España lidera la creación de empleo en la UE en el tercer trimestre

El crecimiento sube una décima con respecto a las previsiones hasta el 0,3%, aunque se ralentiza

El crecimiento del consumo y las inversiones contrapesan el freno del sector exterior

PIB Empleo Pulsar sobre el gráfico para ampliar

España lidera el crecimiento del empleo de la Unión Europea en su conjunto.La población ocupada aumentó un 1,4% en el tercer trimestre de 2022 y un 2,4% respecto al mismo periodo de 2021, según datos publicados este miércoles por Eurostat. Menos halagüeños, sin ser negativos, fueron los datos de crecimiento del PIB, que sobrevuelan el 0%: la eurozona creció un 0,3% intertrimestral entre julio y septiembre de este año. El consumo de los hogares y la inversión han hecho de contrapeso con respecto al sector exterior, que empeoró en el trimestre. Las últimas estimaciones indicaban que el crecimiento sería del 0,2%, por lo que el dato final se sitúa una décima por encima de lo estimado.

Con respecto al empleo, en la eurozona los ocupados aumentaron un 0,3% y un 0,2% en la UE. En el tercer trimestre de 2022, además de España, Malta y Chipre (ambos 1,0%) registraron el mayor crecimiento el empleo en comparación con el trimestre anterior. Las mayores caídas del empleo se registraron en Finlandia (0,8%), Rumanía (-0,6%) y Polonia (-0,4%).

En comparación con el mismo trimestre del año anterior, el empleo aumentó un 1,8% en la zona del euro y un 1,5% en la UE en el tercer trimestre de 2022, tras un 2,6% en la zona del euro y un 2,4% en la UE en el segundo trimestre de este ejercicio.

También caen las horas trabajadas en en la eurozona (-0,1%) y en la UE (-0,3%). En España, aunque caen, se mantienen prácticamente iguales (-0,1%).

El PIB se ralentiza

Pese a la mejora de expectativas, la economía de los países que usan el euro ha pisado el freno tras haberse expandido un 0,8% en el segundo trimestre. El menor crecimiento del PIB desde la primera parte del año 2021.

La Unión Europea en su conjunto, creció un 0,4% entre julio y septiembre, dos décimas más que las previsiones; pero tres décimas menos que la expansión del 0,7% registrada en el segundo trimestre de 2022. En términos anuales, el crecimiento del PIB en el tercer trimestre fue del 2,3% en la eurozona y del 2,5% en la Unión Europea, frente al incremento del 4,2% y 4,3%, que, respectivamente, registraron en el segundo trimestre de este año.

El sector exterior descendió en el peso del crecimiento europeo, principalmente por la compra externa de productos energéticos. Las importaciones aumentaron en el orden del 4,3% en la eurozona y un 4% en la UE, lo que contrasta con el menor ascenso de las exportaciones de productos europeos: 1,7% y 1,9%, respectivamente.

Pese a la balanza comercial negativa, el consumo de los hogares aumentó un 0,9% en la eurozona y un 0,7% en la UE, aunque fue la inversión el verdadero motor de expansión económica con crecimientos del 3,6% en los países del euro y del 3,2% en los 27 de la UE.

El mayor crecimiento trimestral se registró en Irlanda (2,3%), por delante de Chipre, Malta y Rumanía (los tres 1,3%) y de Luxemburgo (1,1%), mientras que las mayores caídas del PIB correspondieron a Estonia (-1,8%), Letonia (-1,7%) y Eslovenia (-1,4%).

En el caso de España, el PIB frenó su ritmo de expansión en el tercer trimestre al 0,2% desde el 1,5% de los tres meses anteriores. De su lado, Alemania registró un crecimiento del 0,4%, tres décimas más que en el segundo trimestre, mientras que Francia creció un 0,2%, frente al 0,5% del segundo trimestre e Italia un 0,5%, frente al 1,1% del segundo trimestre.

Normas
Entra en El País para participar