La CEOE celebra este miércoles elecciones a la presidencia con Garamendi como favorito

Los resultados se conocerán apartir de las 13.30 horas

Imagen de la última asamblea general de la patronal CEOE.
Imagen de la última asamblea general de la patronal CEOE.

Los candidatos a presidir la CEOE pugnarán hoy por conseguir liderar la patronal. Su actual presidente y claro favorito a revalidar el puesto, Antonio Garamendi, medirá sus fuerzas ante la candidata de Foment, Virginia Guinda. La empresaria catalana, que aglutina la corriente crítica que representa en la sombra Josep Sánchez Llibre, saltó a la palestra recientemente para intentar cuestionar la que entonces era una victoria segura de Garamendi.

La Asamblea Electoral arrancará en primera convocatoria a las 9.00 horas, y en segunda, a las 10.00 horas. En esta, se procederá a la apertura de la sesión para abrir las mesas e iniciar la votación. La hora de finalización de la votación está prevista para las 13.30 horas, cuando se iniciará el recuento de votos y, posteriormente, se conocerá al presidente o nueva presidenta de CEOE para los próximos cuatro años.

Sea quien sea que consiga los avales necesarios para presidir la organización, ambos habrán de afrontar cuatro años de mandato que estarán marcados por la crisis de precios y energía en la que buena parte de los empresarios está inmersa.

El presidente de CEOE se presentó a finales de septiembre como único candidato, por lo que se asumía que revalidaría el puesto sin sobresaltos. Sin embargo, la empresaria catalana dio un paso adelante y reveló su candidatura el último día permitido (el pasado 8 de noviembre) lo que, según fuentes cercanas al actual presidente, perjudica la candidatura de Garamendi, ya que limita el tiempo de éste para hacer campaña y afianzar apoyos.

Garamendi necesitará cubrirse las espaldas, ya que la candidatura de Guinda es fruto de la disidencia interna contra el actual presidente de CEOE. El presidente de la patronal catalana, Josep Sánchez Llibre, lleva intentando por activa y por pasiva que Garamendi tuviera un oponente, para lo que trató de convencer a dirigentes críticos para visibilizar la oposición a la actual presidencia.

Lo intentó con el presidente de Cepyme (único vicepresidente nato de CEOE), Gerardo Cuerva, con quien Garamendi enfrió su relación en los últimos tiempos; con el presidente de la patronal madrileña Miguel Garrido, donde existe un grupo de responsables muy críticos con la forma de dirigir el empresario vasco; o con el presidente de la patronal de concesionarios Faconauto, Gerardo Pérez, que fue el que más cerca estuvo de presentarse candidato. Pero, Sánchez Llibre solo ha logrado in extremis que Guinda, su número dos, haya dado el paso.

Sin embargo, Guinda se presenta como algo más que la cara de las críticas hacia la actual dirección. Dentro de lo que podría definirse como programa electoral, utilizando el símil de las campañas políticas, Guinda lo tiene claro: quiere defender a capa y espada la figura del empresario en España, una figura que considera, no está siendo bien tratada, pese al papel dinamizador de la economía que desempeña, la creación de empleo y el valor añadido que aporta a la sociedad.

Garamendi cuenta con el beneplácito de haber capeado un escenario ciertamente apocalíptico para el empresariado español, con una pandemia mundial que destruyó en menos de 15 días casi un millón de empleos. Así lo consideró la mayoría de la clase empresarial y ese será, probablemente, uno de los principales valores que le hagan ser reelegido en el cargo.

Normas
Entra en El País para participar