Crónica de Bolsa

El Ibex pone en la diana los 8.200 puntos y el Brent cae a mínimos de septiembre

El selectivo español escapa a las caídas y avanza un 0,75%

El aumento de contagios en China da al traste con las expectativas de flexibilización de las restricciones. Los confinamientos vuelven a primera línea. La posibilidad de que el gigante asiático abriera la mano y empezara a suavizar la política de Covid cero para impulsar la recuperación se desvanece. Los temores de recesión se abren paso. En una sesión en la que se impusieron las ventas, el Ibex 35 escapó a la quema. Con el impulso de la banca y las energéticas, el selectivo español avanzó un 0,75%. Después de recuperar el viernes los 8.100 puntos, la Bolsa vuelve a poner en la diana los 8.200, barrera que superó en niveles intradía.

Aunque los bancos subieron de manera generalizada, por encima de todos se situó la Santander. La entidad que preside Ana Botín repuntó 3,17% después de lanzar una recompra de acciones por valor de 960 millones. Bankinter sumó un 1,45%; Sabadell, un 0,81% y BBVA, un 0,13%. Solo CaixaBank (-0,5%) escapó a las ganancias. La caída de los precios del crudo ante las expectativas de una menor demanda por parte de China pasó factura a Repsol. La petrolera bajó un 2,83%, seguida de cerca por cotizadas vinculadas a las materias primas como AcerlorMittal (-0,84%) y Acerinox (-0,68%).

El rojo se impuso como telón de fondo en el resto de Bolsas europeas. El Dax alemán bajó un 0,36%; el Cac francés, un 0,15%; el Ftse británico, un 0,12% y el Mib italiano, un 1,29%. El Ejecutivo liderado por Giorgia Meloni trabaja contrarreloj para cerrar unos presupuestos en un contexto en el que la inflación está disparada.

El Nikkei terminó con un avance del 0,16%, pero la mayoría de las Bolsas en Asia han caído, con las mayores pérdidas en las acciones de China continental y Hong Kong, debido a que las muertes relacionadas con Covid y el aumento de los casos de virus han llevado a las autoridades a endurecer las restricciones en algunas áreas de China. "La semana arranca con un aumento de los contagios por coronavirus en China, después de estudiar la posibilidad de levantar la política de cero-Covid, lo que imposibilita una reapertura completa de una economía que continúa tambaleándose. De hecho, se han impuesto nuevas restricciones en Pekín o Shanghái, por lo que podría provocar un efecto arrastre en la renta variable", explican desde IG.

Wall Street abre indeciso. Los inversores asimilan las últimas declaraciones de responsables de la Reserva Federal de EE UU (Fed), favorables a continuar con las subidas de los tipos de interés. Por su parte, la presidenta del BCE, Christine Lagarde, dijo que el BCE seguiría subiendo los tipos de interés e incluso podría necesitar restringir el crecimiento para controlar la inflación. Así, en los últimos días, la esperanza de que la Fed retrocediera en su campaña de aumentos agresivos de las tasas de interés para frenar la inflación se ha ido desvanecido poco a poco.

Bullard dijo ayer que la tasa de referencia de la Fed podría subir más de lo que esperan los operadores de futuros de tasas de interés. El presidente de la Fed de St. Louis no especificó una cifra concreta, pero un gráfico que acompañaba sus comentarios sugería que la tasa de referencia del banco central podría subir a un rango entre 5% y 7%. La Fed elevó este mes su tasa objetivo a un rango de 3,75% a 4%. Por su parte, el gobernador de la Fed, Christopher Waller, dijo el fin de semana pasado que los que toman decisiones de política monetaria todavía tenían "mucho camino por recorrer".

IBEX 35 8.407,90 0,00%
Petroleo Brent 87,050 0,196%

Más movimiento experimentó el crudo. El Brent llegó a bajar un 5,5% aunque finlamente se recuperó y cerró en 87,45 dólares por barril (-0,19%), mínimos desde septiembre. A los temores de recesión se suman las informaciones publicadas por Wall Street Journal. El diario estadounidense recoge que Arabia Saudí y otros países de la OPEP están estudiando un aumento de la producción para congraciarse con el Gobierno estadounidense y limitar las ganancias rusas por el precio del crudo. El cártel analiza un aumento de la producción de hasta 500.000 barriles al día el 4 de diciembre.

Los temores de recesión llevan a los inversores a buscar refugio en el dólar. El euro baja un 0,9% y se pone en peligro la paridad con el billete verde.

Normas
Entra en El País para participar