Deporte

La Juventus declara unas pérdidas récord de 254 millones en la última temporada

El club italiano no prevé recuperar la rentabilidad en el ejercicio 2022-2023

Andrea Agnelli, presidente; Pavel Nedved, vicepresidente; y Maurizio Arrivabene, consejero delegado de la Juventus de Turín.
Andrea Agnelli, presidente; Pavel Nedved, vicepresidente; y Maurizio Arrivabene, consejero delegado de la Juventus de Turín.

La Juventus de Turín, el gran dominador del fútbol italiano en los últimos años, acumuló una pérdida neta de 254,3 millones de euros al cierre de la temporada 2021-2022, un nivel récord en una campaña que finalizó sin levantar título alguno por primera vez en 11 años.

Ya en la temporada anterior, el club turinés declaró una pérdida de 210 millones. Si se cuenta también el resultado de la 2019-2020, la Juventus ha acumulado unos resultados negativos por 554 millones de euros desde que empezó la pandemia. Además, no declara beneficios desde la 2016-2017.

La entidad, propiedad en un 63,8% de la familia Agnelli, ya tuvo que ejecutar una ampliación de capital por 400 millones en diciembre del año pasado para compensar sus resultados financieros negativos. Los de la última temporada los explica por la persistencia de los impactos derivados del Covid-19. "La pandemia afectó de forma significativa, tanto directa como indirectamente, a la venta de entradas, a los ingresos por la venta de productos oficiales y licencias, y a los ingresos por los traspasos de jugadores, con un impacto negativo inevitable", apuntó en un comunicado hecho público en la noche del viernes.

La Juventus redujo sus ingresos un 7,8%, pese a que, a diferencia de la temporada 2020-2021, la pasada sí se jugó con público durante la mayor parte de la misma. En total, el club italiano facturó 443.3 millones. La caída se explica por un retroceso de cerca del 28% en los ingresos procedentes de los derechos audiovisuales, que pasaron de 235 a 170 millones, "debido a un menor número de partidos de la Liga de Campeones comparado con el año anterior".

Los costes sí se incrementaron, prácticamente en la misma proporción en la que la entidad redujo sus ingresos. Los gastos operativos crecieron un 7,6% hasta 483,4 millones, con un crecimiento de más del 9% en salarios deportivos. Estos representaron el 67,3% de los gastos corrientes y el 73% de sus ingresos. Si se añaden las amortizaciones por traspasos de futbolistas, el resultado de explotación se elevó a una cifra negativa de 236,7 millones.

La Juventus fue uno de los equipos que, a principios de mes, fueron multados por la UEFA por incumplir sus reglas de fair play financiero, que establecen que los equipos que juegan competiciones europeas no pueden acumular más de 30 millones de pérdidas en el periodo 2019-2022. Como explica en su nota de resultados, se ha comprometido al pago de 3,5 millones de euros a la UEFA como resultado de la sanción.

Sin embargo, la temporada 2022-2023 tampoco será la de su vuelta a los beneficios, según anticipa el propio club, que sí prevé una mejora "significativa" en sus resultados, aún pese a un "contexto económico, financiero y político desfavorable". "La mejora prevista, que en la actualidad, no será suficiente para lograr un punto de equilibrio al cierre del ejercicio, también se explica por el continuo desarrollo de nuevos ingresos y una política de racionalización de costes que empezó en el ejercicio 2020-2021 y que será efectivo a medio plazo".

Normas
Entra en El País para participar