Duro Felguera reduce a 180 los despidos que quiere pagar con 28 días por año trabajado

El plazo de ejecución del ERE se mantiene en 18 meses, supeditado a la carga de trabajo

Los trabajadores deberán votar si aceptan estas condiciones la próxima semana

Duro Felguera reduce a 180 los despidos que quiere pagar con 28 días por año trabajado

La negociación de la dirección del Grupo Duro Felguera y los sindicatos sobre el expediente de regulación de empleo (ERE) planteado por la compañía ha concluido este viernes con una nueva propuesta de la entidad tras haberse agotado el periodo de un mes de consultas que prevé la legislación laboral.

Así, la dirección de Duro Felguera ha reducido el número de despidos que considera necesario acometer para asegurar la viabilidad futura de la entidad. De una propuesta inicial de 208 en España más otros 40 puestos que se amortizarían en el extranjero, pasa a establecer un máximo de 180 salidas. También, mejora ligeramente las condiciones bajo las que se llevarán a cabo dichos ajustes. Frente a una indemnización de 20 días por año trabajado y un máximo de 12 mensualidades, la empresa acepta ahora pagar 28 días por año y establece el límite en 15 mensualidades. Lo que no varía es el plazo de ejecución del ERE, que mantiene en 18 meses.

En la práctica, esto significa que si a lo largo de ese periodo la carga de trabajo aumentara, la empresa podría replantearse algunos de los despidos. Se trata de una de las reivindicaciones de los sindicatos, que se han mostrado durante el proceso muy críticos con la dirección de la empresa. "No se puede decir al mismo tiempo lo mal que va la compañía, mientras mejoran todas las cifras de la cuenta de resultados y aumenta la cartera de pedidos", han reiterado estos días fuentes cercanas a la negociación.

Una vez presentada esta nueva oferta y concluido el plazo de negociación, los sindicatos celebrarán asambleas de trabajadores el lunes y martes próximos para recabar la opinión de la plantilla y el miércoles se llevaría a cabo la votación que deberá ratificar o rechazar el acuerdo.

Duro Felguera consiguió el pasado año un rescate de 120 millones por parte de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), a los que hay que sumar otros seis millones que desembolsó el Principado de Asturias en la operación. Por este motivo, la presidenta de la SEPI, Belén Gualda, había advertido recientemente en el Congreso de los Diputados que la entidad no admitiría un ajuste de plantilla en Duro Felguera que no estuviera consensuado con los sindicatos.

Fue a comienzos de octubre cuando comenzó el periodo de consultas entre Duro Felguera y los representantes de los trabajadores después del planteamiento de la empresa de aplicar un ERE que implicaría 208 despidos en Asturias y 40 fuera de España. En concreto, el ERE afecta a cuatro empresas del grupo: DSFA, DFOM, Mompresa y DF IHI.

Duro Felguera obtuvo en el primer semestre de este año un beneficio neto de 1,3 millones de euros, frente a las pérdidas de 11,1 millones registradas en los seis primeros meses de 2021. La multinacional asturiana elevó las ventas un 37%, hasta sumar 54,8 millones, y obtuvo un resultado bruto de explotación (ebitda) positivo de siete millones, frente a los número rojos de 13 millones del primer semestre del pasado año.

Pese a esta mejoría de su cuenta de resultados en un entorno geopolítico y económico marcado por la fuerte incertidumbre, la empresa comunicó en septiembre pasado a la CNMV que negocia con socios industriales para que apoyen una ampliación de capital. Duro Felguera aseguró entonces que se encontraba "en una fase muy avanzada para la incorporación de inversores estratégicos privados con un proyecto de futuro y capacidad financiera", algo que prevé que se materialice "próximamente" en una ampliación de capital. En este sentido, apuntó que tiene firmados memorandos de entendimiento "con una lista corta de socios industriales, proyectando una ampliación de capital que mejora su plan de viabilidad".

Los sindicatos explican que la supuesta incorporación de uno o varios socios industriales al capital de la compañía ha estado planeando durante toda la negociación del ERE.

 

 

Normas
Entra en El País para participar