ha ocurrido, y, por tanto, se llegará durante este próximo 2024 a la segunda fase.

Esta consiste en la definición de las condiciones y los puntos clave por parte de la Agencia Tributaria, mediante un necesario apoyo jurídico y que va a durar algo más, pues se considera que podría estar desarrollándose hasta el año 2025.

Por último, cuando todo quede claro, a lo largo del año 2025, será cuando por fin este nuevo sistema entrará en vigor, y los trabajadores autónomos que se consideren exentos, dependiendo de sus condiciones, podrán elegir no tener que declarar el IVA. es decir, podrán acogerse al IVA franquiciado.

No obstante, más allá de un pequeño esquema que parece que especifica cómo va a ser el proceso y cuanto va a durar, todo ello está sujeto a variaciones y extensiones de cualquiera de las fases, hasta que se determine de forma muy precisa cómo va a ser este IVA franquiciado, y también se explique a cada trabajador, si es conveniente en su situación concreta.

Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_