Los trabajadores de Duro Felguera aceptan las condiciones del ERE planteado por la empresa

La compañía despedirá a 180 empleados con 28 días por año y un máximo de 15 mensualidades

Los trabajadores de Duro Felguera aceptan las condiciones del ERE planteado por la empresa

Luz verde de los trabajadores de Duro Felguera a las condiciones del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) planteado por la compañía hace un mes. Frente a una cifra inicial de 208 despidos en España más la amortización de otras 40 plazas en el extranjero, la entidad podrá rescindir un máximo de 180 contratos durante los próximos 18 meses una vez que ha obtenido en la votación de la mesa negociadora seis votos a favor y cinco en contra.

Las condiciones de las extinciones se han visto mejoradas frente a la oferta inicial. Así, de los 20 días por año trabajado y un máximo de 12 mensualidades planteados por el Grupo Duro Felguera al comienzo de la negociación, finalmente remunerará 28 días por año con un tope de 15 mensualidades. Además, estos números serán de aplicación durante los próximos 18 meses, supeditados a la carga de trabajo. De esta forma, si se produce una mejora significativa de la cartera de pedidos, la cifra final de despidos aún podría verse reducida.

Los representantes de CC OO, UGT y la sociedad Felguera-IHI (entidad formada con la japonesa IHI) han otorgado los seis votos a favor de la propuesta de la firma industrial, frente a los cinco en contra emitidos por la CSI (Corriente Sindical de Izquierda). Aunque los sindicatos intentaron que una vez pactadas las condiciones de salida, fueran los trabajadores que así lo decidieran quienes de forma voluntaria pudieran adherirse al ERE, finalmente no ha podido ser y la empresa será quien decida qué trabajadores abandonan el grupo industrial.

El Sindicato de Accionistas minoritario ha celebrado este miércoles que haya salido adelante la propuesta de la empresa y que el ERE, tal y como había solicitado la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi) vaya a ser finalmente consensuado. "No nos cabe duda alguna de que el adecuado dimensionamiento de la plantilla a la actual carga de trabajo constituye un hito para la viabilidad de la empresa y su vuelta a beneficios", ha señalado su presidente, Eduardo Breña. En este sentido, este sindicato se ha mostrado convencido de que si se reactiva la contratación y tras la entrada del socio industrial, "muchos de los afectados ahora por el ERE puedan retornar a la plantilla, pues cualquier accionista quiere a los mejores dentro de la empresa y Duro Felguera tiene profesionales de sobrada solvencia que no dudamos que retornarán a la entidad", ha añadido Breña. 

Duro Felguera consiguió el pasado año un rescate de 120 millones por parte de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), a los que hay que sumar otros seis millones que desembolsó el Principado de Asturias en la operación. Por este motivo, la presidenta de la SEPI, Belén Gualda, había advertido recientemente en el Congreso de los Diputados que la entidad no admitiría un ajuste de plantilla en Duro Felguera que no estuviera consensuado con los sindicatos.

Duro Felguera obtuvo en el primer semestre de este año un beneficio neto de 1,3 millones de euros, frente a las pérdidas de 11,1 millones registradas en los seis primeros meses de 2021. La multinacional asturiana elevó las ventas un 37%, hasta sumar 54,8 millones, y obtuvo un resultado bruto de explotación (ebitda) positivo de siete millones, frente a los número rojos de 13 millones del primer semestre del pasado año.

Pese a esta mejoría de su cuenta de resultados en un entorno geopolítico y económico marcado por la fuerte incertidumbre, la empresa comunicó en septiembre pasado a la CNMV que negocia con socios industriales para que apoyen una ampliación de capital. Duro Felguera aseguró entonces que se encontraba "en una fase muy avanzada para la incorporación de inversores estratégicos privados con un proyecto de futuro y capacidad financiera", algo que prevé que se materialice "próximamente" en una ampliación de capital. En este sentido, apuntó que tiene firmados memorandos de entendimiento "con una lista corta de socios industriales, proyectando una ampliación de capital que mejora su plan de viabilidad".

El hecho de que haya sido posible consensuar el ERE despeja ahora el camino para esa incorporación de un socio industrial, según han admitido fuentes sindicales, quienes han reconocido que la futura ampliación de capital ha estado planeando durante todo el tiempo que se han prolongado las negociaciones. El mercado brindó una buena acogida al pacto y las acciones de la firma se revalorizaron este miércoles un 11,65% hasta cambiarse a 0,72 euros.

Normas
Entra en El País para participar