Financiación

El Tesoro rebaja en 5.000 millones la emisión neta de deuda este año con el alza de tipos

El volumen de emisión neta queda en 70.000 millones de euros en 2022, la misma cuantía estimada para el año próximo

Carlos Cuerpo, secretario general del Tesoro.
Carlos Cuerpo, secretario general del Tesoro.

El alza de tipos de interés está siendo implacable en el aumento del costes de financiación de los gobiernos de la zona euro y el Tesoro español ha anunciado hoy la reducción en 5.000 millones de euros del volumen de emisión neta prevista para este año. Esa emisión neta será este año de 70.000 millones de euros y la emisión bruta descenderá a 232.507 millones de euros, cifras ligeramente inferiores a lo previsto en enero con lo que compensar por la mayor carga en el pago de intereses.

La vicepresidenta primera del Gobierno, Nadia Calviño, ha señalado que esta reducción demuestra “la confianza de los mercados y los inversores internacionales en la economía española y en la política económica responsable del Gobierno”. Hasta la fecha se ha completado ya el 96% del volumen total de financiación previsto para 2022 y ya no será necesario realizar la subasta del 15 de diciembre contemplada en el calendario.

El Tesoro rebaja en 5.000 millones la emisión neta de deuda este año con el alza de tipos

Tal reducción en la emisión neta de deuda de este año, según explica el Tesoro en un comunicado, se debe a la prudencia en las estimaciones lanzadas en el inicio del año y “al dinamismo de la economía española y del mercado de trabajo”. De hecho, esa rebaja en la necesidad de emisión de deuda pública se produce incluso a pesar del mayor gasto que están suponiendo los diferentes paquetes de ayudas adoptados por el Gobierno para reducir la inflación y paliar sus efectos en las empresas y ciudadanos.

En todo caso, la recepción de los fondos europeos del programa Next Generation también está jugando un papel crucial a la hora de rebajar la necesidad de acudir al mercado de capitales. España ha solicitado recientemente el tercer desembolso, por 6.000 millones de euros, después de haber recibido 31.000 millones de euros de los dos primeros tramos de fondos europeos.

El Tesoro explica que, pese al rápido incremento de los tipos de interés en 2022, “los costes de financiación se mantengan en niveles contenidos en términos históricos”. Así, el coste del conjunto total de la deuda se mantiene en cotas similares al pasado año, 1,68%, mientras que el coste medio de la deuda emitida este año se sitúa, a falta de las subastas que se celebrarán en diciembre, en el 1,19%, frente al nivel mínimamente negativo registrado por primera vez el pasado año, del -0,04%. En 2021, el 60,8% de la deuda emitida se hizo a tipos negativos, un privilegio que desapareció por completo en agosto de este año, cuando el Tesoro también comenzó a pagar por vender letras a tres meses.

La vida media de la deuda en circulación se ha mantenido prácticamente al mismo nivel del año pasado, en los 7,9 años, desde los 8 años de 2021. Con una deuda a mayor plazo se rebajan las exigencias de pago de intereses en el corto plazo y hacer una planificación financiera a largo plazo más sostenible. Según prevé el Tesoro, la carga de intereses sobre el PIB, en el entorno del 2,2% podrá mantenerse estabilizada.

Para el año próximo, la estimación de emisión neta de deuda, una vez descontadas las amortizaciones es de 70.000 millones, la misma cuantía que este año. En 2021, la cifra fue de 75.318 millones de euros, después de una reducción en el año de 25.000 millones respecto a la previsión lanzada en enero de ese año.

Normas
Entra en El País para participar