Los NFT pueden no volver a levantarse de la lona

Con los tipos subiendo, los activos que no devengan intereses deben tener algo especial para ser atractivos

Instalación de arte de Refik Anadol, luego convertida en NFT y subastada en Sotheby's, expuesta en Hong Kong.
Instalación de arte de Refik Anadol, luego convertida en NFT y subastada en Sotheby's, expuesta en Hong Kong.

El tren del bombo de los tokens no fungibles está descarrilando. Los NFT se dispararon en los últimos años al ofrecer a sus propietarios la posibilidad de reclamar la propiedad digital única de una obra de arte apreciada mediante blockchain. Por desgracia para sus defensores, esta clase de activos se encuentra ahora en un declive que muestra desconcertantes signos de permanencia.

Los NFT están atravesando un difícil 2022, por decirlo suavemente. En enero, el agregador de datos CryptoSlam registró 4.800 millones de dólares en ventas de NFT. En octubre, esta cifra se había reducido en más de un 90%, hasta situarse por debajo de los 500 millones.

La caída de los NFT no es sorprendente, ya que su mercado está estrechamente vinculado a las criptomonedas, que han sufrido una implosión similar. La mayoría de los NFT se compran y venden con Ether, una criptodivisa que ha sufrido una fuerte caída de valor este año, y se autentifican a través de la cadena de bloques de Ethereum. El valor total del mercado de todas las criptodivisas se ha desplomado desde los casi 3 billones de dólares de hace un año hasta alrededor de 1 billón.

Los expertos en NFT son optimistas y creen que esta clase de activos puede seguir evolucionando. Los NFT podrían convertirse en un componente clave del concepto de metaverso del jefe de Meta Plataforms, Mark Zuckerberg, conectando los mundos físico y digital. Podrían utilizarse, por ejemplo, para autenticar las posesiones digitales de las personas en el espacio virtual de la red social. Sin embargo, dados los recientes problemas de Meta, parece que los inversores también están perdiendo la paciencia con el experimento del metaverso.

Otro posible rayo de esperanza es el continuado interés de marcas como Lacoste por adoptar los NFT. Sin embargo, la llamada gama de NFT Undw3 de Lacoste imita la tradicional moda coleccionista de poseer activos digitales, vendiendo versiones digitales únicas del famoso cocodrilo de la empresa. No parece muy diferente a lo que ya existe.

En última instancia, los NFT tienen el mismo problema que cualquier otro activo de nicho que tenía atractivo en la era de los bajos tipos de interés, que ahora está desapareciendo. El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, ha subido el precio del dinero, e irá a más. Con menos dinero de sobra dando vueltas, los activos que no devengan intereses necesitan tener algo especial que los haga recomendables. No está claro que los NFT lo tengan.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías