_
_
_
_
_

¿Se ha adelantado el rally de Navidad en los mercados?

La inflación y los datos macro marcan la hoja de ruta

Los mercados financieros se mueven por expectativas, conviven muy mal con la incertidumbre y, en algunos casos, se rigen por la estacionalidad. Del clásico “sell in may, and go away” que escuchamos siempre en primavera y que sugiere salirse del mercado de mayo a octubre, nos llega en la recta final del año el famoso rally de Navidad.

También conocido como rally de Santa Claus o rally de Año Nuevo, este refrán financiero hace referencia al comportamiento alcista que suelen tener los mercados en la temporada de Navidad. Un rally que parece que este año se ha vuelto a adelantar porque, como explica Marta Campello, socia y gestora de fondos de Abante, noviembre ha sido un mes espectacular, tanto para las acciones como para los bonos, y ha pasado a la historia.

“En la bolsa estadounidense nos ha dejado el decimoséptimo mejor mes de la historia y en el caso de los bonos, el mejor mes desde 1985”, detalla Campello en su último vídeo mensual de visión de mercados. Esto, además de dejarnos nuevos máximos, cobra especial relevancia porque se ha producido después de un mal mes de octubre y de haber visto tres meses de caídas consecutivas en los mercados y un sentimiento muy negativo.

El índice mundial, en moneda local, perdió en octubre un 3%, después de haberse dejado un 3,69% en septiembre y casi un 2% en agosto. En noviembre ha subido un 8,13% y en el año acumula una rentabilidad cercana al 16,50%. Un cambio de sentimiento muy llamativo. De hecho, como recuerda Ángel Olea, socio y director de inversiones de Abante, “desde un lado muy pesimista, el equity global ha pasado a niveles de sobrecompra en 19 días. Desde 1997 no veíamos un movimiento tan rápido y brusco desde un sentimiento de sobreventa a sobrecompra”.

¿Qué ha pasado para ver este cambio tan importante y al alza en los mercados? ¿Durará durante el mes de diciembre y hasta principios de 2024?

Los mensajes de los bancos centrales han marcado el comportamiento de los mercados en los últimos meses y, muy especialmente, tras los meses de verano. En septiembre los banqueros centrales seguían sin mostrarse conformes con cómo se estaba comportando la inflación y eso los llevó a hablar del ya famoso “higher for longer”. Este mensaje de que los tipos iban a permanecer altos durante más tiempo es lo que hizo que el mercado bajara sus expectativas y tuviera un peor comportamiento.

¿Qué ha cambiado? A la espera de las próximas reuniones, lo que sí ha sentado muy bien al mercado ha sido la macro. En concreto, las buenas lecturas de inflación que hemos visto, tanto en Europa como en Estados Unidos, que han superado las expectativas, acercándose cada vez más al conocido objetivo del 2%.

En concreto, en la zona euro la inflación general ha bajado en noviembre cinco décimas, hasta una tasa del 2,4%, y la subyacente, que era la que más preocupaba, ha descendido hasta el 4,2%. En Estados Unidos, el PCE (Gasto de Consumo de Personal)que es el dato que mira la Reserva Federal de Estados Unidos, ha caído al 3%, el nivel más bajo de los dos últimos años.

“Estos datos han llevado a los mercados a interpretar que ya hemos visto el final del ciclo de subidas de tipos de interés. El mercado quiere buenas noticias y estas serían empezar a ver bajadas de tipos. Si la macro responde bien por el lado de la inflación y, además, parece que el crecimiento económico sigue estable, estamos en ese escenario de Goldilocks o en el mejor de los mundos”, comenta Campello.

¿Cambiará el comportamiento del mercado tras las reuniones de diciembre de los bancos centrales? ¿Seguirá el rally el resto de la temporada de Navidad? ¿Será 2024 un buen año para los mercados?

La realidad es que nadie tiene la bola de cristal para intentar adivinar lo que van a hacer los mercados, pero si miramos las estadísticas podemos tener algunas pistas, aunque hay que recordar que estas no se cumplen siempre y que, en la excepción, a veces, está la norma.

Varias casas de análisis señalan que el S&P 500 ha tenido rentabilidades positivas en el 83% de los años electorales. Desde 1928 solo ha habido tres años con elecciones presidenciales en los que el índice ha caído. Este 2024, el 5 de noviembre, se celebran las elecciones a la presidencia de Estados Unidos. ¿Será este el cuarto año de con números rojos? De momento, si pensamos en diciembre, las estadísticas también nos dicen que cuando noviembre viene fuerte, diciembre es también un mes positivo.

Más información
¿Quieres estar al día de la actualidad financiera? ¡Suscríbete a nuestro canal de YouTube!

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_