_
_
_
_

Toyota ganó un 18% menos entre abril y diciembre de 2022 por el alza de costes

La automovilística japonesa registró unos beneficios de 13.933,2 millones

Imagen de la parte delantera de un Toyota Grand Highlander.
Imagen de la parte delantera de un Toyota Grand Highlander.AFP
Manu Granda

El fabricante de vehículos japonés Toyota ha informado este jueves de que en los tres primeros trimestres de su año fiscal (el periodo abril-diciembre de 2022) obtuvo unos beneficios de 1,96 billones de yenes, unos 13.933,2 millones de euros al cambio actual. Esto supone un descenso del 17,6% respecto al mismo periodo del ejercicio precedente, debido a la crisis de chips y el aumento de costes de los materiales. Por su parte, el beneficio operativo de la compañía se situó en 14.883,57 millones de euros, un 17,1% menos.

"Los beneficios operativos de los primeros nueve meses han caído, pero los del tercer trimestre [entre septiembre y diciembre] aumentaron gracias a que los efectos positivos de un yen más débil y los aumentos en el volumen de ventas superaron el efecto negativo del incremento vertiginoso en el precio de los materiales", ha explicado la compañía nipona en un comunicado.

Entre abril y diciembre, la empresa vendió un total de 7,88 millones de vehículos en todo el mundo, lo que supone un ligero incremento del 1,3% respecto al mismo periodo del año precedente, pese a la persistencia de la crisis de chips. Los ingresos de Toyota ascendieron a 194.880 millones de euros entre abril y diciembre, un 18% más.

"En circunstancias en las que los planes de producción fluctuaron mucho debido a factores como la escasez de semiconductores, trabajamos arduamente con nuestros distribuidores, proveedores y plantas de producción. Con el fin de entregar la mayor cantidad de productos a nuestros clientes, estamos impulsando todas las medidas posibles", ha asegurado la nipona.

"Por ejemplo, nos esforzamos por evaluar rápidamente microchips alternativos y responder a los cambios de diseño para garantizar una adquisición estable de semiconductores. También buscamos acortar el tiempo de entrega visualizando el proceso desde el pedido hasta la entrega de cada vehículo", ha añadido el fabricante japonés.

Para el conjunto del ejercicio fiscal, que en Japón finaliza en marzo, el fabricante prevé entregar 10,4 millones de vehículos y obtener unos beneficios operativos de 17.025,2 millones de euros, lo que supondría una caída de las ganancias de casi el 20%. El margen de beneficios, según pronostica el fabricante, se situará al finalizar el año fiscal en el 6,7%, cuando en el ejercicio previo estuvo en el 9,5%.

La compañía finalizó el año 2022 como el fabricante de vehículos con más ventas del mundo por tercer ejercicio consecutivo, con 10,48 millones de unidades, lo que le situó a una buena distancia de su principal perseguidor, el grupo Volkswagen, que entregó 8,26 millones de coches. En el caso concreto de España, Toyota consiguió en 2022 ser la marca más vendida por primera vez en su historia, con 73.505 matriculaciones. La marca nipona desplazó a Seat (quedó sexta), que había liderado el mercado automovilístico español durante cuatro años consecutivos.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Manu Granda
En la actualidad cubre la industria del automóvil en la sección de Empresas. Previamente pasó por el área de Economía, donde escribió de laboral. Como 'freelance', cubrió la temporada de incendios del verano 2019-2020 en Australia para EL PAÍS. Es graduado en periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos y cursó el Máster de periodismo de EL PAÍS.

Más información

Archivado En

_
_