Servicios

Uber lanza en España una suscripción única a sus servicios de movilidad y ‘delivery’

La compañía, presionada por la 'Ley Riders' y el Decreto Ábalos, ofrece un modelo de tarifa plana conocido como Uber One por 4,99 euros al mes

Courtney Tims, directora general de Uber Eats en España, y Felipe Fernández, director general de Uber España y Portugal.
Courtney Tims, directora general de Uber Eats en España, y Felipe Fernández, director general de Uber España y Portugal.

Uber quiere impulsar su negocio en España y prevé hacerlo apostando por un modelo de suscripción. La compañía lanza hoy Uber One en el país, una suscripción única que aúna sus servicios de movilidad (VTC y taxis) y delivery (reparto de comida y otros productos a domicilio). Con este lanzamiento, España se une a EE UU, Reino Unido, Francia, Canadá, México, Australia, Taiwán y Chile, los países en los que esta oferta ya está disponible. El primer lanzamiento de Uber One fue en EE UU en noviembre de 2021.

La suscripción a Uber One tiene un precio mensual de 4,99 euros y anual de 49,99 euros y ofrece gastos de envío a 0 euros en pedidos de Uber Eats, hasta un 5% de descuento en pedidos en este servicio (con un pedido mínimo de 10 euros en delivery y 20 euros en supermercados), igual descuento en los servicios de movilidad UberX, UberX Saber y Green, y un 10% de descuento en servicios premium, como Comfort, Black y Van. La suscripción incluye una prueba gratuita de un mes, un servicio de atención al cliente prioritaria y otras ofertas especiales y beneficios adicionales.

Uber disponía hasta ahora de diferentes programas de suscripción en todo el mundo, con más de 10 millones de suscriptores, y a partir de hoy Uber One sustituirá a todos ellos, incluyendo a Uber Eats Pass en España. “Somos la única plataforma que podemos ofrecer una suscripción para servicios de delivery y movilidad”, señaló en rueda de prensa Courtney Tims, directora de Uber Eats en España.

Tims y Felipe Fernández Aramburu, director general de Uber España y Portugal, confían en el éxito de la iniciativa pese a la inflación y la situación macroeconómica, que está llevando a muchos ciudadanos a recortar sus gastos, lo que en algunos casos les ha llevado a darse de baja en algunos servicios como las plataformas de streaming.

Los responsables de Uber explicaron que la suscripción a Uber One permitirá a los usuarios ahorrar una media de 11 euros al mes, según el historial de pedidos de los actuales suscriptores de Uber Eats Pass (la compañía no ha desvelado cuántos son). Igualmente, aseguraron que, teniendo en cuenta el precio de la suscripción a Uber One, los usuarios empezarán a ahorrar a partir del tercer pedido. No obstante, reconocieron que la suscripción sale rentable para aquellos usuarios que utilizan los servicios de Uber con cierta frecuencia.

Uber busca con este movimiento aumentar el número de clientes y elevar su fidelización, y por tanto, subir sus ingresos en el país. Y, según explicaron,  "los suscriptores suelen hacer el doble de pedidos que el resto de usuarios". La compañía no ofreció datos sobre cuántos suscriptores prevén alcanzar en Uber One. Solo indicó que en otras plataformas suele haber una conversión del 20% al 50%.

Los directivos aclararon que el modelo de Uber One no tendrá efecto sobre los ingresos que perciben los riders o los conductores. La comisión que recibirán ambos no cambia. Será la compañía quien asumirá la variación gracias al aumento de clientes con pago fijo mensual.

La compañía también avanzó que en los próximos días lanzará novedades en el programa de fidelización de conductores, Uber Pro. En concreto, en Madrid, estrenan un incentivo económico tanto para taxis como para VTC en función de la cantidad de viajes que realizan al mes. Dicho incentivo podrá alcanzar los 120 euros para los taxis y 350 para VTC.

'Ley rider' y 'Decreto Ábalos'

Preguntada sobre el modelo híbrido, con flotas de repartidores asalariados y autónomos, establecido por Uber Eats para poder competir con Glovo, Tims defendió que cumple con la ley rider. “El gran cambio que hemos introducido es que son los riders [autónomos] quienes establecen sus propias tarifas”, señaló. La directiva explicó que han vuelto a incluir la figura del autónomo porque tras eliminarla de su servicio cuando entró en vigor la citada ley perdieron el 80% de los repartidores. “Es una evidencia clara de que los riders prefieren ser autónomos”, dijo. 

Tims añadió que antes de poner en marcha el modelo híbrido, "que lo estamos lanzando por primera vez a nivel global desde España", hablaron mucho con el Gobierno "para ajustarnos a la nueva legislación. Les presentamos la herramienta que ibamos a utilizar y cuál era el impacto para el repartidor”. Según los responsables de Uber, el sistema que plantean, donde el rider fija el precio y elige entre todos los repartos disponibles a partir del mismo, es diferente al puesto en marcha por Glovo, que genera una subasta a la baja de los precios del servicio.

Pese a este diálogo, la directiva reconoció que la última palabra la tendrá la Inspección de Trabajo, pero no se espera que se produzca ninguna inspección a las plataformas de delivery en el marco de la nueva ley hasta mediados de 2023.

Respecto al negocio de VTC y el final del periodo de gracia que daba el Decreto Ábalos a las empresas de VTC para ofrecer servicios urbanos, Fernández Aramburu reconoció que las regulaciones de Madrid y Andalucía da a la compañía "una sensación de alivio, pues han evitado la destrucción del sector". Por contra, señaló, la de Cataluña "genera muchas dificultades" para esta actividad. El directivo de Uber volvió a lamentarse de que el Govern haya impuesto una longitud a los vehículos "injustificada" y los tiempos en las contrataciones, "contrarios a las recomendaciones de la UE".

Normas
Entra en El País para participar