Uber reconoce el despido colectivo de más de 4.000 repartidores en España

La empresa se compromete a abonar una indemnización de 45 días de salario por año de servicio

Un repartidor de Uber Eats, en Madrid.
Un repartidor de Uber Eats, en Madrid.

Portier Eats Spain, la división de reparto de Uber, ha reconocido el despido colectivo de más de 4.000 repartidores en agosto de 2021 tras el acuerdo alcanzado con la Federación Estatal de Servicios, Movilidad y Consumo de la Unión General de Trabajadores (FeSMC-UGT) y la Federación de Servicios de Comisiones Obreras (COO) en la Audiencia Nacional.

En concreto, la empresa reconoce que dicho despido colectivo no resulta ajustado a la ley española, de manera que se compromete a abonar una indemnización a cada uno de los riders afectados en cuantía de 45 días de salario por año de servicio, con unos mínimos de indemnización, dependiendo de la antigüedad y la retribución percibida en el último año, según ha explicado UGT en un comunicado.

Así, la división de reparto de Uber procederá a remitir en los próximos cuatro meses a cada uno de las 4.404 personas repartidoras afectadas un mensaje por correo electrónico, en el que se le comunicará el acuerdo alcanzado y la cuantía de la indemnización que le corresponde por el despido.

Los repartidores deberán contestar en el plazo de un mes desde la recepción de dicho mensaje, aceptando la indemnización y confirmando los datos de la cuenta bancaria a la que será transferida la indemnización. En el plazo de los cuatro meses siguientes recibirá la cuantía de la indemnización correspondiente, según ha señalado el sindicato.

"Se trata de un acuerdo histórico, ya que por primera vez se reconoce en sede judicial un despido colectivo de personas repartidoras y garantiza el cobro de las indemnizaciones por cada uno los afectados, en cuantías que mejoran las establecidas en la ley", ha subrayado UGT.

FeSMC-UGT y CCOO-Servicios impugnaron el pasado año ante la Audiencia Nacional lo que consideraron el despido colectivo de hecho de más de 4.000 repartidores de Uber, al recibir cada uno de ellos una notificación de desconexión de la plataforma de la empresa Portier Eats Spain, la división de reparto de Uber, en agosto de 2021, ante la entrada en vigor de la ley riders, que establece la presunción de la relación laboral de este colectivo de reparto por plataformas.

Tras una sentencia de la Audiencia Nacional en la que se consideró que los sindicatos carecían de legitimación para impugnar el despido de hecho, al carecer de implantación, el Tribunal Supremo en sentencia de julio de este año 2022, revocó esta primera sentencia, reconociendo que los sindicatos FeSMC-UGT y CCOO-Servicios podían impugnar el despido y obligaba a repetir el juicio ante la Audiencia Nacional, que estaba señalado para este martes, 13 de diciembre.

Los sindicatos han explicado este martes que si algún rider no conserva la dirección de correo electrónico que en su día comunicó a la empresa Portier Eats Spain (Uber), debe dirigirse de manera inmediata a FeSMC-UGT con el fin de que desde el sindicato se gestione el cobro de su indemnización.

Cambio de modelo

Por su parte, un portavoz de Uber ha asegurado que este "acuerdo con UGT y CCOO compensará a los repartidores que perdieron su acceso a la app como consecuencia de la entrada en vigor de la Ley Rider".

"Recientemente hemos puesto en marcha un nuevo modelo, en pleno cumplimiento de la regulación vigente, que incluye cambios estructurales que le ofrecen al repartidor mayor control sobre su actividad, como por ejemplo la posibilidad de establecer su tarifa libremente", han indicado desde la plataforma.

Normas
Entra en El País para participar