_
_
_
_

Maroto corteja a la india Tata para que abra la fábrica de baterias en España

El fabricante estaría barajando ubicarla también en Reino Unido

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, durante una visita a la planta de Stellantis Figueruelas (Zaragoza).
La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, durante una visita a la planta de Stellantis Figueruelas (Zaragoza).
CINCO DÍAS

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha mantenido esta tarde una videoconferencia con directivos del fabricante indio Tata Motors para tratar de convencerles de la conveniencia de que ubiquen en España la fábrica de baterías que pretenden construir en la Unión Europea con el fin de acelerar la electrificación de los vehículos de la marca Jaguar Land Rover, de la que es propietaria.

En el último salón del automovil India Auto Expo celebrado en Delhi (India), el director financiero de Tata Motors, Pathamadai Balaji, ya avanzó que las celdas de baterías que se fabriquen en Europa también se venderán a otras marcas automovilísticas, más allá de Tata Motors y Jaguar Land Rover. La compañía estaría sopesando dos ubicaciones dentro de la Unión Europea entre España y Reino Unido.

En caso de concretarse, el proyecto de Tata Motors se uniría en España a la gigafactoría de baterías de Volkswagen en Sagunto (Valencia) y podría optar a la segunda convocatoria de las ayudas del Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica del Vehículo Eléctrico y Conectado (Perte VEC), del cual todavía quedan por repartir 2.181 millones de euros.

Al igual que en el caso de Tata Motors, la empresa eslovaca Inobat también estaría decidiéndose sobre si instalar en España su próxima fábrica de baterías. En este caso la compañía se debate, al igual que el fabricante indio, entre una ciudad española (Valladolid) y una ciudad británica aún por definir.

Volkswagen y Sagunto

La gigafactoría que Volkswagen va a construir en Sagunto (Valencia) contará con una capacidad de 40 gigavatios, la misma que las otras cinco instalaciones que el grupo ha proyectado para Europa antes de 2030. Estará ubicada en un terreno de 130 hectáreas, comenzará a producir en 2026 y dará empleo en torno a 2.500 personas. El Gobierno ha otorgado una subvención directa de 90 millones a la Comunidad Valenciana para incentivar las inversiones orientadas a la construcción de la gigafactoría de baterías de Volkswagen. El Ejecutivo calcula que por cada millón de euros invertido se generarían entre 4,5 y 9,3 empleos, por lo que en el mejor de los escenarios se crearían 2.484 puestos de trabajo.

Los planes del gigante alemán pasan por asignar a la planta de baterías de Sagunto la fabricación de celdas que serán enviadas posteriormente a las factorías del grupo en Landaben (Navarra) y Martorell (Barcelona), donde se fabricarán modelos eléctricos en los que se ensamblarán dichas baterías. “Aunque el proyecto normativo se centra en una región, su impacto y tracción se extenderían significativamente sobre otras comunidades”, remarca.

Los intentos del Ejecutivo por tratar de atraer inversiones ligadas a la movilidad eléctrica han chocado frontalmente con un marco fiscal poco atractivo para los fabricantes de vehículos, tal y como apuntó el presidente de Seat y Cupra, Wayne Griffiths, a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en un acto celebrado el pasado jueves. En su intervención alertó de que las bajas ventas de coches en España son un obstáculo para que el país pueda liderar en el ámbito de la movilidad eléctrica. “Unas ventas inferiores a un millón de vehículos y menos de un 10% de cuota de mercado para eléctricos, son incompatibles con el objetivo de ser un ‘hub’ de electromovilidad”, señaló.

Prórroga de tres años

En ese contexto, Griffiths, que también preside la patronal de fabricantes de coches (Anfac), reclamó que el plazo para acometer las inversiones del Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (Perte) del motor se aumente hasta 2028, lo que supondría un incremento de tres años respecto al plazo marcado inicialmente en la primera convocatoria. “Es positivo que el Gobierno vea que hay que cambiar el Perte y hay que negociarlo con Bruselas”. En esa convocatoria se dejaron sin repartir 2.182 millones de euros sobre una dotación total de 2.975 millones.

El proyecto de Envisión en Navalmoral de La Mata

Presupuesto. La compañía china Envision solicitó formalmente en diciembre en torno a 115 millones de euros en ayudas públicas correspondientes a los incentivos regionales que concede la Administración General del Estado con el objetivo de construir en Navalmoral de la Mata (Cáceres) una gigafactoría de baterías para vehículos eléctricos. En concreto, las ayudas solicitadas corresponden a alrededor del 11,5% del total del presupuesto previsto para la primera fase de la gigafactoría, valorado en unos 1.000 millones de euros. Fuentes de la compañía apuntaron en esas fechas que la concesión de estas ayudas produciría un “efecto incentivador” para el desarrollo de la nueva planta en Cáceres, al tiempo que subrayaroon que esta subvención era “necesaria” para acometer la inversión propuesta. Envision tiene el objetivo de desarrollar en España un ecosistema para la fabricación de baterías para vehículos eléctricos y también el de “crear una industria competitiva, digitalizada y climáticamente neutra” en España.

Convocatorias. La compañía asiática se quedó fuera de la primera convocatoria del Perte del coche eléctrico. También se presentará a la segunda línea del Perte del coche eléctrico, que contará con los fondos que no se adjudicaron en la primera convocatoria, unos 2.182 millones de euros. El Gobierno, además de con Envision, también mantiene charlas con otras empresas del motor como Stellantis, Renault o Ford para que se sumen al programa.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_