Criptoactivos

FTX pide acogerse a la ley de quiebras en EEUU tras la dimisión de su consejero delegado

Sam Bankman-Fried se mantendrá en la empresa para ayudar a una transición ordenada

FTX pide acogerse a la ley de quiebras en EEUU tras la dimisión de su consejero delegado
REUTERS

FTX ha solicitado oficialmente este viernes acogerse a la protección del Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos. El primer reconocimiento formal de los problemas del exchange, más allá de Twitter, afecta a la matriz y a 130 filiales, incluida Alameda Research, su vehículo de inversión. Al mismo tiempo, el hasta ahora consejero delegado, Sam Bankman-Fried, ha dimitido de su puesto, que será cubierto por John J. Ray III –un experto en restructuraciones y que trabajó en la quiebra de Enron–.

El nuevo ejecutivo ya adelantó en un comunicado, también publicado en el perfil oficial de Twitter,  que la quiebra es el primer paso para reestructurar la firma. El texto señala que se espera que la mayor parte de los empleados de la compañía continúe trabajando en la firma mientras la misma sortea los pasos del Capítulo 11.

Durante la noche del jueves las autoridades de las Bahamas, donde tiene su principal sede FTX, habían congelado los activos de la empresa y de sus "entidades relacionadas", a medida que el que fuera gigante de las criptomonedas busca una solución para sus problemas de liquidez. La decisión de congelar los activos FTX ha sido considerada como la más prudente de cara a preservar los activos y estabilizar la empresa, según la Comisión de Valores de las Bahamas.

El regulador de Bahamas también ha hecho referencia directa a las denuncias contra el fundador de FTX, Sam Bankman-Fried, quien habría usado depósitos de los clientes en FTX para hacer inversiones con Alameda Research. "La comisión es consciente de las declaraciones públicas que sugieren que los activos de los clientes fueron mal manejados, mal administrados y/o transferidos a Alameda Research", comunicó. "Este tipo de acciones habrían sido contrarias a la gobernanza normal, sin consentimiento del cliente y potencialmente ilegales".

La decisión del regulador bahameño establece el nombramiento de un abogado como liquidador provisional representa un paso inicial para evaluar si una empresa debe ser liquidada. La firma tiene que cubrir un agujero de al menos 8.000 millones de dólares (cifras del martes que, con toda probabilidad, serán superiores) ante la total desconfianza del mercado y con sospechas de fraude sobre Bankman-Fried.

El aún CEO de la plataforma, por su parte, ha anunciado el cierre de Alameda Research, firma de inversiones que está en el núcleo de sus distintos negocios. Su mensaje en Twitter tampoco conformó del todo a los inversores, ya que afirmaba que esto sucedería “de una forma u otra”, pero sin más precisiones. Un poco antes, había utilizado la red social con un mensaje más directo: "La he jodido".

Solo el inicio

Bahamas podría ser solo el punto de inicio de las acciones oficiales. “Ya estamos viendo las acciones de los reguladores de Estados Unidos a Japón. Esperamos más por venir y eso es lo que necesita el mercado cripto. Los usuarios se lastiman y necesitan protección”, destaca Jami Zeng, jefe de Investigación de Elite Capital Management, un administrador de fondos con sede en Hong Kong.

En Estados Unidos, la Comisión de Bolsa y Valores (SEC) se mantuvo en silencio aunque coninúa la investigación abierta hace meses sobre la filial de la compañía en ese país, FTX US. De acuerdo al periódico Wall Street Journal, las autoridades consideran que algunos de los activos de la filial, así como los productos de préstamo, son valores que debían estar registrados antes de ser vendidos a los inversores. Fuentes de la Casa Blanca detallaron a Reuters que el descalabro de la plataforma solo revela la importancia de una “regulación prudente”.

A nivel estatal, las autoridades de California han anunciado este jueves que todos los usuarios afectados que vivan en el estado pueden llamar a una línea telefónica especial para así presentar una reclamación colectiva.

Al mismo tiempo, los empleados de la filial estadounidense han tratado de captar dinero para cubrir el desequilibrio patrimonial, pero la empresa ya les ha sugerido que podrían no recibir su salario en un largo periodo de mucho tiempo. "FTX US parece estar preparada para pagar la próxima nómina al menos", escribió el consejero general de FTX US, Ryne Miller, en un mensaje interno al personal, cuya copia fue confirmada por Bloomberg News. "La gente debe prepararse para tomar sus propias decisiones según su situación personal". Miller dijo que no ha tenido mucha información clara de los fundadores y que está tratando de "preservar lo que sea preservable" de FTX US".

El regulador financiero japonés, FSA, ha solicitado a la filial local que suspenda todas las órdenes comerciales. Las autoridades han advertido que la empresa no tiene la capacidad de respaldar todas sus obligaciones financieras. Por el momento, FTX Japón no podrá recibir nuevos depósitos hasta el 9 de diciembre, a la vez que tiene que presentar un plan de acción ante el gobierno antes del próximo miércoles.

Múltiples filiales

Los intentos de los gobiernos por limitar el daño a los ahorristas locales se topan con una estructura empresarial diseñada para evitar estos mismos controles. Según detalla el Financial Times, el criptoimperio construido por Bankman-Fried contaba con al menos diez grandes firmas, establecidas a lo largo del mundo. Buena parte de ellas estaban registradas en paraísos fiscales como Islas Caimán, Antigua y Barbuda y otros.

Además, el periódico británico pone su atención en terceras firmas donde Bankman-Fried no está registrado de manera oficial, aunque sí otras personas de su entorno más cercano. Este es el ejemplo de la empresa Salameda, registrada en Hong Kong a nombre de Jen Chan, uno los jefes del equipo que lideraba el hasta ahora CEO de FTX.

Normas
Entra en El País para participar