Cisco lanza un plan de reestructuración con 4.100 despidos, el 5% de su plantilla

El plan de 580 millones busca “reequilibrar la organización”

Quiere centrarse en áreas estratégicas como las redes empresariales y la seguridad

El CEO de Cisco, Chuck Robbins.
El CEO de Cisco, Chuck Robbins.

Los despidos en las tecnológicas no dan tregua. La última en anunciar ajustes es Cisco, que, tras presentar sus resultados del primer trimestre de su año fiscal 2023 este miércoles, ha anunciado un plan de reestructuración de 600 millones de dólares (580 millones de euros) que incluye despidos. Los recortes de puestos de trabajo afectarían hasta el 5% de su plantilla, que actualmente asciende a unos 83.000 empleados, según informan Barron’s, que cita al director financiero de la compañía, Scott Herren, y otros medios estadounidenses.

La multinacional explicó que el plan de reestructuración comenzará en el segundo trimestre de su año fiscal 2023 y señaló que con el busca “reequilibrar la organización”. Con el plan, el gigante de las redes optimizará su cartera inmobiliaria, alineada con su actual estrategia de trabajo híbrido más amplia, y centrará sus inversiones en áreas prioritarias clave.

El CEO de Cisco, Chuck Robbins, señaló en la misma línea que lo que están haciendo “es reducir el tamaño de ciertos negocios”. “No se trata de reducir nuestra plantilla; de hecho, tendremos más o menos el mismo número de empleados a final de este año fiscal que teníamos cuando lo empezamos”, añadió la compañía, que centrará sus recursos en sus negocios de redes empresariales y seguridad, donde reforzarán sus equipos y harán inversiones significativas.

La compañía también dijo que quieren acelerar su estrategia de plataformas y apostar por más productos en la nube. Y resaltó que los despidos “no persiguen un ahorro de costes”, aunque sí quieren “mantener disciplina financiera” mientras ejecutan sus nuevas apuestas.

En su primer trimestre fiscal ha obtenido ingresos de 13.169 millones, un 6% más

Los despidos de Cisco llegan después de que otros gigantes tecnológicos hayan anunciado recortes importantes, como los 11.000 despedidos de Meta, los 3.700 de Twitter (la mitad de su plantilla) o los 10.000 de Amazon. Pero son las únicas. Otras compañías como Salesforce, Microsoft, Stripe, Lyft, Redfin, Gettir y Klarna han reducido sus plantillas en los últimos meses. Según un informe de Goldman Sachs de este martes, los despidos en las tecnológicas “son un desafortunado efecto secundario de la ralentización en el crecimiento de los ingresos de estas compañías, a medida que la economía se normaliza tras la pandemia, y a que las valoraciones de las tecnológicas se han visto afectadas de forma desproporcionada por la subida de tipos de interés”.

En el caso de Cisco, los despidos llegan tras anunciar Robbins lo que calificó como los mayores ingresos trimestrales de la historia de la compañía: 13.630 millones de dólares, un 6% más frente al mismo periodo del año anterior, y por encima de los 13.310 millones de dólares previsto por los analistas, según datos de Refinitiv. La mejora en la cadena de suministro y las recientes inversiones en la nube y las subidas de precios han ayudado a la empresa a mejorar su negocio y a atraer clientes en medio de la desaceleración económica.

El beneficio neto de la compañía se redujo un 10% hasta los 2.700 millones de dólares.

Cisco espera ahora un crecimiento de sus ingresos en el año fiscal 2023 de entre el 4,5% y el 6,5% y un beneficio ajustado de entre 3,51 y 3,58 dólares. Anteriormente preveía un crecimiento de las ventas del 4% al 6% para el año y ganancias de 3,49 a 3,56 dólares. Aunque los resultados presentados por la empresa superaron las estimaciones, el gigante de las redes sigue luchando por crecer a medida que el mundo de la tecnología se desplaza a la nube y al software de suscripción. Las acciones de Cisco han caído este año casi un 27%, mientras el Nasdaq ha retrocedido un 28,54%.

Normas
Entra en El País para participar