Global Exchange detecta un repunte del 49% en el cambio de divisa en aeropuertos

El mayor crecimiento se produjo en la libra esterlina, con un alza del 136% en la compraventa

Oficina de cambio de Global Exchange en la Terminal 1 del aeropuerto Adolfo Suárez-Barajas de Madrid
Oficina de cambio de Global Exchange en la Terminal 1 del aeropuerto Adolfo Suárez-Barajas de Madrid

La llegada de turistas extranjeros no se frenó con el final de la temporada alta, como solía ocurrir antes de la pandemia, si no que se mantuvo estable en los tres últimos meses del año consolidando la reactivación del turismo. La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, vaticinó que España cerrará este año con 72 millones de viajeros extranjeros, un 86% de los recibidos en 2019, a lo que ha contribuido el acelerón experimentado en diciembre.

En ese mes, el cambio de divisas en los aeropuertos españoles se disparó un 49% respecto a las cifras de 2021 y se situó 16 puntos porcentuales por encima de los niveles prepandemia, según los datos de Global Exchange. Esta compañía española es la segunda que más oficinas de cambio tiene en el mundo, con 342 delegaciones en 70 aeropuertos de 23 países diferentes. Los datos en los aeropuertos españoles revelan como el mayor incremento correspondió a las operaciones de compraventa con la libra esterlina, que crecieron un 136% anual, seguidas por el franco suizo, con un alza del 58%, y el dólar estadounidense con una subida del 47%.

“La demanda de moneda para viajeros con destinos extracomunitarios del pasado mes ha alcanzado cifras superiores a las del diciembre previo a la pandemia. Todas las oficinas de la filial de Global Exchange en España constatan la recuperación de la actividad de cambio de moneda. Esta consolidación del turismo en nuestro país está en sintonía con la mejoría del sector a nivel internacional”, recalca Santiago Calderón Ruigómez, director general de Retail de Global Exchange.

En el caso de la libra esterlina, el dólar estadounidense y el franco suizo, los turistas se han aprovechado de la debilidad del euro frente al resto de divisas lo que les ha hecho ganar poder adquisitivo para realizar sus viajes. En el caso del dólar volvió a la paridad con el euro en julio de 2022, algo que no sucedía desde hace 20 años, llegó a cambiarse a 0,95 dólares en septiembre y posteriormente fue ganando terreno hasta los 1,07 dólares por euro. Este fenómeno ha sido aprovechado por las grandes hoteleras estadounidenses con presencia en España (Marriott, Hilton o Hyatt) para disparar sus reservas durante el pasado invierno.

Pero el crecimiento más importante en términos absolutos se ha producido en el caso de los británicos, en los que ha coincidido la apreciación de la libra y el fin de las restricciones para viajar. Entre septiembre y noviembre, la llegada de viajeros desde Reino Unido ha llegado a 4,16 millones, un 90,2% de los recibidos en 2019 y las previsiones apuntan a que se podrían recuperar los niveles precrisis en el primer trimestre de 2023.

Global Exchange también refrenda la recuperación del turismo con el incremento de pedidos online de cambio de divisa, que creció un 20% en diciembre. Este servicio, ofrecido desde 2015, permite a los usuarios reservar una cantidad de dinero a un mejor precio, y pagar y obtener la divisa extranjera en el mismo aeropuerto el día del vuelo, evitando colas o contratiempos de última hora. Otro de los nuevos servicios desplegados desde noviembre surge a partir del acuerdo con Correos para ofrecer el servicio de moneda extranjera a ciudadanos de todo el territorio nacional. El acuerdo supone facilitar el servicio de cambio de moneda desde la red de 2.389 oficinas de Correos en España. El servicio también estará disponible en las zonas rurales a través de los carteros, que podrán hacer los pedidos gracias a las nuevas funcionalidades de sus dispositivos electrónicos.

Las ventas se sitúan un 22% por encima de 2019

Verano. La actividad principal de Global Exchange se vio impulsada por la reactivación del turismo en verano, con un aumento de los ingresos hasta situarse un 22% por encima de los niveles de la temporada alta turística de 2019. “Hemos superado las expectativas de crecimiento en un verano histórico para las oficinas de cambio del grupo en España”, señaló Isidoro Alanís, presidente y consejero delegado de Global Exchange durante la presentación del balance.

Adjudicaciones. Al inicio de la pasada temporada alta, la unión temporal de empresas formada por Global Exchange y Travel Tax Free, ambas compañías con el 100% de capital español, resultó adjudicataria del contrato lanzado por Aena para cubrir la gestión del ‘taxfree’ en los aeropuertos de Madrid y Barcelona, los dos con mayor tráfico en España.

Normas
Entra en El País para participar