El drama de la Juventus exige un plan de salida por parte de Exor

La dimisión de junta directiva es una oportunidad para que los Agnelli se replanteen los lazos con un club que sufre pérdidas crónicas

Andrea Agnelli, en 2019, durante un partido de la Juventus, club que presidía hasta ahora, con el Parma.
Andrea Agnelli, en 2019, durante un partido de la Juventus, club que presidía hasta ahora, con el Parma. AFP

El presidente de la Juventus, Andrea Agnelli, y el resto de sus directivos dimitieron el lunes en medio de un intenso escrutinio de las cuentas del club de fútbol italiano. Para el principal inversor, Exor, controlado por los Agnelli, es una oportunidad para replantearse los lazos que mantiene desde hace tiempo con el equipo, que sufre pérdidas crónicas.

La fiscalía de Turín y el regulador del mercado, Consob, cuestionan la forma de contabilizar los salarios de los jugadores. Así que el club rehará sus resultados de los últimos años. La Juve afirma que los cambios contables apenas afectarán a su flujo de caja y su deuda neta. Pero la drástica salida de Agnelli, pariente cercano del presidente de Exor, John Elkann, y promotor de la fracasada Superliga, empeora aún más una inversión ya de por sí cuestionable.

Con 36 ligas en su haber, es uno de los equipos más exitosos del país. Pero sus victorias no se han visto reflejadas en los estados financieros. El club, vinculado a los Agnelli desde 1923, tiene pérdidas desde al menos 2018, y ha necesitado repetidas ampliaciones de capital. El holding Exor, que controla el club a través de una participación del 64%, ha derrochado unos 450 millones en cuatro años para apuntalarlo, según los analistas de Equita. Y puede que siga siendo necesaria una nueva inyección de capital.

El golpe a la reputación de los Agnelli contradice el pequeño tamaño de la Juve. El equipo cotizado, con un valor de 700 millones, suponía a finales de 2021 apenas el 2% del valor de los activos netos de Exor, de 31.000 millones. Pese a su valor sentimental, cortar los lazos puede ser la mejor opción. Los clubes de fútbol están muy solicitados, y la venta del Chelsea ha provocado un frenesí entre los posibles dueños. Pese a sus problemas, la Juve podría alcanzar el mismo múltiplo que el capital riesgo RedBird ofreció hace poco por el Milan. A 4,6 veces su previsión de ingresos de este ejercicio, 494 millones, podría alcanzar los 2.300 millones, incluida la deuda.

Los posibles pretendientes probablemente se mantendrán al margen mientras duren los problemas legales. Pero, mientras, tiene sentido elaborar un plan de salida.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías